España apuesta por reinventar la minería bajo el mar en los próximos 15 años

192
0
192

El primer seminario internacional europeo sobre los fondos oceánicos celebrado esta semana en la Fundación Ramón Areces, concluye con el compromiso manifestado por Rafael Conde, director general de relaciones económicas internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), por mantener y apoyar la vocación de este ministerio a la hora de impulsar la coordinación entre todos los agentes implicados en la exploración y explotación de los recursos minerales de los fondos oceánicos de modo que España pueda plantear una estrategia nacional que conduzca a resultados a corto, medio y largo plazo.

Conde destaca dos importantes retos para las próximas décadas, por un lado afirma que “no se puede transcribir lo que se sabe de la minería en tierra a la minería marina, por lo que hay que reinventar una ciencia nueva y convertirla en una actividad rentable” y por el otro, destaca la importancia de articular medidas de protección ambiental que aseguren la sostenibilidad de este patrimonio de la humanidad.

El organismo encargado de articular las medidas de protección y regular desde todos los ámbitos; ambiental, científico, jurídico y económico, lo que ocurra en las aguas de “La Zona” (área de los fondos oceánicos fuera de la jurisdicción de los estados costeros) es la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISBA). Jesús Silva, como representante de España ante este organismo de las Naciones Unidas, confía en la apuesta del MAEC y recalca el impulso que este seminario le ha ofrecido a España para posicionarse en este debate internacional, que deberá plasmarse en una apuesta por el fomento de la investigación en paralelo al desarrollo tecnológico, de modo que nuestro país consiga una posición relevante en el mercado empresarial que se prevé para los próximos 20 años y en el que diversos países ya están tomando posiciones.

Este foro internacional ha acogido también a varias empresas españolas como Repsol, que afirma que los últimos avances tecnológicos apuntan hacia una explotación cada vez más lejos de la costa y a mayor profundidad. Dada la importante base científica española, este seminario ha supuesto una oportunidad única para poner de relieve la necesidad de establecer una hoja de ruta en España en relación a la creación de consorcios entre entidades públicas y privadas para una explotación sostenible de los fondos marinos.

José Pedro Calvo, director del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) considera que el seminario ha afianzado la coordinación de esfuerzos y la optimización de recursos entre los tres organismos públicos de investigación; Instituto Geológico y Minero de España (IGME), del Conejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que investigan el lecho marino, como una de las claves para avanzar en una estrategia nacional. Destaca, además, la importancia en la cooperación de todos los ministerios implicados en la investigación y explotación del lecho marino para asegurar la presencia española en un mercado emergente; Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC), Ciencia e Innovación (MICINN), Industria, Turismo y Comercio (MITYC) y Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM)

Seminario internacional “los Fondos Marinos: la Nueva Frontera”

Este seminario ha reunido en Madrid a los principales expertos mundiales en la materia y analizará la situación actual y las experiencias de otros países en la materia. Para España ofrece una oportunidad inmejorable de concienciar a la comunidad científica y a la opinión pública en general sobre la necesidad de que nuestro país tenga un mayor protagonismo y actividad en un sector que representa una “nueva frontera” para el conocimiento científico y para los intereses estratégicos futuros de la economía mundial.

El área de los fondos oceánicos fuera de la jurisdicción de los estados costeros, denominada “la Zona”, abarca nada menos que 260 millones de kilómetros cuadrados. Una cifra tres veces superior a la suma de las jurisdicciones marinas de todos los países del mundo, y que apenas ha sido explorada. No obstante, existe un consenso entre la comunidad científica sobre el potencial que ofrece la exploración de estos recursos, considerados “patrimonio común de la Humanidad y regulados por la ISBA.

Entre los recursos minerales que pueden encontrarse se incluyen el petróleo, el gas natural, los hidratos de gas, los nódulos de manganeso, las costras ricas en cobalto, los sulfuros masivos ricos en hierro, zinc, níquel, oro o cobre, los áridos, y los yacimientos tipo placeres ricos en titanio, tierras raras, estaño, oro y diamantes. Si a estos recursos, se suman las biomineralizaciones con posibilidades como fuente de productos farmacéuticos, resulta evidente que la extracción de estos elementos y componentes, pueda ser de gran interés.

El tamaño y el valor de dichos recursos son poco conocidos, dado que la investigación en recursos marinos ha sido escasa y el desarrollo de la minería marina lento. Pero la actual oscilación del mercado mundial pone en relieve la importancia de ampliar el marco de conocimiento del lecho marino, como clave para el estudio de la viabilidad económica en la explotación de recursos minerales y en el desarrollo de nuevas tecnologías y actividades empresariales.

España, tradicional potencia marítima, tiene una especial responsabilidad en el fomento de la investigación científica en geología marina y en la exploración de los fondos oceánicos profundos en coordinación con países en vía de desarrollo, impulsando su infraestructura a través de proyectos conjuntos.

Contacto

Manuel Azcona
Departamento de Comunicación
Fundación Ramón Areces

Tel.: 91- 515 89 80

E-mail.: manuel_azcona@fundacionareces.es

Lucía Durbán Carmona

Gabinete de Comunicación

Instituto Geológico y Minero de España (IGME)

Tel:+34 696 931 676

E-mail: igme@divulga.es

Fuente: IGME

Comentarios