Los ríos del mundo se encaminan a una crisis sin precedentes, según Nature

498
0
498

Un informe internacional demuestra por primera vez el impacto en los ríos de todo el planeta. El estrés ambiental, la escorrentía agrícola, la contaminación y las especies invasoras amenazan los ríos que sirven al 80% de la población mundial. Según el estudio, que se publica en Nature, estas amenazas también ponen en peligro la biodiversidad del 65% de los hábitats de los ríos.

El equipo internacional ha cuantificado a nivel mundial el impacto de estos factores de estrés en humanos y en la biodiversidad rupícola a través de una serie de mapas. “Ya no podemos seguir examinando la seguridad del agua para los humanos y las amenazas de la biodiversidad de forma independiente”, declara Charles J. Vörösmarty, autor del estudio, director de la Iniciativa Ambiental Cruzada de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y profesor de Ingeniería Civil en la Escuela de Ingeniería Grove (EE UU).

“Necesitamos vincular ambas. El marco sistemático que hemos creado nos permite mirar al dominio humano y al de la biodiversidad en el mismo campo de juego”, añade el científico. El marco ofrece una herramienta para priorizar las respuestas de política y gestión de una crisis mundial del agua.

Muchos factores de estrés amenazan la seguridad del agua como los embalses que conllevan pocos efectos negativos en el suministro de agua de los humanos pero desafían “significativamente” la biodiversidad acuática ya que dificultan las rutas de migración y cambian los regímenes del flujo del agua.

“Tal y como sucede con la medicina preventiva, el estudio demuestra que diagnosticar y después limitar las amenazas en su fuente de origen local, en lugar de a través de costosos remedios y rehabilitación, es más efectivo y es el enfoque más sensato para asegurar la seguridad mundial del agua tanto para los humanos como para la biodiversidad acuática”, aclara Vörösmarty.

Los investigadores han integrado mapas de 23 factores de estrés diferentes y los han combinado en un sólo índice. “En el pasado, los diseñadores de políticas han estado ocupados tratando un problema cada vez. La imagen es más rica y con más significado cuando se consideran todas las amenazas de forma simultánea”, explica Peter McIntyre, autor principal del estudio, y profesor adjunto de Zoología en la Universidad de Wisconsin (EE UU).

Contaminación y estrés ambiental perjudican a los ríos

El estudio, que se publica en la revista Nature, ha permitido el análisis de los efectos de la contaminación, las presas y embalses, el uso excesivo del agua, las escorrentías agrícolas, las pérdidas de pantanos y la introducción de especies invasivas. Según los autores, los resultados son “cautelosos”, porque no cuentan con la suficiente información de factores de estrés adicionales como compuestos farmacéuticos y residuos mineros.

Los investigadores hallaron altos niveles de amenazas de incidentes para la seguridad del agua de los humanos en países desarrollados y en vías de desarrollo en todo el mundo. Entre las zonas afectadas se encuentran EE UU, prácticamente toda Europa y gran parte de Asia Central, Oriente Medio, el subcontinente indio y el este de China.

“Hemos desvelado un amplio operativo de la gestión principal a escala mundial. En el mundo industrializado, tendemos a comprometer nuestras aguas superficiales y, después, intentamos solucionar los problemas invirtiendo billones de dólares en cada uno de ellos. Podemos permitirnos hacer eso en los países ricos, pero los pobres no pueden correr con esos gastos”, declara Vörösmarty.

Los investigadores señalan que existen muchas soluciones efectivas en cuanto al coste. Por ejemplo, los ingenieros pueden revisar las normas de funcionamiento de las presas para obtener beneficios económicos al mismo tiempo que proporcionan la liberación del agua río abajo para conservar el hábitat y la biodiversidad. “Es necesario un enfoque más económico”, sostiene el autor.

Una estrategia denominada gestión integrada del recurso del agua, que equilibra las necesidades de los humanos y la naturaleza, podría cumplir este doble reto de establecer la seguridad en el agua para las personas y conservar la biodiversidad en el mundo en vías de desarrollo.

Fuente: SINC

Comentarios