Agbar lidera el proyecto CENIT Sostaqua de investigación para mejorar la sostenibilidad del ciclo urbano del agua

388
0
388

La Ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, presidió esta mañana, junto al presidente ejecutivo de Agbar, Angel Simón, la presentación de los resultados del proyecto Sostaqua que ha liderado esta compañía con el soporte del CDTI y la colaboración de 16 empresas, para mejorar la sostenibilidad del ciclo urbano del agua. Se trata de una de las mayores iniciativas de investigación sobre el agua en la historia de España.

Según ha subrayado la ministra, Cristina Garmendia, “nunca antes se había generado un consorcio público privado de investigación con una financiación tan potente en el ámbito del ciclo urbano del agua como éste”. Asimismo, ha señalado que la sostenibilidad medioambiental y energética, tiene un especial interés para el Ministerio de Ciencia e Innovación que se concreta en el esfuerzo inversor que el Ministerio realiza cada año en estos ámbitos a través del Plan Nacional de I+D.

Por su parte, Ángel Simón destacó 'la apuesta decidida de Agbar por la investigación y la innovación en el sector del agua, con una inversión el pasado año en R+D+i de 20,3 millones de euros, lo que equivale al 1’10% de la cifra de negocio de la compañía, el doble de la media anual de la industria española”. Asimismo, subrayó que el proyecto Sostaqua es un ejemplo a seguir en la vía de la “colaboración efectiva entre administración, mundo académico y empresas”.

Enmarcado en el Programa de Consorcios Estratégicos Nacionales en Investigación Técnica (Programa CENIT), Sostaqua es el resultado de cuatro años de trabajo que han supuesto la identificación de seis patentes, una marca y la puesta en marcha de 23 nuevos proyectos con importantes aportaciones técnicas orientadas a la mejora del medio ambiente.

Bajo el título de Desarrollos Tecnológicos hacia el ciclo urbano del agua autosostenible, el proyecto realiza un análisis sobre la sostenibilidad de los procesos del agua de abastecimiento urbano desde cuatro ámbitos complementarios: agua, residuos, energía y salud y medio ambiente. La investigación en estos cuatro vectores ha supuesto desarrollar 44 líneas de trabajo independientes, aunque agrupadas en diez actividades.

Por tratarse de un programa CENIT el objetivo es la investigación industrial a largo alcance, es decir, proyectos de investigación que generen conocimientos que sirvan de base para la creación de nuevos productos, procesos o métodos. El objetivo fundamental del proyecto Sostaqua ha sido investigar desarrollos tecnológicos que permitan una mayor disponibilidad de recursos hídricos y menor producción de residuos, con la consiguiente disminución de su impacto ambiental. Todo ello junto con una menor demanda energética y la protección de los aspectos sanitarios y medioambientales.

En el vector agua se plantea una mayor eficiencia de la desalación y una apuesta decidida por la reutilización de las aguas residuales depuradas y de las aguas pluviales. En el sector residuos, se opta por la valoración energética, la minimización y un seguro retorno en el medio. En el apartado energía, los objetivos se orientan a la autosuficiencia energética de la depuración y a la decidida apuesta por las energías renovables. Finalmente, el área de salud y medio ambiente, de una forma transversal a todas las actividades anteriores, centra su objetivo en revisar los procesos que ellas incluyen para alcanzar una mayor protección sanitaria y ambiental. .

Los resultados de Sostaqua favorecerán, entre otras cosas, la competitividad empresarial, al investigar sobre temáticas prioritarias en el campo del ciclo urbano del agua. Permitirán, además, caminar hacia una mejora en los ámbitos de la eficiencia energética, la disminución del impacto ambiental y la optimización de los procesos del ciclo urbano del agua con el objetivo de aportar soluciones sostenibles para el medio.

Junto a Agbar, el consorcio de empresas asociadas ha estado integrado por otras nueve grandes empresas (Canaragua, Clabsa, Cementos Molins Industrial, Degremont, Dow Ibérica, Emuasa, Labaqua, Sener y Solvay Ibérica) y seis pymes (Auma, Cric, Amphos 21, Remosa, Sineria y STC) de diferentes sectores y con reconocida actividad en I+D. Para el desarrollo de esta investigación de cuatro años, se ha contado además con la participación de 13 organismos públicos, universidades y centros tecnológicos de investigación con los que la agrupación ha firmado un total de 26 contratos.

Comentarios