Un nuevo estudio da la voz de alarma sobre la amenaza climática para el Ártico

47
0
47

Un grupo multinacional de especialistas en medio ambiente se ha unido al coro de voces que alertan de la amenaza que se cierne sobre la región ártica, tras realizar una investigación que indica que el cambio climático sigue haciendo mella en sus ecosistemas y su fauna, y también en los patrones meteorológicos en las zonas más pobladas del hemisferio norte. Sus conclusiones se resumen en la «Ficha informativa del Ártico» (Arctic Report Card), un estudio anual de las condiciones en la zona más septentrional del globo.

En el «frigorífico del planeta» se están registrando temperaturas sin precedentes, concretamente en Groenlandia, así como reducciones de la cubierta de nieve y de la superficie de los glaciares, según la Administración Nacional Océanica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), que coordina dicho estudio.

De los hallazgos del informe, firmado por 69 científicos, cabe destacar otra contracción del hielo marino estival (su extensión estival en el periodo 2009-2010 fue la tercera más reducida desde 1979, cuando empezó la vigilancia vía satélite), otra reducción de su grosor y un mínimo histórico de la duración de la cubierta de nieve desde que se viene haciendo seguimiento científico de la misma, desde 1966.

Los autores han descubierto que las temperaturas atmosféricas otoñales en el Ártico son más cálidas, lo cual trastoca la circulación atmosférica en dicha región y también en las latitudes septentrionales medias. En la época invernal del periodo 2009-2010 hubo temperaturas extremadamente bajas y nevadas notables en latitudes medias, así como alteraciones de los patrones de los vientos en el Ártico. Los investigadores atribuyen todo ello a una fase de la Oscilación Ártica, un patrón de la circulación atmosférica por la que la presión atmosférica sobre las regiones polares cambia de forma opuesta a la de las latitudes medias (a unos 45 grados norte) en escalas temporales que varían desde semanas hasta décadas.

«Como dice uno de mis colaboradores de la NOOA, "lo que vaya a suceder en el resto del mundo, sucede primero y en mayor medida en el Ártico"», declaró la Dra. Jane Lubchenco, subsecretaria de comercio para los océanos y la atmósfera y administradora de la NOAA.

«Además de afectar a los humanos y a la flora y fauna que habitan la región, el calentamiento de las temperaturas árticas y la disminución del permafrost, la cubierta de nieve, los glaciares y el hielo marino tienen repercusiones de gran envergadura en los sistemas físicos y biológicos de otras partes del mundo.»

«El Ártico determina en gran medida el clima y la meteorología del resto del mundo y constituye un importante espacio de cría y alimentación para poblaciones de aves, mamíferos y peces de relevancia en todo el planeta.»

La «Oficina de Programas Climáticos» de la NOAA elaboró por primera vez la «Ficha informativa del Ártico» en 2006, estableciendo así la referencia para las condiciones del Ártico al inicio del siglo XXI con el fin de detectar los cambios posteriores. Los autores han utilizado un sistema de codificación con colores: el rojo indica la disponibilidad de indicios sólidos de calentamiento en la zona y el amarillo denota impactos del calentamiento apreciables en varios indicadores climáticos y diversas especies.

Fuente.- CORDIS

Comentarios