Informe de la FEC: Europa puede asumir el liderazgo en la biotecnología marina

44
0
44

La Junta Marina de la Fundación Europea de la Ciencia (FEC) afirma en su último informe que Europa puede asumir el liderazgo en el ámbito de la biotecnología marina antes de 2020. Los últimos datos indican que el mercado de la biotecnología marina está valorado en 2.800 millones de euros y que posee el potencial de crecer hasta un 12 % anual si el sector y el ámbito académico cooperan.

Los expertos de la FEC señalan que los cuatro mares y dos océanos de Europa ofrecen condiciones variadas de temperatura, presión, luz y química, desde aguas costeras superficiales hasta la profundidad del océano. La Junta Marina de la FEC afirma que los cambios que permitieron que una miríada de organismos marinos sobreviviese en estas condiciones condujeron a una biblioteca viviente de diversidad, todavía explorada y explotada por debajo de sus posibilidades.

Los biotécnicos pueden utilizar estos recursos para desarrollar nuevos productos y servicios que, a su vez, contribuyan a ofrecer posibles soluciones nuevas para los desafíos que afectan a nuestro planeta, por ejemplo ofreciendo un suministro sostenible de alimentos y energía o nuevos procesos y materiales industriales, así como desarrollando nuevos fármacos y tratamientos de salud.

"La biotecnología marina no solo genera empleo y riqueza, sino que también puede contribuir al desarrollo de economías más inteligentes y más ecológicas", explica Lars Horn del Consejo de Investigación de Noruega y Presidente de la Junta Marina. "Japón, China y Estados Unidos ya están invirtiendo considerablemente en biotecnología marina. Si no nos ponemos manos a la obra, Europa saldrá perdiendo."

Uno de los modos en que los europeos pueden contribuir a la consecución de la Estrategia Europa 2020 es dando prioridad a los biocombustibles. Por ejemplo, el cultivo de microalgas para combustibles podría conducir a una reducción del 20 % de las emisiones de gases de efecto invernadero. La Junta Marina de la FEC considera que esta tecnología probablemente sea el mejor modo de controlar la bioenergía del océano, pero se requiere una investigación más exhaustiva para mejorar el rendimiento y reducir los costes.

Los expertos también señalan que las aguas de Europa constituyen una posible fuente de fármacos, biomateriales y productos industriales como biopolímeros (polímeros biodegradables). Investigadores europeos ya han empezado a desarrollar más de trece tratamientos de origen marino, algunos de ellos contra el cáncer. La biotecnología marina puede contribuir asimismo a aumentar la capacidad acuícola, ayudando de este modo a Europa a satisfacer la creciente demanda de pescado y marisco sanos y sostenibles.

El informe "Marine Biotechnology: a new vision and strategy for Europe" ofrece una hoja de ruta para la investigación europea en el ámbito y abarca un programa político y científico exigente, pero realista, para el próximo decenio. La Junta Marina destaca que, si se adoptan ahora las medidas adecuadas, Europa podría tomar las riendas de la biotecnología marina.

Entre las medidas mencionadas por la Junta figuran: la creación de una identidad más fuerte y la comunicación para mejorar la sensibilización sobre la investigación europea en materia de biotecnología marina; la mejora de las vías de transferencia tecnológica para estimular la cooperación entre la industria y la investigación; y el desarrollo de nuevos programas y estrategias de investigación para la biotecnología marina.

Fundada en 1995, la Junta Marina contribuye al fomento de la cooperación entre las organizaciones europeas de ciencias marinas para el desarrollo de una visión común sobre las prioridades de investigación y las estrategias para las ciencias marinas en Europa. La Junta representa a un total de 31 organizaciones de diecinueve países. Al adoptar una función estratégica, la Junta Marina ofrece a sus miembros un foro en el que se desarrolla el asesoramiento político en materia de investigación marina para las agencias nacionales y los políticos europeos. El principal objetivo consiste en fomentar la creación de un espacio europeo de investigación marina.

En relación con la visión para 2020 de la Junta para Europa, Maive Rute, directora de la Dirección de Alimentación, Agricultura, Pesca y Biotecnologías, perteneciente a la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea, señala: "Los recientes avances en el ámbito de la biotecnología marina prometen ser muy importantes, entre otras cosas para aplicaciones en el sector médico o para el desarrollo de nuevos fármacos y dispositivos de diagnóstico."

Fuente.- CORDIS

Comentarios