Se pone en marcha en Cartagena y Fuente Álamo un sistema integral de recogida de aguas residuales con 60 kilómetros de colectores

70
0
70

El consejero murciano de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, puso hoy en funcionamiento un sistema integral de recogida de aguas residuales en Cartagena y Fuente Álamo con 60 kilómetros de colectores que conducen las aguas a la depuradora para su tratamiento y posterior reutilización.

El titular de Agricultura y Agua y el concejal de Infraestructura de Cartagena, José Vicente Albadalejo, inauguraron los colectores de las pedanías de El Algar, Santa Ana-Miranda, La Puebla, Alumbres, La Aljorra, y El Mojón, que permiten disponer de más agua.

El conjunto de actuaciones comprende también la ampliación de la depuradora de Cabezo Beaza con un depósito de almacenamiento de hasta 10.000 metros cúbicos, que recoge las aguas residuales obtenidas de la lluvia para su tratamiento y permite regular un caudal constante evitando excesos de aportes puntuales.

El conjunto de obras ha contado con una inversión de más de diez millones de euros, con cargo al presupuesto de la Comunidad Autónoma y con el apoyo del Fondo de Cohesión de la Unión Europea en un 80 por ciento. Las actuaciones realizadas dotan de nuevos recursos hídricos para regadío a las zonas regables próximas y conectan a los pequeños núcleos de población a una depuradora.

28 kilómetros de colectores en Fuente Álamo

Por otra parte, el consejero de Agricultura y Agua y la alcaldesa de Fuente Álamo, María Antonia Conesa, pusieron hoy en funcionamiento una red de 28 kilómetros de colectores de recogida de aguas residuales para integrarlas en la depuradora del municipio para ser tratadas.

Las obras han consistido en la construcción de cuatro colectores de recogida de aguas residuales en la población de Las Palas, La Pinilla, El Escobar y Valladolises (Murcia), y permitirán que las aguas recogidas sean tratadas en la depuradora principal para su reutilización en el regadío local.

Los cuatro colectores han contado con una inversión de 7,3 millones de euros, financiados por la Consejería de Agricultura y Agua con ayuda del Fondo de Cohesión de la Unión Europea en un 80 por ciento.

Cerdá destacó que este “ambicioso proyecto resuelve los problemas de saneamiento y da cobertura a todo el término municipal”. El consejero de Agricultura y Agua remarcó que “Murcia lidera la depuración y reutilización de sus aguas”, lo que garantiza, añadió, “la sostenibilidad ambiental de los cauces y el aprovechamiento del agua tratada para regadío, dotando de recursos complementarios a la agricultura de la zona”.

El consejero de Agricultura y Agua añadió que la Comunidad “ha terminado la parte más importante del Plan General de Saneamiento y Depuración que son las grandes depuradoras municipales”, y añadió que “las actuaciones se extienden ahora a los pequeños núcleos para llegar al cien por cien”.

Fuente.- Gobierno de Murcia

Comentarios