Medio centenar de científicos y artistas analiza el tramo final del Guadalquivir en el libro ‘Del mar a la marisma’

33
0
33

La consejera de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía, Josefina Cruz Villalón, y el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, han presentado hoy en la Feria del Libro de Sevilla un nuevo volumen de la serie El Río Guadalquivir, en esta ocasión dedicado a Sanlúcar de Barrameda. Bajo el título ‘Del mar a la marisma’, la obra editada por la Junta de Andalucía recorre a lo largo de 500 páginas las profundas transformaciones que ha sufrido la desembocadura del Guadalquivir y que han hecho de Sanlúcar de Barrameda la principal puerta desde la que entraron nuevas culturas a Andalucía y desde la que la región exportó su identidad y riqueza.

La colección de libros Río Guadalquivir nació hace dos años con el objetivo de conformar una de las principales fuentes bibliográficas sobre la cuenca andaluza desde un análisis histórico, geográfico, natural, social, político y cultural. Si un primer volumen se dedicó al conjunto de la cuenca, con el libro dedicado a Sanlúcar se inicia la edición por parte de la Junta de una nueva serie de volúmenes en los que se realiza un estudio más pormenorizado de los distintos tramos del río.

‘Del mar a la marisma’ recoge los trabajos de 52 autores de distintas disciplinas científicas y artísticas expertos en el comportamiento del Guadalquivir en su desembocadura en la provincia de Cádiz. En su redacción han participado biólogos, geógrafos, hidrólogos, escritores historiadores, periodistas, arqueólogos o urbanistas procedentes de nueves universidades europeas, investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, del Espacio Natural Doñana o de la Fundación Medina Sidonia. Entre más de medio centenar de autores, coordinados por Javier Rubiales, esta obra cuenta con la colaboración de José Manuel Caballero Bonald, Eduardo Mendicutti, Juan Fernández Lacomba, Francisco García Novo, Miguel Ángel Losada, Jean-René Vaney, Antonio Tejedor o Liliana María Dahlma.

La obra está dividida en seis apartados temáticos: Paisajes y Naturaleza; El Tiempo –La Historia; Territorio y Ciudad; Actividades humanas; Arte y Literatura; y Turismo. La conformación del espacio, su geohistoria, sus paisajes, su naturaleza y la riqueza de su biodiversidad componen el primer bloque. Sanlúcar de Barrameda es una de las ciudades históricas europeas y al análisis de ésta se dedica el apartado segundo. El tercero de los capítulos estudia los aspectos urbanos, territoriales y arquitectónicos. El cuarto bloque aborda las actividades desarrolladas por el hombre en este territorio para el aprovechamiento económico, pasando en un quinto apartado a aquellas relacionadas con el arte y la literatura. La obra concluye con un estudio sobre el turismo en la zona.

En cada uno de estos apartados se agrupan los diversos estudios en los que se muestran distintos aspectos del Guadalquivir y su influencia en las distintas disciplinas científicas y artísticas. Todos estos artículos son completados con una amplia colección de ilustraciones, fotografías, pinturas, grabados, mapas antiguos y modernas imágenes rescatadas de variadas fuentes documentales nacionales e internacionales, desde archivos históricos andaluces hasta colecciones privadas. Entre las fuentes consultadas destaca el Archivo General de la Casa de Medina Sidonia, la Biblioteca Nacional, el Museo del Prado, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la Biblioteca Nacional de Francia, British Library, la Biblioteca del Congreso estadounidense, la Hispanic Society of America o los Archivos Vaticanos.

El consejero de Medio Ambiente, que calificó esta obra como uno de los tratados más ambiciosos sobre los últimos kilómetros del Guadalquivir, señaló que la desembocadura del río conforma uno de los ecosistemas más ricos y delicados del patrimonio natural andaluz, lo que exige una mayor implicación por parte de administraciones y ciudadanos en garantizar su conservación y, al mismo tiempo, hacer de este cauce uno de los motores del desarrollo sostenible de Andalucía.

La consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz, destacó también la necesidad de apostar por la sostenibilidad en este tramo final del Guadalquivir, haciendo compatible el desarrollo económico de su entorno a través de actividades agrícolas, pesqueras, turísticas y de navegación comercial con la protección de los valores naturales de este espacio.

Comentarios