Cómo medir los derechos al agua y saneamiento (II): Cumplimiento de obligaciones

281
3

Sobre el blog

Alberto Guijarro Lomeña
Ingeniero Industrial y Posgrado en Cooperación Internacional. Agua, saneamiento, Agenda ODS, desarrollo, sostenibilidad, RSE.
  • Cómo medir derechos al agua y saneamiento (II): Cumplimiento obligaciones

En mi anterior post daba algunas pistas para hacer operativo el marco de los derechos humanos al agua y al saneamiento. En el mismo me centraba en indicadores que pueden utilizarse para conocer la situación de las personas en relación con el disfrute de estos derechos.

Ahora me gustaría centrarme en aquellos indicadores que pueden emplearse para medir el cumplimiento de las obligaciones emanadas de los dos derechos. Estos indicadores pueden ayudar a las instituciones públicas locales, regionales y nacionales a introducir mejoras en la definición de políticas y medidas coherentes con los derechos al agua y saneamiento, pero también a otros actores con responsabilidades. Por ejemplo a entidades comunitarias o empresas que proveen servicios en el ámbito rural o urbano, y también a organizaciones sociales, de cooperación internacional o de derechos humanos y a asociaciones de usuarios que quieran realizar un seguimiento a las entidades con responsabilidades para demandar cambios en su manera de actuar. Finalmente, también pueden ser de utilidad a agencias internacionales que realizan fortalecimiento y acompañamiento de instituciones públicas o apoyan intervenciones en el sector del agua y saneamiento.

Los indicadores presentados provienen de la metodología definida y aplicada por ONGAWA en Nicaragua, por lo que sienta las bases para llevar a cabo procesos de medición de los derechos humanos al agua y al saneamiento a nivel local, regional y nacional. Por supuesto, estos indicadores deben ser adaptados según el contexto en el que se quieran aplicar, pero pueden ser un buen punto de partida para otros casos.

En primer lugar, tenemos los indicadores que pueden ser de utilidad para medir los esfuerzos realizados por un Estado para garantizar el disfrute del derecho. Éstos pueden agruparse en cuatro bloques: en el primero se muestran indicadores generales y vinculados a principios transversales de los derechos humanos al agua y al saneamiento; en el segundo y tercer bloque se incluyen indicadores vinculados al contenido normativo de los derechos humanos al agua y al saneamiento; en el cuarto bloque se presentan indicadores de los derechos al agua y al saneamiento vinculados conjuntamente con el derecho a la salud y el derecho a la educación.





En segundo lugar, debemos disponer de indicadores que permitan medir el cumplimiento de las obligaciones de los gobiernos locales (ver tabla siguiente), que son las administraciones más cercanas a la población y por tanto las que más directamente deben velar por el cumplimiento de los derechos al agua y al saneamiento de la ciudadanía. En este ámbito es preciso medir la capacidad que le otorga la legislación y la asunción de las correspondientes obligaciones legales, los recursos con los que cuenta (humanos, económicos…), la capacidad para tomar decisiones a partir de información pertinente y veraz y la capacidad de comunicarse con la población local. La medición de estos elementos permitirá identificar la brecha de capacidades existente para poder cumplir con las obligaciones y tomar las medidas necesarias para superarlas.


Finalmente, aunque las obligaciones en el marco de los derechos humanos recaen en los gobiernos, existen otros actores que también tienen responsabilidades. Tal es el caso de los proveedores de servicios de abastecimiento de agua y saneamiento, cuyas responsabilidades relativas al funcionamiento de los servicios incluyen medidas como asegurar que el agua que se suministra tenga la calidad adecuada, garantizar la regularidad del suministro, no discriminar a ninguna persona o colectivo en sus actividades, adoptar procedimientos imparciales en caso de desconexión por falta de pago y abstenerse de desconectar a las personas cuando no puedan pagar los servicios y la desconexión los deje sin acceso a niveles esenciales mínimos de agua.

El trabajo de ONGAWA en Nicaragua se centra en el ámbito rural, por lo que los indicadores expuestos a continuación sirven para medir el desempeño de las obligaciones de los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS) como proveedores de estos servicios en el ámbito rural. En otros casos habrá que adaptar los indicadores a otro tipo de contextos (ej. urbano) y entidades (ej. empresas públicas o privadas).



Cualquier persona interesada en profundizar en la definición y
utilización de estos indicadores puede consultar el informe sobre el
derecho humano al agua y al saneamiento aplicado al ámbito rural de Nicaragua
, realizado por ONGAWA en colaboración con la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad Politécnica de Madrid y organizaciones de la sociedad civil nicaragüense (La Cuculmeca y FANCA), con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Comentarios