Smart on the Water

106
0
(0)
  • Smart on the Water

Sobre el blog

Jaime La Iglesia Gandarillas
Profesor del Master en Ingeniería y Gestión del Agua de EOI (Escuela de Organización Industrial)

Blog asociado a:

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
106

Temas

Hoy en día empezamos a recibir mucha información sobre la aplicación de tecnologías inteligentes en la gestión del agua. Sin embargo, sistemas para el control en tiempo real de lo que ocurre en una instalación de agua existen desde hace mucho tiempo; lo que quizá no se haya conseguido sea aplicarlos de una manera "smart”, es decir, inteligente.

En todo caso y antes de empezar, quisiera hacer unas consideraciones previas. En primer lugar, en este escrito nos referimos al agua en general, sin entrar a diferenciar su uso: si es agua potable, regenerada, residual o la que nos encontramos en el medio natural. En segundo lugar, podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que el crecimiento de la población mundial, el desarrollo económico y el cambio climático son componentes que, por desgracia, se han llevado bastante mal con la gestión adecuada de las aguas.

Generalmente, las poblaciones se preocupan sólo por la obtención de agua potable de calidad, cada vez más escasa, postergando a un futuro incierto el adecuado tratamiento de las aguas residuales. Esto es un gravísimo error, pues hay que ver el agua como un todo, es decir, un ciclo cerrado que exige una especial atención en todas sus etapas. Es precisamente en este punto donde las tecnologías inteligentes deberían estar al servicio del ciclo integral del agua, con el objetivo de coordinar todo el proceso y, sobre todo, controlar el buen uso y gestión del agua, sea del tipo que sea.

Por otro lado, las tecnologías inteligentes al servicio de la gestión del agua tienen que encontrarse en el marco de toma de decisiones. Por ejemplo, en las soluciones de los procesos que se vayan a realizar con el recurso del agua, independientemente del uso que se le vaya a dar. Hace poco tuve la oportunidad de visitar una magnífica depuradora cuyo cauce receptor es un lago de Sudamérica, totalmente terminada... y completamente parada desde meses atrás. Por desgracia, entre otras cuestiones, no se consideraron aspectos tan importantes como la necesidad de contratar personal cualificado y la dotación de un presupuesto de mantenimiento y explotación adecuado para el sistema de depuración que se había ejecutado. Todo parece pensar que no se realizó un seguimiento inteligente de la información disponible desde el inicio del proyecto.

‘Smart water’ es implementar adecuadamente todas las herramientas de información y conocimiento que la tecnología pone a nuestro servicio para conseguir el mejor uso y gestión del agua.

En la Escuela de Organización Industrial (EOI) hacemos mucho hincapié en este sentido, pues nuestra filosofía no es sólo estar en la vanguardia de todo lo relacionado con el agua, sino también aprovechar las nuevas tendencias como ‘smart water’ a fin de lograr la máxima excelencia en los futuros gestores del agua.

No es tarea fácil y algunos podrían decir que es empezar la casa por el tejado, sobre todo si se tiene en cuenta la ausencia real, en muchos países, de un plan integral de aguas que incorpore a todos los actores implicados y que se comprometa con un presupuesto y acciones a medio y largo plazo. Esto requiere también, realizar un seguimiento de la huella hídrica y de carbono en todos los sectores y así conocer dónde están las demandas más acuciantes y como gestionarlas.

En España se ha llegado a grandes acuerdos en materia de inversiones en carreteras, ferrocarriles, alta velocidad y otro tipo de infraestructuras, todos ellos de indudable importancia, pero no se tiene en cuenta de una manera real la falta de agua, que sigue siendo una asignatura pendiente. No olvidemos que el uso mundial del agua en el sector primario y fundamentalmente en agricultura viene a ser el 70% del total consumido. O empezamos a tener una gestión y uso INTELIGENTE del AGUA o nos moveremos en fantásticos trenes y autopistas, pero no tendremos qué comer ni beber.

Finalizando y sin ponernos muy solemnes: pasemos del ‘Smoke on the Water’ de los geniales Deep Purple al SMART on the WATER del siglo XXI.

Comentarios