"Abengoa parte de una situación envidiable para el tratamiento de efluentes industriales"

886
0
  • "Abengoa parte situación envidiable tratamiento efluentes industriales"

Un contenido de:

Sobre la Entidad

Abengoa
Compañía internacional sevillana especializada en los sectores de la energía y el medioambiente, que desarrolla su negocio a través de las actividades de ingeniería y construcción, infraestructuras de tipo concesional y producción industrial. 

Publicado en:

iAgua Magazine Nº 7

En el nuevo panorama económico mundial, todos los actores dentro del sector industrial son conscientes de que las viejas fórmulas no funcionan. La nueva conciencia medioambiental se ha visto traducida en una regulación más restrictiva y un nuevo enfoque sobre los recursos naturales y su explotación, incluyendo al recurso más importante de todos: el agua.

Nos sentamos a charlar sobre la estrategia de la multinacional Abengoa dentro del sector del agua industrial con el director de Processes & Systems del área de agua de Abengoa, Rodrigo Segovia para que nos dé su punto de vista.

Rodrigo Segovia Abengoa

Pregunta -¿Por qué es interesante para Abengoa el sector industrial del agua?

Respuesta - Abengoa lleva trabajando en el sector industrial desde los años 70. Algunas de nuestras más antiguas referencias en obras de ingeniería en el sector del agua son proyectos de tratamiento de aguas de proceso, industriales y municipales por toda España. Actualmente, desarrollamos plantas de tratamiento en todo el mundo, en proyectos de agua de procesos, gestión de efluentes, tratamientos químicos… Varias décadas de experiencia avalan la labor y el buen hacer de Abengoa en este sector.

El agua es un bien imprescindible en casi todas las industrias y sectores. No es concebible el desarrollo adecuado de ningún proceso de producción sin requerir de una fuente constante y segura, tanto en calidad como en cantidad, de agua.

El agua es un bien imprescindible en casi todas las industrias y sectores

Particularmente, algunas industrias específicas presentan una especial vulnerabilidad, y en este respecto, Abengoa ha identificado cuatro áreas dentro del sector del agua industrial que comparten una serie de retos: el sector de la energía, el de la minería, los sectores del petróleo-gas y refinería-biorefinería, y alimentos (Food & Beverage). Se tratan de sectores ágiles y con un proceso de toma de decisiones más sencillo que el sector municipal, donde hay más intereses que gestionar.

Son las propias empresas de estos sectores, muchas de Estados Unidos y Latinoamérica, las que acuden a nosotros solicitando soluciones a los nuevos retos del sector, en una época caracterizada por la escasez hídrica. Sin duda la reutilización está jugando un papel clave en el sector industrial.

Lo que diferencia a Abengoa de otras empresas es la capacidad de ofrecer soluciones integrales y personalizadas de alto valor añadido para las empresas, concentrándonos en resolver todas sus necesidades relacionadas con el agua. Nuestro campo de actuación abarca desde la consultoría especializada, hasta el diseño y construcción de las instalaciones necesarias, incluyendo el O&M de las plantas para aquellos clientes que desean concentrarse en su labor productiva externalizando la gestión de residuos de sus plantas.

P. - ¿Cuáles son los retos del sector a los que te refieres?

R. - En la actualidad, el sector del agua industrial se enfrenta a varios retos y ofrece varias posibilidades únicas que Abengoa está especialmente capacitada para resolver.

Por un lado, existe el problema de escasez. El crecimiento de la población, los cambios en los patrones climáticos, y el aumento de la demanda por el crecimiento económico están causando un problema de demanda de este recurso.

Esto a su vez pone un estrés adicional sobre las fuentes existentes de agua, en muchos casos ya sobreexplotadas, que provocan un aumento sobre el precio del agua. Hoy en día, sectores como el de la minería o el del petróleo ya identifican la escasez de agua como uno de los 10 principales retos a los que se enfrentará el sector en la presente década.

Por otro lado, la contaminación es un factor clave. Tanto la sociedad como los organismos supranacionales como la UE actualmente exigen una legislación medioambiental más restrictiva. Esto es especialmente notable en el área del tratamiento de residuos y efluentes para las grandes industrias.

La reutilización está jugando un papel clave en el sector industrial

Todos estos elementos están propiciando un nuevo acercamiento a la forma que tenemos de tratar el agua y en particular los residuos industriales, fomentando la reutilización e incluso encontrar nuevas fuentes de agua a través de procesos como la desalación y desalobración. Una de las soluciones que se está dando por parte de la industria a este nuevo reto es la optimización del recurso del agua y la búsqueda de la reutilización del 100 % de las aguas residuales industriales incorporando sistemas de Vertido Líquido Cero, también conocidos como ZLD.

P. - ¿Puedes hablarnos un poco de estos sistemas de Vertido Líquido Cero?

R. - El acrónimo de ZLD proviene de Zero Liquid Discharge (vertido líquido cero), y se podría decir que es la nueva tendencia del sector. El nuevo panorama de la regulación medioambiental en materia de efluentes ha tenido, entre muchas otras consecuencias, el efecto de presionar y dar viabilidad económica a la “filosofía” de ZLD.

En general, entendemos por ZLD el tratamiento de aguas industriales de alta recuperación, esto es, la aplicación de diferentes técnicas para recuperar la práctica totalidad de los efluentes, minimizando o eliminando los vertidos que se devuelven al medio. En estos procesos, se reutiliza prácticamente la totalidad del agua a cada industria.

Existen varios tipos de tecnologías y procesos que pueden emplearse para obtener una alta recuperación de aguas residuales. Para alcanzar esta recuperación existe una primera etapa de concentración a través de membranas de ósmosis inversa, para finalmente pasar a una última etapa que utiliza tecnologías térmicas. De estas tecnologías térmicas, la más común es la evaporación y cristalización.

En un ZLD, los efluentes se someten a altas temperaturas y evaporan el agua dejando los residuos fuera de la misma, lo que permite reutilizar el agua que se obtiene de la condensación posterior. Por otro lado la cristalización es la condensación del efluente resultante en un sólido, que puede ser gestionado sin ser incorporado al ciclo hidrológico, con el consiguiente menor impacto medioambiental.

En definitiva, por ZLD entendemos aquellas tecnologías o procesos que nos ayudan a tratar y concentrar las aguas para devolverlas al medioambiente en forma de sólido y así reducir los vertidos maximizando la reutilización.

Sectores como el de la minería o el del petróleo ya identifican la escasez de agua como uno de sus 10 principales retos

P. - ¿Qué ventajas aportan los sistemas ZLD para el sector industrial?

R. - Las ventajas de estos sistemas son evidentes. Por un lado se reduce la emisión de agentes contaminantes y su incorporación al medio ambiente. Por otro, se consigue un mejor aprovechamiento del recurso original, gracias a sistemas de recuperación del agua para su posterior reciclaje.

Un factor a tener en cuenta es la energía. Al emplear tecnologías de evaporación térmica, en las soluciones de ZLD el consumo energético aumenta, frente a las soluciones convencionales. Este factor debe, no obstante, ser analizado en el contexto del ciclo completo del agua en cada planta, de forma individual. Con frecuencia, la reducción del consumo de agua y de los cánones de vertido compensa el coste energético final de los procesos ZLD. Esta es una de las principales áreas de investigación en la actualidad.

Un ejemplo de este trabajo es la incorporación de membranas de ultrafiltración (UF) y ósmosis inversa (OI) en los procesos de evaporación ZLD, con el objeto de maximizar su eficiencia energética y maximizar el agua que se extrae de este proceso.

P.- ¿Qué cabe esperar en este campo en el futuro?

R. - Como hemos venido diciendo, la nueva legislación medioambiental animará a más empresas a plantearse la opción de los sistemas ZLD, lo que fortalecerá el mercado.

Actualmente existe una búsqueda de alternativas a la evaporación térmica convencional, por ejemplo tecnologías incipientes como la ósmosis directa, la destilación por membranas o nuevos procesos de separación electroquímicos. Estas nuevas tecnologías podrían eventualmente sustituir o complementar a los sistemas de evaporación térmica actuales, y ofrecer unos costes energéticos menores.

Mientras que los métodos más convencionales de ZLD suelen ser los de evaporación y cristalización, nuestra experiencia nos ha conducido a estudiar otras opciones, como la electrodiálisis. Es además muy probable que se produzca una especialización de empresas y tecnologías en el tratamiento de efluentes en cada industria.

La electrodiálisis es una tecnología que utiliza la energía eléctrica para separar las sales disueltas en el agua. La electrodiálisis metátesis es una variante de esta técnica que utiliza membranas capaces de dejar pasar únicamente los iones de una determinada carga.

Acoplando esta tecnología con técnicas innovadoras de purificación de efluentes salinos y emergentes de concentración se puede incrementar el rendimiento de los procesos de desalación, al obtener un mayor volumen de agua desalada y disminuir el volumen total del concentrado producido. Por otra parte, la tecnología permitiría purificar y recuperar sales disueltas en la salmuera en forma de un producto sólido de valor, lo que mejoraría la sostenibilidad de los procesos de desalación.

La reducción del consumo de agua y de los cánones de vertido compensa el coste energético final de los procesos ZLD

Como la utilización de sistemas ZLD se restringe principalmente al sector industrial y los efluentes de cada industria tienen características específicas y diferentes, resultará natural que se produzca una especialización tecnológica. Aquellas empresas pioneras que logren demostrar al mercado su know-how y la fiabilidad y rentabilidad de sus procesos, se erigirán como líderes en el tratamiento de efluentes en el sector.

P. - ¿Cuál es el papel de Abengoa en este campo?

R. - Abengoa parte de una situación envidiable para el tratamiento de efluentes industriales en general, y particularmente en el campo de las tecnologías ZLD. Ser líderes en el sector energético (ciclos combinados, plantas termosolares y biocombustibles) y nuestra contrastada experiencia en el desarrollo de proyectos de desalación, aunados al carácter internacional y tecnológico de la empresa, nos ha permitido adquirir experiencia en el diseño y operación de sistemas de regeneración de efluentes y de sistemas ZLD en aguas de elevada complejidad.

Uno de los elementos clave es nuestro esfuerzo en I+D. En nuestro centro de investigación y desarrollo, llevamos varios años trabajando en sistemas de tratamiento, reutilización y aprovechamiento de efluentes salinos y en tratamientos biológicos de efluentes complejos, para ser capaces de ofrecer a nuestros clientes las soluciones tecnológicas más eficientes y fiables del momento.

Parte de estos esfuerzos en I+D se ven en el proyecto ZELDA que Abengoa desarrolla en colaboración con la Fundació CTM Centre Tecnològic, la empresa Fujifilm y la plataforma Europea del Agua (WssTP) y que pretende demostrar y promover la viabilidad técnica de la combinación de tecnologías alternativas a la evaporación térmica, principalmente la electrodiálisis metátesis (EDM), con procesos de recuperación de compuestos valiosos.

Desde Abengoa, seguiremos invirtiendo en nuestro desarrollo tecnológico para prestar soluciones en nuestros sectores industriales estratégicos, permitiendo a nuestros clientes centrarse en su labor productiva dejándonos a nosotros a cargo de todas sus necesidades de agua. Todo esto con el compromiso a la sostenibilidad y la dedicación características de Abengoa.

Comentarios