La Confederación Hidrográfica del Júcar y la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental, firman un Convenio de Seguimiento de los Regadíos

89
0
89

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Juan José Moragues, y el presidente de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental, Francisco Belmonte han firmado el Convenio de Seguimiento de las Medidas de Gestión de los Regadíos Superficiales de la mancha Oriental (UGH Superficiales), en la sede del organismo en Albacete.

Tras la firma, ha sido presentada la Comunidad General de Riegos los Llanos de Albacete por Juan Marco Jiménez Fernández y la junta de gobierno de la comunidad.

Objeto del convenio

El Convenio suscrito por la CHJ y la JCRMO, tiene por objeto la realización de una serie de trabajos de caracterización física y administrativa, así como de apoyo para la regularización de los aprovechamientos de aguas superficiales y mixtas en el ámbito de la JCRMO, con destino a regadío u otros usos.

Además servirá a la implementación de un nuevo sistema de información geográfico para la gestión de los aprovechamientos hídricos en la Mancha Oriental. Y finalmente servirá para realizar el seguimiento de las normas de gestión del uso del agua.

Comunidad General “Riegos los Llanos de Albacete”

La nueva comunidad de riegos, “Comunidad General, Riegos los Llanos de Albacete” tendrá su sede en la entidad local menor de Aguas Nuevas del t.m. de Albacete (Plaza de los Colonos nº 3).

La nueva sociedad está integrada por las Comunidades de Regantes “Príncipe de España”, “El Salobral”, “Las Barcas”, “El Tesoro-Cadillejo” y “La Naveta”, todas ellas en el término municipal de Albacete. Todo ello sin perjuicio de la posibilidad de incorporación futura de otras comunidades de regantes que se constituyan en la misma zona (actualmente está en tramitación la constitución de la Comunidades de Regantes “Santa Ana”, “Los Anguijes”, “La Laguna” y “Riegos San Isidro de La Herrera”).

Esta nueva comunidad, integrada por otras comunidades se constituye al amparo de lo dispuesto por el artículo 81.2 de la Ley de aguas (Texto Refundido aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio). Dicho precepto dispone que “Las comunidades de usuarios de aguas superficiales o subterráneas, cuya utilización afecte a intereses que les sean comunes, podrán formar una comunidad general para la defensa de sus derechos y conservación y fomento de dichos intereses”.

El objeto de la misma es el de asumir la defensa y representación de los intereses de las comunidades de regantes que la integran, y más en particular:

1.- La coordinación en el uso de los recursos procedentes de aguas superficiales que le sean asignados en cada momento y que afecten comúnmente a los intereses de los integrantes de la Comunidad General.

Procurar el uso eficiente y coordinado de las infraestructuras comunes que sean titularidad de la Comunidad General o las que le sean cedidas en uso, mantenimiento y explotación.

La representación colectiva de los intereses comunes de la Comunidad General ante otras entidades de derecho público y privado.

Las funciones de policía propias de la Comunidad General.

2.- La resolución de litigios que se produzcan entre las comunidades de regantes integradas en los asuntos de interés común.

3.- En general, todos los relativos a la defensa de los derechos que le sean comunes la conservación y fomento de dichos intereses, así como el ejercicio de cualquier otra facultad que le sea cedida o delegada por parte de su titular respecto a los intereses comunes de las comunidades que la integran.

La constitución de esta Comunidad general, responde al empeño prolongado de las comunidades que hoy la integran de agruparse en una entidad superior de representación (por ejemplo, la Comunidad de Regantes Príncipe de España ya auspició desde 2001, con aprobación en asamblea general, la constitución de una entidad de esta naturaleza) y ha sido fruto de un largo proceso formal y sustantivo que se inició formalmente en julio de 2007, con la solicitud presentada por diversas entidades de riego ante este organismo de cuenca.

La Comunidad general finalmente aprobada no ha quedado integrada por la totalidad de entidades que lo solicitaron, dado que algunas de ellas todavía no ostentan la condición formal de comunidad de regantes, sin perjuicio de que en el futuro puedan ir integrándose conforme alcancen tal condición.

En este procedimiento administrativo de constitución se han cumplido los trámites establecidos por los artículos 205 a 207 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico (Real Decreto 849/1986), habiendo informado asimismo favorablemente la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental (JCRMO); Junta a la que pertenecen, en cuanto tienen obligación, las comunidades de regantes de base agrupadas.

Comentarios