Los regantes del Canal de Estremera ya pueden explotar las obras de modernización, tras una inversión de 26 millones

141
0
141

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha firmado hoy el convenio para que la Comunidad de Regantes del Canal de Estremera (Madrid) explote las obras de modernización de la zona regable que se han llevado allí a cabo, con una inversión superior a los 26 millones de euros.

El director general del Agua del Ministerio, Juan Urbano, ha rubricado esta mañana el acuerdo de explotación en sede ministerial con el presidente de la Comunidad de Regantes del Canal de Estremera, Saturnino Gómez; acompañados por el director general de la Sociedad Estatal del Ministerio “Acuasur”, Emilio del Pozo; y representantes de la Comunidad de Madrid.

Urbano ha destacado que “esta actuación, ejecutada por el propio Ministerio a través de Acuasur, ha permitido modernizar un total 2.903 hectáreas de la zona regable del Canal de Estremera, ahorrando así 13 hectómetros cúbicos de agua al año respecto al consumo actual”.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sufraga un 50% de este proyecto a través de la sociedad estatal Acuasur. La Comunidad de Regantes del Canal de Estremera aporta un 30 por ciento del presupuesto, mientras que el 20 por ciento restante lo sufraga la Comunidad de Madrid.

“El objetivo del proyecto ha sido sustituir el sistema de regadío a manta existente por uno de presión, lo que permite reducir pérdidas y controlar los consumos, al tiempo que se consigue del nivel de vida de los agricultores y la mejora del medio ambiente”, ha explicado el director general del Agua.

Más de 85 kilómetros de tuberías

Las obras que se han ejecutado han consistido en la instalación de más de 85 kilómetros de tuberías de presión, con diámetros adecuados para asegurar la presión óptima en todos los hidrantes de la red.

También se han colocado las tomas y dispositivos necesarios para medir el caudal y regular la presión. Además, se han establecido cuatro puntos de captación directa desde el río Tajo y se han construido y montado cuatro estaciones de bombeo para garantizar el suministro.

El convenio suscrito contempla las directrices de explotación de la obra, así como la tarifa a abonar por la Comunidad de Regantes como usuarios de la obra.

Gestión de la Explotación

De esta forma, durante la gestión de la explotación de las obras, que se extenderá por un periodo inicial de 40 años, prorrogables por el plazo que establezcan las partes, los regantes se comprometen a efectuar en las obras las reparaciones necesarias para mantener las mismas en perfectas condiciones de uso.

En el convenio se acuerda también la constitución de una Comisión de Explotación, compuesta por representantes de los regantes y de la sociedad estatal Acuasur. Esta comisión, que se reunirá de forma periódica, deberá conocer e informar en relación con todas las cuestiones que afecten a la explotación.

Comentarios