Comienzan las obras del nuevo bombeo que reducirá el nivel del agua de la Balsa del Sapo, en El Ejido

98
0
98

La Junta de Andalucía ha iniciado las obras para la instalación de un bombeo adicional que permitirá incrementar la capacidad de evacuación del agua acumulada en la Balsa del Sapo, en Las Norias de Daza (El Ejido). La delegada de Medio Ambiente, Sonia Rodríguez, que ha asistido al inicio de los trabajos acompañada por el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y por representantes de la Asociación Cañada de Las Norias.

“El Gobierno andaluz es consciente del grave problema que afecta a los vecinos y agricultores del entorno de la Balsa del Sapo, y por eso la Consejería ha decidido poner en marcha, como medida prioritaria, un nuevo sistema de bombeo adicional a los ya existentes, que una vez que esté en funcionamiento va a permitir rebajar la lámina de agua hasta unos niveles de seguridad razonables, que en la actualidad se encuentran próximos a la cota 27 sobre el nivel del mar”, ha manifestado la delegada de Medio Ambiente.

Sonia Rodríguez ha destacado que "a pesar de las dificultades que tiene la Administración pública en estos momentos para abordar actuaciones de esta naturaleza y volumen de inversión, el Gobierno de la Junta ha priorizado esta obra, y prueba de ese compromiso que trasladó el consejero en su visita a El Ejido, es que hoy comienzan los trabajos para dar respuesta a los problemas que sufre la población de Las Norias de Daza”.

Nivel de seguridad

La nueva estación de bombeo –que está previsto que entre en funcionamiento en un plazo de seis meses- permitirá impulsar al mar 500 litros de agua por segundo. Esta estación se unirá al sistema actual de bombeo de 180 litros por segundo, que puso en marcha la Junta de Andalucía tras asumir las competencias de aguas en enero de 2005. En total, la capacidad de impulsión se elevará hasta 680 litros, que es el caudal mínimo estimado por el Instituto Geológico y Minero de España para reducir el nivel de agua de la balsa a la cota de seguridad. Y es que las lluvias excepcionales registradas en el invierno de los años 2009 y 2010 elevaron de forma notable el nivel de las balsas y demostraron que los bombeos actuales son insuficientes.

En cualquier caso, Sonia Rodríguez ha coincidido con los afectados en que el sistema de bombeo “es una solución paliativa y provisional” y ha reiterado su confianza en que “el Gobierno central inicie cuanto antes la obra del túnel de desagüe, una obra de emergencia que esperamos que resuelva el problema de forma definitiva”.

Casi 6 millones de inversión

El proyecto, que salió a licitación por 9,2 millones de euros, supondrá una inversión de la Junta de Andalucía de 5,7 millones de euros, cantidad por la que finalmente ha sido adjudicado a la Unión Temporal de Empresas Sacyr SAU-Prinur SAU-Obras y Representaciones Solagua SL.

Las obras consisten en la construcción de un nuevo sistema de captación de agua junto al existente, una nueva estación de bombeo, un edificio de válvulas y un nuevo calderín antiariete junto a los actuales. Asimismo se llevará a cabo la ampliación de la instalación eléctrica, una nueva conducción de aguas y una arqueta para vertido al cauce de la rambla Colomina.

El bombeo actual se realiza desde un pozo ubicado en una plataforma de escollera que ha sido ganada a la balsa. La balsa se divide en dos vasos y en cada uno hay una plataforma de escollera con dos pozos. Para el nuevo proyecto se construirán nuevos espigones, pozos, conducciones e instalaciones auxiliares en ambas balsas. Esta opción, diseñada para no interferir las estructuras de bombeo actuales, es la que menos afecta al entorno y quizá la menos compleja de ejecutar.

Comentarios