La Confederación Hidrográfica del Tajo aclara que la mortandad de peces en el embalse de Navalcán es un fenómeno que se debe al estiaje

100
0
100

(CHTajo) La Confederación Hidrográfica del Tajo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente aclara que la mortandad de peces que se ha producido en los últimos días en la presa de Navalcán, en la provincia de Toledo, no es un fenómeno extraordinario, sino que es propio del verano por la reducción del nivel de
oxígeno a consecuencia del aumento natural de la temperatura del agua durante el estiaje.

El fenómeno se ha visto agravado, en este caso, por haberse tenido que instalar el año pasado unas ataguías que permitieran operar y limpiar las compuertas sin tener que vaciar el embalse, lo que exigió reducir el volumen de agua almacenado hasta el nivel de aliviadero, hecho que, desgraciadamente, ha coincidido con el inicio de un periodo de escasez de aportaciones.

En cualquier caso, la mortandad de peces, que ya están siendo retirados por personal de la Confederación Hidrográfica del Tajo, no implica ningún peligro ni para las personas ni para el abastecimiento de agua a la Mancomunidad de la Campana de Oropesa y Cuatro Villas, que está perfectamente garantizado con las reservas actuales del embalse de Navalcán y la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP).

Por otro lado, la Confederación Hidrográfica del Tajo no considera apropiado en este momento limpiar el vaso del embalse, pues ello conllevaría el vaciado total del mismo, con el riesgo de hacerlo en un periodo de sequía como el actual.

Comentarios