Connecting Waterpeople

Laura Movilla: "Cada vez tenemos más conocimientos científicos sobre acuíferos transfronterizos"

  • Laura Movilla: "Cada vez tenemos más conocimientos científicos acuíferos transfronterizos"

Sobre la Entidad

CAF
CAF respalda los esfuerzos que realizan los países de la región para asegurar a toda la población el acceso a servicios adecuados de agua potable y saneamiento, y consolidar una visión integral del manejo de los recursos hídricos.

Expertos y líderes del sector del agua de América Latina y España se reunirán durante la VII Edición de los Diálogos del Agua América Latina-España, que tendrá lugar el próximo 6 de octubre, para dialogar sobre los desafíos que presentan los acuíferos locales y transfronterizos.

Los Diálogos del Agua América Latina-España forman parte de una plataforma estratégica de colaboración de largo plazo conformada por CAF -banco de desarrollo de América Latina- y el Reino de España, a través de los Ministerios para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MTERD), Asuntos Económicos y Transformación Digital (MAETD) y Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (MAEUEC). Además, también cuentan también con el apoyo de Casa de América y de iAgua.

Laura Movilla Pateiro, Profesora de Derecho Internacional Público de la Universidad de Vigo, España, realizará una presentación durante la sesión sobre "Gobernanza e hidrodiplomacia en acuíferos transfronterizos". Hablamos con ella para conocer un poco más sobre este tema.

Pregunta: Con base en su experiencia y como especialista en derecho internacional público ¿Considera que el nivel de regulación actual de los recursos hídricos subterráneos, en particular de los transfronterizos, es suficiente? ¿Por qué razón?

Respuesta: Si nos fijamos en el número de tratados o acuerdos sobre acuíferos transfronterizos específicos, su número es llamativamente bajo: apenas se han concluido una decena de ellos. Esta cifra llama la atención sobre todo si la comparamos con el número de acuíferos y masas de agua subterráneas transfronterizas –casi seiscientos- que ya se han identificado, así como con los cientos de tratados y acuerdos que sí existen sobre aguas superficiales transfronterizas. En mi opinión, una de las principales causas de esta escasa regulación de este recurso la constituye el propio desconocimiento que existe todavía en muchos casos sobre las características concretas de cada acuífero transfronterizos (su extensión, cantidad y calidad del agua, funcionamiento, etc.), ya que es muy difícil regular lo que no conocemos bien. En el terreno jurídico, no ayuda que no exista un tratado internacional global centrado en el régimen jurídico de los acuíferos transfronterizos que se pueda usar como marco.

Prácticamente la mitad de estos instrumentos no han adoptado la forma de tratado internacional sino de otro tipo de acuerdos que en principio no son jurídicamente vinculantes

La Convención de las NN.UU sobre el Derecho de los Cursos de Agua Internacionales de 1997 o el Convenio de la UNECE sobre la protección y utilización de los cursos de agua transfronterizos y de los lagos internacionales de 1992 no tienen una ratificación universal y solo proporcionan una regulación parcial de los acuíferos transfronterizos. Los principales instrumentos jurídicos globales especializados en esta materia, como el Proyecto de artículos de la Comisión de Derecho Internacional sobre los acuíferos transfronterizos de 2008, o las Disposiciones Modelo de la UNECE sobre aguas subterráneas transfronterizas de 2012, no son formalmente vinculantes.

P.- A partir de los acuerdos y tratados para acuíferos transfronterizos que se han ido logrando en los últimos años ¿Cuál cree que ha sido la principal evolución en su regulación?

R.- Los acuerdos y tratados sobre acuíferos transfronterizos que se han ido celebrando en los últimos años son muy heterogéneos en cuanto a su forma jurídica, extensión y contenido. Si examinamos su contenido, algunas de las pocas características que tienen en común la mayoría de ellos es el establecimiento de algún tipo de institución conjunta o mecanismos para el intercambio de datos e información. El intercambio de datos e información y el monitoreo continuo de los acuíferos tienen una importancia fundamental en relación con un recurso sobre el que existe todavía mucha incertidumbre, al mismo tiempo que constituye el primer paso y la base para una eficaz cooperación y gestión conjunta de un acuífero.

P.- ¿Qué tipo de mejoras o buenas prácticas se vislumbran para los próximos acuerdos que se podrían firmar? ¿Destacaría alguna regulación concreta por su importancia y/o singularidad?

R.- Otra cuestión que llama la atención en relación con los acuerdos y tratados sobre acuíferos transfronterizos que se han ido desarrollando en los últimos años es que prácticamente la mitad de estos instrumentos no han adoptado la forma de tratado internacional sino de otro tipo de acuerdos que en principio no son jurídicamente vinculantes. Ello supone un notorio contraste en relación la regulación de las aguas de superficie, donde la inmensa mayoría de los instrumentos jurídicos desarrollados sobre los curso de agua son tratados internacionales y, por lo tanto, jurídicamente vinculantes. Esta opción jurídica presenta ciertas ventajas, ya que constituyen una opción no demasiado exigente para los Estados para animarse a dar un primer paso en la cooperación en torno a este recurso y sobre la que no hay tanta experiencia como en relación con las aguas superficiales. Además, estos instrumentos distintos de los tratados internacionales pueden ser celebrados por otras entidades distintas al Estado, como las autoridades locales a ambos lados de la frontera, que muchas veces son las que están más directamente involucradas en la gestión de esos acuíferos y pueden tener más interés y voluntad de cooperar transfronterizamente en relación con este recurso que las autoridades centrales de los Estados.

Resulta relevante la celebración de eventos como estos diálogos, que contribuyen a la diseminación y capacitación sobre esta incipiente regulación y buenas prácticas

Pueden citarse como ejemplo en este sentido y en el contexto del Acuífero Guaraní el Acuerdo de entendimiento entre la municipalidad de Concordia, República Argentina, e Intendencia de Salto, República Oriental de Uruguay, de 23 de marzo de 2017. En otro ejemplo,el de la Carta de Intención entre municipalidades, juntas de agua, instituciones nacionales y regionales para la gobernanza integrada del acuífero Ocotepeque – Citalá, compartido por El Salvador y Honduras en la región del Trifinio, de 22 de febrero de 2019, las partes resultan todavía más variadas, incluyendo a alcaldes municipales, los representantes de las Juntas Administradoras de Sistemas de Agua Potable de ambos países en esa zona, el Presidente de la Red de Mancomunidades de la Región Trifinio, representantes de la Comisión Trinacional Plan Trifinio, y representantes de los Ministerios de medio ambiente de ambos países.

P.- En su opinión ¿Qué aspectos y condiciones básicas se deben tener en cuenta para impulsar la regulación de los acuíferos transfronterizos que a la fecha no cuentan con algún tipo de acuerdo o tratado?

R.- Lo primero es conocer el recurso que queremos regular, por lo que si en un caso concreto esta información no es suficiente, debería empezarse dirigiendo la cooperación hacia la realización de estudios conjuntos sobre el acuífero, estableciendo algún de algún tipo de mecanismo de intercambio de información y monitoreo sobre el mismo.

A partir de ahí, instrumentos jurídicos internacionales como los mencionados Proyecto de artículos de la Comisión de Derecho Internacional sobre los acuíferos transfronterizos de 2008, o las Disposiciones Modelo de la UNECE sobre aguas subterráneas transfronterizas de 2012 proporcionan amplias directrices que los Estados u otras entidades pueden utilizar de base para diseñar el régimen jurídico más adecuado a las circunstancias hidrogeológicas, climáticas, políticas, sociales o económicas concretas que rodean a un determinado acuífero transfronterizo. De hecho, la Asamblea General de las NN.UU ha instado a los Estados en varias de sus resoluciones a usar el Proyecto de artículos de la CDI como guía a la hora de diseñar acuerdos y tratados específicos sobre acuíferos transfronterizos.

P.- El próximo 6 de octubre se celebrarán los Diálogos del Agua América Latina-España en los que participará como ponente. ¿Qué idea principal le gustaría que se llevaran los asistentes?

R.- Destacaría en relación con los acuíferos transfronterizos que, aunque se trata de un recurso rodeado en muchos casos todavía de incertidumbre y cuyo régimen jurídico no se encuentra todavía demasiado desarrollado, cada vez tenemos más conocimientos científicos sobre ellos, más herramientas jurídicas para formular la cooperación en torno a los mismos, y más ejemplos de buenas prácticas que podemos utilizar como guía. Por ello resulta tan relevante la celebración de eventos como estos diálogos, que contribuyen a la diseminación y capacitación sobre esta incipiente regulación y buenas prácticas.

La redacción recomienda

23/07/2021 · Agro · 69

"La Agenda de Agua de CAF es consciente de un binomio de agroexportación y agricultura familiar"