El Gobierno de Navarra organiza una jornada sobre el mundo rural frente al cambio climático

38
0
38

El Gobierno de Navarra ha organizado hoy la jornada Cambio Climático y mundo rural: oportunidades para un tránsito necesario” . El principal objetivo de este encuentro, en el que ha participado un centenar de profesionales, es la difusión de experiencias y conocimientos que permitan detectar las oportunidades de desarrollo y necesidades del mundo rural en relación con el cambio climático. En la apertura del acto, que se ha celebrado en el salón de actos del Departamento de Desarrollo Rural, Industria, Empleo y Medio Ambiente, han participado el director general de Agricultura y Ganadería, Ignacio Guembe y Francesc Alcoverro, de la Dirección General de Desarrollo Rural de la Generalitat de Catalunya.

La jornada se enmarca dentro del proyecto “Oportunidades de negocio en el mundo rural frente al cambio climático”, liderado por la Direcció General de Desarrollo Rural de la Generalitat de Catalunya, que ha contado con la colaboración del Gobierno de Navarra (a través de la Dirección General de Desarrollo Rural y del Centro de Recursos Ambientales de Navarra CRANA) y del Centro de Desarrollo Rural Integrado de Cataluña (CEDRICAT). El proyecto está financiado en un 90% por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino a través del Programa de Desarrollo de la Red Rural Nacional 2010-2013.

A lo largo de la mañana se han desarrollado las siguientes ponencias: “Escenarios climáticos: preparando el campo”, por parte de Ernesto Rodríguez, de la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET; “Adaptando el campo al cambio”, a cargo de Ana Iglesias, profesora del Departamento de Economía y Ciencias Sociales Agrarias de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y miembro del Panel Internacional de Cambio Climático (IPPC) desde 1995; y “Manifestaciones del cambio climático en los bosques ibéricos. Algunos ejemplos”, de Martí Boada, miembro del Comité español del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y comisionario en Cataluña del Año Internacional de los Bosques 2011.

Asimismo, se ha celebrado la mesa redonda “Metodologías de cálculo de la huella de carbono” en la que han intervenido Alberto Lafarga, del ITG Agrícola; Óscar del Hierro Cerezo, de Tecnalia; y Fermín Domench, de la Unión de Cooperativas Agrícolas de Navarra (UCAN), y se ha hablado del Programa de ayudas a la implantación de MTD (Mejores Técnicas Disponibles), por parte de Isabel Gárriz, de la Sección de Fomento de Explotaciones Agrarias del Gobierno de Navarra, y Maite Aguilar Ramírez, del ITG Ganadero.

Ha cerrado el programa la jefa de Negociado de Planificación Forestal del Gobierno de Navarra, Yolana Val, con la conferencia “Estrategias y buenas prácticas forestales en Navarra”.

“Oportunidades de negocio en el mundo rural frente al cambio climático”

Este proyecto surge para identificar y analizar oportunidades de desarrollo vinculadas con las políticas de mitigación y adaptación de esta problemática ambiental, así como el interés y la viabilidad de esas oportunidades en área rurales. Para ello, los principales ámbitos de estudio que se han tenido en cuenta son los sumideros de carbono (sistemas naturales que absorben y almacenan el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera), relacionados directamente con la actividad forestal, y la generación de energía a partir de biomasa, biogás o purines. En este contexto, cabe señalar que se han llevado a cabo reuniones con organizaciones y agentes sociales del ámbito rural navarro.

Según la estrategia de cambio climático del Gobierno de Navarra, las emisiones asociadas a la agricultura suponen 1.181.698 de toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que supone el 19% de las emisiones de la Comunidad Foral. A pesar de las cifras, se trata del sector que menos ha aumentado sus emisiones entre 1990 y 2009, un 4%. Por otra parte, los bosques y pastos de Navarra en el periodo 2003-2008 han absorbido o evitado 2.826.631 toneladas de CO2.

El sector primario es uno de los sectores más condicionados por el cambio climático, el régimen de lluvias, las olas de calor, los fenómenos atmosféricos extremos, con lo que está obligado a reorientarse, tanto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a su actividad, como para adaptarse a un clima cambiante.

Asimismo, la actividad de agricultores y ganaderos tiene un alto potencial de fijación de las emisiones de carbono en suelos y bosques y juega además un papel clave en la reducción de emisiones, mediante la sustitución de materias y energías fósiles por biomasa y la transformación de residuos agrícolas, ganaderos y forestales en materias primas que se convierten en recursos energéticos.

Comentarios