¿Especies marinas sin hogar? La culpa es del cambio climático

26
0
26

(CORDIS) Un reciente estudio internacional indica que el aumento de las temperaturas afectará a los hábitats de animales y plantas y que muchos de ellos se verán obligados a abandonar su entorno habitual y encontrar nuevos ambientes; algunas especies marinas no tendrán a dónde ir. Los resultados del estudio, publicado en la revista Science, indican cuán difícil resultará a las especies marinas adaptarse a los cambios.

Los científicos, dirigidos por la Asociación Escocesa de Ciencias del Mar (SAMS) del Instituto Marino de Escocia (SMI), Reino Unido, compararon los cambios térmicos tanto en tierra como en el mar y en todas las regiones durante el período comprendido entre 1960 y 2009. Los datos ayudaron a los investigadores a realizar proyecciones de las velocidades a las que las poblaciones de especies terrestres y marinas se verían obligadas a desplazarse para hacer frente a los cambios térmicos. Sus resultados muestran que no hay diferencias significativas entre las tasas de movimiento en ambos entornos.

«Cuando aumentan las temperaturas, las plantas y los animales que necesitan un ambiente más frío se trasladan a regiones nuevas», explicó el Dr. Mike Burrows de la SAMS. «La tierra se está calentando tres veces más rápido que el océano, por lo que simplemente cabría esperar que las especies terrestres se trasladen tres veces más rápido, pero no es el caso. Si la temperatura en tierra aumenta demasiado para algunas especies, éstas pueden desplazarse a zonas altas donde las temperaturas son generalmente menos calurosas. Pero muchas especies marinas que habitan en la superficie del océano o cerca de éste no cuentan con esa posibilidad. A medida que suban las temperaturas, especies como los peces podrán descender hacia aguas más profundas para encontrar el ambiente más frío que prefieren, pero otras especies, como las plantas marinas o los corales, cuyo desplazamiento es muy lento, tendrán que seguir avanzando hasta encontrar un hábitat adecuado y podrían quedar atrapadas si no hubiera lugares más frescos a los que puedan ir», añadió. 

Por su parte, el Dr. John Bruno de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) está de acuerdo en que a las especies marinas les resultará mucho más difícil adaptarse al cambio climático. «El quedarse atrapadas en un ambiente cada vez más cálido puede causar una disminución del crecimiento, reproducción y supervivencia de especies oceánicas tan importantes desde el punto de vista ecológico y económico como pueden ser los peces, los corales y las aves marinas», declaró el Dr. Bruno, uno de los autores del estudio. 

Los resultados del estudio también aclaran la variación de la temperatura superficial del océano dentro de una región muy pequeña. Esta variación también provoca el traslado de algunas especies. Por ejemplo, las temperaturas marinas que marcan el inicio de la primavera se adelantan unos cinco días por década en la costa este de los Estados Unidos, mientras que en la costa oeste no se ha materializado ningún cambio. 

«Las áreas donde las especies tendrían que reubicarse lo más rápido posible para adelantarse a los cambios climáticos son focos de biodiversidad importantes, como el Triángulo de Coral en el sudeste asiático», continuó el Dr. Burrows. «Nuestro estudio podría ayudar a los conservacionistas a prepararse para el cambio y proteger los futuros hábitats de los corales», concluyó. 

En el estudio participaron expertos de Alemania, Australia, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Reino Unido y Sudáfrica.

Comentarios