SARGA lucha contra el Mejillón Cebra en Mequinenza

93
0
93

(Aragón) La Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental, SARGA, a través de su servicio de la Oficina del Regante, continúa invirtiendo sus esfuerzos por trabajar la implantación de métodos de lucha contra el Mejillón Cebra en instalaciones de riego. De esta forma, la empresa pública apuesta por la continuidad del estudio de esta especie invasora, a pesar de haber concluido las investigaciones del proyecto nacional “Control de Mejillón Cebra y sus afecciones en la Cuenca del Ebro”, que facilitaban la financiación del mismo.

Para ello, con una dirección y ejecución íntegra por parte de la empresa, se están realizando pruebas de implementación de métodos de lucha en la Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza, para que posteriormente, en función de los resultados obtenidos, el sistema pueda ser implantado en otras comunidades de regantes de Aragón afectadas por dicha plaga. De hecho, este servicio, también se oferta y abre a cualquier Comunidad de Regantes o entidad que se vean afectadas por la plaga.

Los trabajos realizados en Mequinenza se han centrado en el control de la plaga, así como la ejecución de cloraciones controladas en el sistema de riego. En el primero de los aspectos (control), las actuaciones se han centrado en el diseño de monitorizadores instalados en lugares en los que se reproducen las condiciones idóneas para la fijación y desarrollo del mejillón. Para hacer seguimiento de la evolución de la plaga periódicamente se extraen de dicho monitorizador unas placas de control que son llevadas a laboratorio para realizar el conteo de los mejillones fijados en ellas.

También destacar, dentro de las medidas de observación y control, la toma de muestras de agua con el fin de analizar la concentración de larvas, además de la instalación de placas testigo para controlar la evolución de esta plaga en el interior de la balsa, a través del número de individuos fijados en ellas.

Cloración: control medioambiental y rentabilidad económica en su uso

Otro de los aspectos a trabajar es el proceso de cloración con el fin de obtener datos en torno a efectividad de la aplicación, optimización económica del tratamiento, y lo que es más importante, administración precisa de dosis que garanticen una actuación sostenible medioambientalmente.

Para ello desde SARGA se han realizado seis sesiones de cloración y se ha estudiado el comportamiento del cloro en la red de riego, de cara a establecer las pautas de tratamiento que mejor se adaptan a las características de esta comunidad de regantes.

Estas pruebas, desarrolladas a lo largo de 2012 y que se pretende tengan continuidad en 2013, son fruto de un trabajo previo desarrollado desde 2009: el proyecto nacional “Control de Mejillón Cebra y sus afecciones en la cuenca del Ebro”, iniciativa promovida por Sarga y la Universidad de Zaragoza. En dicho estudio y en el que, con la colaboración del Centro de Transferencia Agroalimentaria, se realizó un ensayo en el que, con las dosis adecuadas, se demostró la nula influencia negativa de los componentes de cloro y peróxido de hidrógeno en la capacidad productiva de los frutales.

De esta forma, SARGA aprovecha los datos afianzados de este proyecto para dar continuidad al estudio de diversos métodos de control para lograr mayor eficiencia a menor coste. También se seguirá evaluando en este sentido diversas estrategias de aplicación de productos químicos (tratamientos continuos, semicontinuos y puntuales de choque).

Comentarios