El Ministerio de Obras Públicas de Chile publica el pronóstico de disponibilidad hídrica 2012 – 2013

75
0
75

(MOP-Chile) El ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, junto al director general de Aguas, Matias Desmadryl, y la directora nacional de Obras Hidráulicas, Mariana Concha, entregó esta mañana el Pronóstico de Disponibilidad Hídrica para la temporada 2012 – 2013.

El documento, elaborado por la Dirección General de Aguas, entrega detalles sobre la disponibilidad del recurso para los meses venideros y es una herramienta clave para la planificación de los sectores productivos y que permitirá coordinar las acciones que sean necesarias para disminuir los posibles efectos negativos de la escasez hídrica.

De acuerdo con el texto, y tal como se esperaba, el panorama es complejo. La continua sequía que ha enfrentado la zona norte y centro del país en las últimas temporadas ha reducido la disponibilidad de los recursos hídricos, dejando al país en una situación debilitada y con distintos grados de déficit, que van desde 30% a 80%, según sea el caso. En comparación con el año pasado, las reservas son menores en zonas como la región del Maule y la cuenca del río Ñuble, en la región del Biobío.

A pesar de esta situación, el ministro Golborne destacó que “la buena noticia es que en materia de agua potable podemos asegurar que el suministro de este vital elemento para la población en estas regiones está totalmente garantizado, y en materia de riego vamos a requerir una administración muy rigurosa de los embalses para pasar esta temporada de riego durante este verano. No debiésemos tener ningún problema, sin embargo en algunas zonas vamos a terminar con embalses realmente en niveles de escasez mayor”.

Respecto a los grandes embalses de regulación interanual, se espera que terminen la temporada con volúmenes inferiores a los actuales. Entre ellos, destaca la situación del embalse Santa Juana (R. de Atacama), el cual se prevé finalizará la temporada con un 29% de su promedio (35 mill/m3). El sistema Puclaro (R. de Coquimbo), el cual se espera que termine bastante bajo, a un 12% de su promedio (19 mill/m3). En tanto, el sistema Paloma, también en la región de Coquimbo, podría terminar la temporada de riego con reservas escasas.

Más hacia el sur, se estima que el embalse Laguna del Maule (R. del Maule) llegará a un 21% de su promedio (200 mill/m3), mientras que el embalse Lago Laja (R. Biobío) disminuirá sus recursos hasta llegar a un 23% del promedio (unos 750 mill/m3).

“Esta temporada de riego va a requerir una coordinación muy importante entre los distintos regantes. Vamos a apelar también a la solidaridad, vamos a apelar a la buena voluntad de aquellos que disponen de mayores derechos de agua para poder paliar una situación que es compleja y que tenemos que superarla entre todos”, dijo el titular del MOP.

Además, hizo un importante llamado “a que trabajemos juntos para gestionar adecuadamente cada una de estas cuencas y podamos tener una temporada de riego que permita entregar los suministros de alimentos que el país también necesita”.

El pronóstico abarca desde la cuenca del Río Copiapó hasta la cuenca del Río Ñuble y está basado en datos obtenidos al 31 de Agosto. Por su parte, el reporte hídrico se refiere a la situación del país durante el último mes.

Situación hídrica al mes de agosto

Respecto a la situación hídrica del país al mes de agosto, el ministro Golborne indicó que sigue siendo deficitaria, manteniéndose la tendencia registrada en los meses pasados.

Según el informe elaborado por la DGA, los embalses disminuyeron en 2% sus reservas con respecto al mes pasado, ubicándose 49% bajo su promedio histórico y 11% en comparación a la misma fecha en 2011. La baja se explica principalmente en la disminución que presentaron algunos de los embalses de mayor tamaño como Rapel, Ralco y Lago Laja. El volumen total representa 33% de la capacidad de almacenamiento.

El comportamiento varió según su tipo, siendo los de agua potable los únicos que se ubican sobre los registros de 2011. En este caso, el aumento es de 74%. Ahora bien, respecto al mes pasado el alza es de 8%. Por su parte, los dedicados a la generación disminuyeron en 13% sus reservas en comparación a julio y tienen 7% menos que su promedio histórico. Al contrastarlos con 2011 la diferencia es de -16,4%.

Los embalses dedicados al riego registraron un aumento de 17% en relación con el mes anterior, pero están 23% bajo los recursos acumulados a la misma fecha en 2011 y -56% bajo su media. En tanto, los mixtos -dedicados a la generación y riego- evidenciaron una reducción de 4,8% frente a julio, de 2,2% respecto al año pasado y una diferencia de -61% frente a su histórico.

En cuanto a las precipitaciones la DGA indicó que agosto se caracterizó por registrar bajas precipitaciones para la época. El déficit pluviométrico de julio cambió la situación de normalidad que se advertía en junio, por una condición deficitaria de diversa magnitud.

Las regiones de Atacama y Coquimbo presentan déficits superiores a 90%, mientras que desde la región de Valparaíso al sur, éstos varían entre 30% y 40%.

Por su parte, las precipitaciones nivales fueron escasas, por lo que la acumulación total es escasa, siendo cercana a 40% en la región de Coquimbo, a 50% en las regiones de Valparaíso y Metropolitana y 35 % en las regiones del Maule y BioBío.

En tanto, los caudales registraron un descenso generalizado. En la zona norte, regiones de Atacama y Coquimbo, los ríos mantienen sus caudales cercanos a sus valores mínimos, con caudales levemente menores que los del año pasado, mientras que desde Valparaíso al sur ningún río supera su promedio, aunque se mantienen aún sobre sus mínimos. Con respecto a igual fecha del año pasado, los caudales actuales son superiores entre las regiones de Valparaíso y de O’Higgins.

El titular de Obras Públicas también se refirió a las iniciativas que está llevando adelante el gobierno en esta materia a través de la construcción de nuevos embalses y nuevos proyectos que permitirán aprovechar de mejor manera el recurso hídrico. Uno de ellos es el sistema de infiltración de napas subterráneas que el Ministerio de Obras Públicas está impulsando en distintas zonas del país.

En este contexto, el ministro Golborne destacó que se está llevando a cabo un plan piloto de infiltración en la cuenca del Aconcagua, con una inversión de 700 millones de pesos, en la zona de San Felipe-Los Andes y Llay Llay. Este proyecto considera piscinas de infiltración, que permitirán que el agua llegue más fácilmente hacia las napas subterráneas.

“La idea es estudiar desde octubre de este año hasta octubre del próximo para ver cómo se comportan estas piscinas de infiltración. Este plan piloto nos va a permitir impulsar con fuerza a partir del próximo año la utilización de este sistema de infiltración que va a permitir aumentar la capacidad de almacenamiento de nuestro país en forma rápida porque esos embalses que están bajo tierra ya están construidos, ya existen”, señaló. 

Comentarios