La Comisión Nacional del Agua de México aboga por el fomento del uso eficiente del agua desde la educación básica

19
0
19

(Conagua) Involucrar a las nuevas generaciones en el cuidado y en el uso eficiente del agua ha sido una política de la Comisión Nacional del Agua, con la que logró posicionar el tema de la cultura del agua en los programas de estudio de la educación básica y en los libros de texto gratuito, para impulsar la sustentabilidad hídrica de México con la activa participación de los niños.

A partir de 2011, la cultura del agua forma parte del tema de educación ambiental para la sostenibilidad, que ha sido incorporada a los planes y programas de estudio de la educación básica y en sus libros de texto gratuitos, particularmente en las materias de Geografía, Ciencias Naturales, Historia y Español.

De manera particular, la Conagua propuso incluir el tema del agua en los planes de estudio de la materia Exploración y Conocimiento del Mundo, que se imparte en preescolar; en los libros de texto de educación primaria que contienen las asignaturas Formación Cívica, Exploración de la Naturaleza y Sociedad, Ciencias Naturales e Historia y Geografía, y en las materias de Ciencias, y Formación Cívica y Ética, correspondientes al nivel secundaria.

Adicionalmente, la Conagua refuerza esos conocimientos y promueve el cuidado y el uso eficiente del agua en los Espacios de Cultura del Agua. De 2007 a la fecha se han abierto 609 de esos espacios y se han fortalecido mil 691 en todo México.

Los temas que se imparten en esos espacios son: El agua en el marco de la educación para el desarrollo sustentable; Mercadotecnia social enfocada a medio ambiente; Ecosistemas y biodiversidad; Cambio climático y su impacto en el ciclo hidrológico; Tecnologías para el uso sustentable del agua; Calidad de vida, calidad del agua; Gestión y manejo integral del recurso hídrico; Manejo de conflictos en torno al agua; Consumo sustentable del agua, y Desarrollo rural sustentable.

Así, el Gobierno Federal y la Conagua, refrendan su compromiso de fomentar desde la educación básica la conservación del recurso hídrico que permitirá garantizar una mejor calidad de vida.  

Comentarios