La Comunidad de Madrid recupera varias charcas y la fuente de la Bañuela en Sevilla la Nueva

137
0
137

(Madrid.org) La Comunidad de Madrid ha acometido la adecuación de dos charcas en la Dehesa Boyal Charcas y Bañuelas situadas en el Monte de utilidad pública del municipio de Sevilla la Nueva, y ha recuperado el manantial y la fuente de La Bañuela, incluidos en los trabajos de
conservación de las charcas y humedales de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) de los ríos Alberche y Cofio que se realizan desde el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama.

La ZEPA de los ríos Alberche y Cofio fue declarada en 1989 y abarca una amplia mancha verde que se extiende por todo el suroeste de la Comunidad de Madrid, limitando con las provincias de Ávila y Toledo. Constituye un territorio de gran interés e importancia debido a las
poblaciones que alberga. Destacan en ella por su buena conservación las dehesas de encinas y matorrales, al igual que los pastizales de gramíneas anuales.

Los trabajos han consistido en la limpieza y la adecuación de dos de las charcas más importantes del monte para evitar su colmatación, recuperando además el manantial y la fuente de La Bañuela. La limpieza de estas dos láminas de agua se realizó aprovechando el estiaje y ahora están rebosantes de agua tras las últimas lluvias. Estas pequeñas actuaciones posibilitan la rápida colonización de los taludes de las charcas por vegetación acuática, sirviendo de refugio a fauna muy variada: invertebrados, anfibios o reptiles.

Estas láminas y manantiales existentes en los montes mediterráneos son esenciales para garantizar el suministro de agua a la fauna silvestre, sobre todo en verano. Albergan una flora y fauna características y de alto valor ecológico. La erosión y su intensa utilización, especialmente por jabalíes, puede llegar a provocar su degradación, encenagamiento, o incluso su desaparición.

Mejoras para las especies protegidas

El objetivo final que persigue la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que dirige Borja Sarasola, es el de mejorar las colonias de especies protegidas catalogadas existentes en este espacio natural, como el águila imperial ibérica y el cernícalo primilla, el meloncillo, la nutria y el topillo de cabrera, el galápago leproso, la ranita de San Antonio o peces como la colmilleja y el barbo gomiza. 

Comentarios