Dos millones de haitianos tendrán acceso al agua potable y al saneamiento gracias a la cooperación española

112
0
112
  • Palacio Presidencial de Haití (Wikipedia)

(AECID) Tres años después del terremoto que asoló Haití, la Cooperación Española mantiene firme su compromiso con el pueblo haitiano y centra todos sus esfuerzos en la reconstrucción del país. La AECID desplegó la mayor operación de ayuda humanitaria de su historia, que superó los 67 millones de euros, enviando 16 aviones con material de emergencia y coordinando la respuesta española.

Una vez superada esa primera fase de ayuda de emergencia, la AECID continúa comprometida con la población haitiana y su labor se encamina eminentemente hacia el refuerzo de los mecanismos de preparación para la respuesta implantados a nivel local a potenciales futuros desastres en estrecha colaboración con las autoridades haitianas y el sistema humanitario internacional, con el objeto de mejorar la eficacia y eficiencia en la respuesta.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo sigue trabajando en los sectores necesarios para garantizar el desarrollo del país: agua y saneamiento, educación, gobernabilidad, fortalecimiento del tejido productivo, desarrollo rural y lucha contra el hambre, medioambiente y cultura y patrimonio.

España es, de hecho, el tercer donante bilateral y el primero de la Unión Europea para la reconstrucción de Haití. Hasta la fecha se ha desembolsado aproximadamente el 66% de los 346 millones de euros comprometidos en la Conferencia Internacional de Donantes celebrada en Nueva York en marzo de 2010. Además, para canalizar los elevados recursos comprometidos por la comunidad internacional para Haití, fue creado el Fondo para la Reconstrucción de Haití, al que nuestro país ha contribuido ya con veinte millones de dólares.

Acceso al agua potable, la educación y la lucha contra el hambre

La AECID, a través de su Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS), facilitará que más de 2 millones de personas cuenten con agua potable y acceda a sistemas de saneamiento. La inversión de más de 170 millones de dólares ha convertido a la Agencia en el principal donante destinado a este fin.

En cuanto a la educación, las infraestructuras escolares resultaron gravemente afectadas tras el terremoto, por lo que la AECID apoya el Plan PREMOSE (Plan de Restructuración y Modernización de la Oferta del Sistema Educativo) de la Estrategia de Educación para Haití, que prevé la construcción y la rehabilitación de escuelas destruidas por el terremoto, así como la puesta en marcha de programas especializados de formación.

También la gobernabilidad es uno de los ámbitos de trabajo de la Cooperación Española en Haití. Desde 2006, la AECID apoya a instituciones claves del gobierno haitiano como el Ministerio de Planificación y Cooperación Exterior, y su Unidad de Coordinación de ONG, con el fin de trabajar en el fortalecimiento y capacitación de las instituciones para garantizar la sostenibilidad del desarrollo.

En cuanto al tejido productivo, los proyectos españoles se centran en la formación y equipamiento de las comunidades de pescadores y agricultores (capacitación en agricultura de más de 2.000 familias y 25 escuelas con el proyecto PROHUERTA), y en la promoción de la acuicultura; reforzar estos los sectores, implica también favorecer la alimentación de la población.

Entre las acciones para la protección del medio ambiente y la lucha contra la erosión, destaca la puesta en marcha, en junio de 2012 del vivero de Mapou que prevé plantar 200.000 árboles, o la declaración por parte de la UNESCO de Reserva de la Biosfera del Parque Natural de la Selle, en cuya puesta en valor ha participado la Cooperación Española.

La Cooperación Española, desde 1989 en Haití

Asimismo, es importante destacar el trabajo de las 38 ONGD´s españolas que actúan en el terreno. También la participación de España en todos los foros de coordinación de donantes y en diversos proyectos multilaterales con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), la Fundación para la Alimentación y para la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), entre otros.

La AECID está presente en Haití con una de sus Oficinas Técnicas de Cooperación (OTC), que gestiona y coordina, desde 1989, sobre el terreno los proyectos de la Cooperación Española. Esta oficina refleja el compromiso creciente de la Cooperación Española con el presente y el futuro de Haití.

La etapa de reconstrucción de Haití comprenderá todavía un largo periodo de tiempo para garantizar un desarrollo sostenible. Tres años después del terremoto, los desafíos son todavía considerables para la sociedad haitiana y los países que, como España, se han asociado con el país en favor de su desarrollo.

Comentarios