Ródenas inaugura la nueva depuradora de Hellín, con una inversión de 8,5 millones de euros

155
0
155

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha destinado más de 8,5 millones de euros a la nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Hellín (Albacete), para garantizar con las máximas garantías medioambientales el tratamiento de las aguas residuales de esta localidad y de sus doce pedanías.

 La nueva estación depuradora cuenta con una capacidad de depuración de 12.500 metros cúbicos diarios, el equivalente a las necesidades de 60.000 habitantes, casi el doble de la población actual de Hellín y de sus áreas de población aledañas, lo que asegura un correcto funcionamiento a largo plazo.

La depuradora está dotada de un sistema de tratamiento terciario, en el que las aguas son filtradas y desinfectadas mediante radiación ultravioleta, un proceso que cumple con todas las normativas medioambientales vigentes.

Esta nueva infraestructura, además, incluye un tanque de tormentas que retiene los caudales punta provocados por episodios de lluvias intensas para su posterior tratamiento, lo que impide los vertidos al cauce del río Mundo por saturación del sistema.

La EDAR cuenta, asimismo, con un reactor biológico dotado de una cámara anaerobia en la que se produce una importante eliminación del fósforo, una actuación necesaria para evitar la eutrofización tanto en el cauce del río Mundo, aguas arriba del embalse de Camarillas, como de las aguas almacenadas en ese punto.

La infraestructura fue inaugurada ayer por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Ángel Ródenas, por la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Marta García de la Calzada, y por el alcalde de Hellín, Manuel Mínguez.

Beneficios Medioambientales

Además de garantizar el tratamiento de las aguas residuales, esta nueva instalación supone una fuente de recursos beneficiosa para la agricultura de la zona, ya que ha permitido la concesión de recursos para el regadío de cultivos. Por otro lado, las aguas de la planta preservan un nivel hídrico constante en la vecina laguna de los Patos, una zona de importante interés medioambiental en la que se asientan diferentes especies de aves.

Por otro lado, la EDAR elimina el problema del vertido de agua sin tratar al río Mundo que causaba la anterior infraestructura depuradora que prestaba servicio a la localidad, que había quedado obsoleta y que tenía un bajo rendimiento como consecuencia del incremento de la población de la zona en los últimos años.

Comentarios