Galicia incrementa su capacidad de depuración un 20% en los últimos 4 años

121
0
121

(Xunta.es) La Xunta de Galicia impulsó en menos de cuatro años un nuevo modelo de gestión del agua que permitió incrementar en un 20% la capacidad de depuración, gracias a la puesta en marcha de 37 estaciones depuradoras de aguas residuales. Esta realidad significa que sobre una población equivalente de 4,6 millones de habitantes, en el 2009 se depuraban 2,4 millones (un 52%) y en la actualidad se sitúa en los 3,4 millones (un 74%), es decir se incrementó la capacidad de depuración en un millón de habitantes- equivalentes.

Este fue uno de los retos que destacó esta mañana el consejero de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, durante la rueda de prensa sobre el balance de la política hidráulica y cumplimiento de las Directivas Comunitarias, en la que estuvo acompañado por el director de Augas de Galicia, Francisco Menéndez. A este hito de avance en materia de saneamiento y depuración, se une la aprobación de la Ley de Aguas, que fue el marco normativo fundamental para la gestión futura del agua en la Comunidad, los avances en el Plan Agua, la gestión de riesgos de inundaciones y sequía y del ciclo urbano del agua y, por último, la aprobación del Plan Hidrológico Galicia- Costa.

Sobre este último, el consejero señaló que gracias a este documento casi 13.000 km2 de ríos, el 43,76% del territorio gallego y que abarca al 75% de la población, está mejor conservado o como mínimo “sabemos que es lo que tenemos que hacer para mejorar su estado y su calidad hasta el horizonte del 2015”. En este sentido, recordó que el plan recoge un registro de zonas protegidas con cuatro figuras de protección específica, que ayudará la preservación de los tramos del río con mayores valores ambientales, entre las que destacan las reservas naturales fluviales, con 13 nuevos tramos de río que consiguen la máxima figura de protección, 9 zonas declaradas de interés piscícola y 24 tramos que requieren protección especial para la conservación de especies amenazadas y 11 tramos de interés medioambiental.

Este documento tiene asociado un programa de medidas con 664 iniciativas que implican una inversión de más de 1.000 millones de euros hasta el 2015. Estas medidas están distribuidas en cuatro grupos de actuaciones, en función de su objetivo. Así, se establecen medidas para el cumplimiento de los objetivos ambientales, para la atención de las demandas y racionalidad de uso, para seguridad frente a fenómenos meteorológicos extremos y para el conocimiento y gobernanza.

El consejero de Medio Ambiente destacó que el Plan Hidrológico Galicia- Costa permitió clarificar la situación de los aprovechamientos hidroeléctricos impidiendo la ejecución de cualquiera obra que suponga la construcción de un nuevo obstáculos en el río. A día de hoy, en la demarcación Galicia– Costa hay un total de 74 aprovechamientos hidroeléctricos en explotación, que implican la generación de 1.737,48 GWh/año de energía. Esto supone la no emisión de 646.342 toneladas de CO2 al año para producir la misma energía que la generada en un ciclo combinado o de 1.669.718 toneladas de CO2 en una central térmica de carbón. Sin embargo, el nivel de aprovechamiento de los ríos ya es muy alto, y se considera que la construcción de nuevos obstáculos transversales produciría más perjuicios al medio ambiente que los beneficios de la producción de energía.

También explicó que el Plan determina que deben declararse caducados aquellos aprovechamientos inactivos, lo que implica la extinción de 116 concesiones, y que los 64 aprovechamientos suspendidos por el Decreto 555/2005 deberán revisarse para saber si cumplen las condiciones del nuevo Plan. En una primera aproximación, la mayor parte de ellos no se adaptan a los nuevos requerimientos ambientales, por lo que serán desestimados.

Así, en breve plazo de tiempo comenzará el trabajo administrativo para avanzar en todas estas determinaciones del Plan Hidrológico con respeto a los aprovechamientos hidroeléctricos. Señalar que lo que hizo el Gobierno gallego en este caso no tiene precedentes, y se trata de una apuesta decidida y pionera en la protección de los ríos, argumentó Hernández.

Actuaciones de abastecimiento y saneamiento

Agustín Hernández destacó el Plan Agua como otro de los hitos de esta legislatura en este campo. Se trata de una herramienta de planificación, gestión y ordenación del abastecimiento en la Comunidad, que define la política de inversiones en materia de aguas para el abastecimiento de conformidad con la Directiva Marco del agua y el decreto que establecen los criterios sanitarios de calidad del agua de consumo humano (RD 140/2003). En base a estas herramientas, se garantiza el agua en calidad y cantidad a todos los núcleos de población superiores a los 50 habitantes, atendiendo siempre a un uso racional y sostenible.

En cifras, este proyecto se traduce en 822 millones de euros, que entre otras cosas permitieron la licitación de casi 100 actuaciones, entre las que destaca la inversión realizada en la mejora de presas de abastecimiento como Eiras, Cecebre, Baiona, Forcadas y O Con. En su intervención, señaló que en la pasada legislatura en el conjunto de obras hidráulicas su departamento movilizó más de 220 actuaciones en materia de infraestructura hidráulica que se traduce en más de 325 millones de euros.

En los últimos cuatro años se incrementó la capacidad de depuración en un millón de habitantes con la puesta en marcha de 40 estaciones depuradoras, entre las que destacan Guillarei o Bens. Esto supone en solo cuatro años poner en servicio más de un 21% la capacidad de depuración prevista para Galicia. Es un dato que demuestra la nueva política llevada a cabo en esta legislatura en materia de saneamiento y abastecimiento, a lo que hay que añadir el impulso de 124 nuevas actuaciones que asciende a más de 440 millones de euros, contando con las aportaciones del Estado.

Otras actuaciones en las que la Xunta mantuvo un papel decisivo, fueron el impulso a la Edar de Vigo y de Ourense, el saneamiento de Ferrol, la Edar de Ribadumia y de Gandarío; a lo que hay que añadir el Plan de Control de Vertidos, una iniciativa que demostró su eficacia en los últimos cuatro años con la eliminación de 850 puntos de vertido. Hernández adelantó que se continuará y se intensificará esta actuación en los próximos años.

Plan contra la Sequía

El responsable de Medio Ambiente avanzó que la Xunta de Galicia está trabajando en la redacción de un Plan Especial de Sequía, de acuerdo con la Ley de Augas de Galicia, que recoge las experiencias de la sequía de 2011. Este nuevo documento iniciará su tramitación ambiental este mismo mes, por un período de 45 días, para aprobarlo en el primer semestre de 2013.

Recordó la situación de sequía acaecida en 2011, la más importante de los últimos 50 años, que se caracterizó por ser la primavera más cálida desde 1961 y el registro más bajo de los últimos 50 años en lluvia, sumado a un verano con ausencia de precipitaciones, hizo que la Xunta estableciera una serie de medidas y mecanismos que dieron sus resultados positivos, por lo que se tomó la decisión de incorporarlas a este nuevo plan.

A modo de ejemplo, enumeró la creación de la herramienta de Señalización y Notificación de Adversos (Sina), una aplicación específica para el seguimiento de la situación de la sequía en los ayuntamientos. Durante ese período, se intensificó el seguimiento con las 47 estaciones de aforo para el control de caudales y 42 de calidad de las aguas. Otra de las medidas adoptadas fue la gestión de embalses que permitieron aumentar las garantías de abastecimiento, recordó Agustín Hernández.

Gestión del Ciclo urbano

El consejero Hernández explicó que otro gran reto será la gestión del ciclo urbano del agua, consensuando con las entidades locales gallegas, a través de la FEGAMP, un Pacto Local del agua.

Las bases para este pacto son la prestación de servicios por entes supramunicipales o la recuperación de costes mediante un modelo de estructura tarifaria de referencia. También se pretende mejorar la comunicación y transparencia fomentando a los ciudadanos la importancia de los servicios de agua, estableciendo estándares de prestación de servicios o evaluando la actividad de los operadores de agua. En este pacto también se tratará la garantía de la financiación de la inversión.

El titular de Medio Ambiente recordó que ya se iniciaron dos experiencias piloto de la gestión supramunicipal: el Consorcio del agua del Louro y el Consorcio de depuración de Valdeorras. En el caso del Louro, que se constituirá la finales de 2012, se gestiona el ciclo integral del agua. Se trata de cuatro ayuntamientos y la Xunta de Galicia uniendo esfuerzos para la gestión de abastecimiento, saneamiento y depuración de 60.000 habitantes.

En el caso de Valdeorras, constituido el 30 de octubre, un total de 9 ayuntamientos, la Diputación de Ourense y la Xunta gestionan el abastecimiento, saneamiento y depuración de 30.000 habitantes.

En resumen, todas estas actuaciones y medidas desarrolladas a lo largo de estos cuatro años tenían como objetivo fortalecer el ciclo del agua en Galicia, entendiéndola como un recurso y como un soporte de vida; y por otro lado, siendo el abastecimiento de agua, la recogida y tratamiento de aguas residuales servicios básicos que deben ser prestados a los ciudadanos.

Comentarios