La CHD da luz verde a la primera fase de las obras de control de avenidas e inundaciones en la subcuenca del Arlanza

43
0
43

La Confederación Hidrográfica de Duero (CHD) ha encargado a la empresa pública Tragsa la primera fase de las obras de control de avenidas e inundaciones en la subcuenca del Arlanza. 

Con estos trabajos, en los que el organismo de cuenca invertirá 1.303.360 euros, se conseguirá mejorar las condiciones de desagüe del cauce del río e incrementar las defensas de protección frente a las avenidas de las localidades burgalesas de Retuerta, Puentedura, Lerma, Tordómar y Peral del Arlanza.

Actuaciones en Retuerta

En Retuerta los trabajos consistirán en: 

  • La demolición de los elementos de hormigón y de los restos de los edificios de la presa que aún se mantienen en pie como por ejemplo el aliviadero del embalse, el edificio de servicios, el carguero de áridos o el túnel de desvío del río. 
  • El relleno de las zonas excavadas en la demolición de los antiguos elementos para regularizar el terreno y recuperar la topografía original de la zona. Se rehabilitarán los taludes de las laderas en el entorno de las zonas excavadas en la construcción del embalse y se respetarán las dos lagunas que se han formado en las excavaciones para la cimentación de la presa. 
  • La restauración de las laderas que hay alrededor de las dos lagunas para evitar los riesgos de desprendimientos.
  • La demolición de una antigua pasarela sobre el río Arlanza que se construyó para facilitar el tránsito de una orilla a otra durante las obras de construcción del embalse de Retuerta. La pasarela en la actualidad está semiderruida y supone un serio peligro para los viandantes.
  • La limpieza y eliminación de basuras que se acumulan en las ruinas de lo que iba a ser el embalse de Retuerta, que finalmente se sustituyó por el embalse de Castrovido.

Actuaciones en Puentedura

En Puentedura, las actuaciones a realizar se van a centrar en la reconstrucción del muro de protección situado en la margen izquierda aguas abajo del puente medieval.

Se va a recrecer el muro en 30 cm a lo largo de todo su trazado para mejorar su función de protección frente a las avenidas de un periodo de retorno de hasta 200 años. Además, se reconstruirán los cierres del muro para adecuarlos a su nueva altura y mejorar su estanqueidad, y, se reconstruirá y ampliará el abrevadero situado a continuación del puente medieval para mejorar la estanqueidad de la zona y su integración en el paisaje.

Actuación en Lerma

En Lerma los trabajos irán dirigidos al recrecimiento del camino situado en la margen derecha del río para aumentar la defensa de las viviendas construidas próximas al azud. Se trata de una zona en la que se han construido viviendas y edificios públicos, a pesar de ser inundable, y lo que se pretende conseguir, tanto con la construcción del embalse de Castrovido como con esta actuación, es reducir de forma significativa el riesgo de inundaciones. 

Los trabajos de recrecimiento del camino se completarán con la construcción de una berma o pequeño talud. 

Además, en la margen izquierda se actuará sobre el llamado camino del molino, de modo que quede aislado el canal molinar del cauce del río para crecidas de 200 años en periodo de retorno. 

Actuaciones en Tordómar

En Tordómar las actuaciones tendrán también como principal finalidad reducir el riesgo de desbordamiento del río, para ello se prevé recrecer la mota o terraplén que en la actualidad discurre, por la margen izquierda, en paralelo al camino agrícola que parte del azud.

Los trabajos se centrarán en reafirmar y recrecer la mota en unos 30 cm, para que pueda contener las inundaciones de periodo de retorno de 200 años e integrarla en el entorno. 

Tanto el camino como la mota estarán protegidos, en toda su longitud, con una escollera para evitar que las sucesivas avenidas acaben erosionando el material.

Estas actuaciones se completarán con las que se van a desarrollar en la margen izquierda y que consistirán en el recrecimiento y rehabilitación del paseo, de cerca de 5 km de longitud, que sirve de defensa para las viviendas que hay en la zona.

En concreto, los trabajos contemplan la construcción de un murete de hormigón armado para contener las avenidas a lo largo de esos 5 km así como la rehabilitación y la limpieza del actual paseo que contará con una acera de 2 metros de ancho, zonas ajardinadas y zonas de descanso. 

Actuaciones en Peral del Arlanza

Por último, en Peral del Arlanza se rehabilitará el área recreativa que linda con el cauce en las inmediaciones del puente, para ello se procederá a desbrozar toda la zona, a la instalación de zonas ajardinadas y a la construcción de un muro de protección de 70 cm

aguas abajo del puente. 

Otras actuaciones

A estas actuaciones seguirá una II fase, en la que están incluidos todos aquellos que trabajos que aún están pendientes de la autorización ambiental, a desarrollar además de en los municipios citados en Barbadillo del Pez.

Todas estas actuaciones, al igual que las de la primera fase, tendrán como objetivo prioritario reducir el riesgo de desbordamientos del río Arlanza.

Estos trabajos se suman a los ya ejecutados por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino para el control de avenidas e inundaciones en los municipios de Palacios de la Sierra, Salas de los Infantes, Cascajares, Covarrubias, Puentedura, Tordueles, Quintanilla del Agua, Lerma, Ruyales del Agua, Tordomaz y Villahoz en la provincia de Burgos y Palenzuela, en la provincia de Palencia, en los que se invirtieron cerca de 5 millones de euros.

Comentarios