La Confederación Hidrográfica del Ebro mantiene los ajustes de los desembalses de los sistemas Gállego y Cinca

24
0
24

Temas

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha acordado ajustar los caudales de aportación de los sistemas Gállego y Cinca, al encontrarse en situación de emergencia según los umbrales de sequía definidos en el Plan Especial de Actuación en Situación de Alerta y Eventual Sequía en la Cuenca del Ebro (B.O.E. 23 de marzo de 2007). La medida, que ha sido propuesta a la Comisión Extraordinaria de Desembalse para esta zona, reunida esta mañana en Zaragoza, pretende mantener en todo lo posible las reservas en sus embalses, en espera de la llegada de pluviometría a la Cuenca del Ebro, cuando se comprobará el ritmo de recuperación.

Esta medida se asume una vez se han garantizado los usos, ajustando al máximo la gestión, motivada por el bajo volumen actual de los embalses y en especial, por la ausencia de precipitaciones en el tercio central de los Pirineos. 

La principal medida acordada hoy ha sido fijar las aportaciones en el Gállego en 3,5 m³/s desde el embalse de Ardisa para el Bajo Gállego. Por su parte, en el sistema Mediano-El Grado se mantienen los 5,5 m³/s totales de salida.

Los caudales que se ha aprobado desembalsar son similares a los fijados en las comisiones de desembalse celebradas en octubre de 2005 y noviembre de 2007.

Además, hay que recordar que en octubre de este año en la anterior comisión extraordinaria para este sistema ya realizaron ajustes a los desembalses, tanto en el Gállego, como en el Cinca.

La iniciativa se suma, además, a otras propuestas del Organismo para mejor la gestión del agua y disminuir los consumos ante la situación de sequía climática, como actuar sobre los regadíos tradicionales y las comunidades de riego para que intensifiquen los cultivos de invierno y sobre los usos hidroeléctricos para moderar sus usos. A esto se unen los ajustes de los desembalses, como los acordados el pasado 27 de octubre por las comisiones extraordinarias de las Cuencas del Gállego y Cinca y del Bajo Ebro.

En estas reuniones se aprobó por ejemplo la reducción de las sueltas desde el sistema Mequinenza-Ribarroja-Flix, manteniendo el caudal del río Ebro en su tramo Bajo (estación de Tortosa) en los 100 m³/s.

Las comisiones de desembalse son órganos colegiados de la Confederación en las que están representados los usuarios de los distintos sistemas y donde se plantean y se votan las propuestas sobre las líneas básicas de la gestión de los embalses y también cuestiones concretas como las que se han aprobado esta mañana.

Comentarios