La Confederación Hidrográfica del Ebro inicia una campaña de muestreos para el seguimiento de plantas acuáticas en el entorno de Zaragoza

44
0
44

La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, va a realizar hasta el próximo miércoles, 16 de mayo, una campaña de seguimiento de la proliferación de macrófitos en el río Ebro en el entorno de Zaragoza, en concreto en unos 60 kilómetros de río, entre la desembocadura del Jalón y la desembocadura del río Ginel.

Los muestreos seguirán el mismo protocolo que los que se desarrollan anualmente en el tramo Bajo del Ebro.

Se ha decidido realizar el muestreo tras el repunte de caudales las dos últimas semanas y se realizará una segunda campaña durante el estiaje para conocer la evolución durante diferentes estaciones.

En concreto, los trabajos consisten en monitorizar las zonas con mayor presencia de plantas acuáticas, comprobando la composición y las especies de las mismas y midiendo la densidad y el porcentaje de cubrimiento.

La Confederación Hidrográfica del Ebro se comprometió a realizar estos muestreos entre las conclusiones de la jornada técnica con expertos que organizó el pasado mes de noviembre en la sede del Organismo y en la que de forma pública presentó las conclusiones de los informes elaborados para el Bajo Ebro. Estos estudios los ha liderado el Organismo de Cuenca a través de un grupo de trabajo en el que también participan expertos de la Universidad de Lleida, la Universidad de Girona, la empresa Endesa, la Central Nuclear de Ascó y la empresa especializada URS.

En la jornada se destacaba la necesidad de incrementar los trabajos de seguimiento para poder estudiar así las causas de esta proliferación y buscar soluciones. En el tramo Bajo del Ebro, la Confederación Hidrográfica realiza seguimientos desde 2002 y el Organismo creó el grupo de trabajo en 2008. 

Con esta labor, la Confederación Hidrográfica del Ebro sigue desarrollando nuevas líneas de control de la calidad de las aguas, similares a los seguimientos del mejillón cebra o los estudios sobre los efectos de los estiajes extremos, que permiten tener un mayor conocimiento del medio fluvial que lleve a la mejora del estado ecológico de la cuenca y además, colaborar con otras administraciones con competencias medioambientales.

De hecho, los datos que se obtengan de este trabajo de campo se aportarán también a otro grupo de trabajo, en este caso liderado por el Gobierno de Aragón, con competencias en Medio Ambiente y por tanto en el control de la fauna y flora y por el Ayuntamiento de Zaragoza, sobre la presencia de mosca negra. En esta comisión interdepartamental participa la Confederación en el análisis de la relación entre la presencia de estas plantas acuáticas de forma creciente y la presencia de esta especie.

Comentarios