El Multipropósito Baba redimensiona en Ecuador los beneficios del agua

66
0
66
  • La generación eléctrica del proyecto evita la emisión de 72 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera; su construcción demoró seis años y el Estado ha invertido USD 520 millones de dólares en su construcción.

(Andes.info) Una central hidroeléctrica de 42 MW y una laguna artificial de 1.000 hectáreas, con capacidad de reunir 90 millones de metros cúbicos de agua dulce serán inaugurados formalmente mañana en Ecuador por el presidente socialista, Rafael Correa.

Sin embargo, el coloso Multipropósito Baba, uno de los dos que operan en el país, junto con el Chone, ambos en el litoral, entrega energía al sistema interconectado desde marzo, cuando iniciaron las pruebas.

Su potencial energético promedia los 160 gigawatios por hora, lo que puede dimensionarse como el consumo de un poblado mediano como Santo Domingo de los Tsáchilas o Quevedo (de unos 350.000 habitantes) cercano al proyecto emblemático.

La generación eléctrica del proyecto evita la emisión de 72 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera; su construcción demoró seis años y el Estado ha invertido USD 520 millones de dólares en su construcción.

El subsecretario de transmisión eléctrica del Ecuador, Luis Ruales, destaca que el proyecto no solamente entrega energía barata al sistema, cuyo costo se estableció en 0,01 dólares por cada kilowatio/hora, sino que envía líquido aguas abajo, mediante un trasvase, hacia la hidroeléctrica Daule- Peripa (213 MW), cuyo aporte representa unos 80MW adicionales.

El embalse de agua, que se hizo al inundar 1.090 hectáreas en la región, protege al sector tanto de inundaciones de invierno como de sequías en verano; esta condición determina que la hidroeléctrica sea parte de un Multipropósito.

En las hectáreas inundadas habitaban 36 familias que fueron reasentadas y beneficiadas con terrenos aptos para la agricultura, no obstante, el problema previo que se halló en el sitio fue que no poseían títulos de propiedad y por lo tanto el Estado no podía indemnizar a las familias involucradas.

Las casas de dos plantas entregadas a cambio, junto a una hectárea de terreno por familia, fueron abastecidas de servicios básicos como agua potable, electricidad, vialidad y comunicación, pozos, entre otros; además, inició un plan de desarrollo agrícola con la entrega de 1.000 plantas de cacao a cada terreno y de apicultura. El plan comunitario ha desembolsado hasta la fecha USD 8 millones. El sector involucra a 15 comunidades, con unos 1.200 habitantes.

Comentarios