FCC da por concluida la fase de saneamientos con los resultados de 2013

121
0

Sobre la Entidad

Aqualia
Aqualia es la empresa de gestión del agua del FCC Servicios Ciudadanos. Es la primera de su sector en España, la tercera empresa privada de Europa y la sexta en el mundo. Trabaja para 23,5 millones de usuarios en 1.110 municipios de 22 países.
121
  • Sede de FCC.
  • El Grupo de Servicios Ciudadanos registró unas pérdidas de 1.506 millones de euros.
  • Los extraordinarios por deterioros, actividades interrumpidas y provisiones suman 1.680 millones.
  • La deuda se situó en 5.975 millones, lo que supone una reducción de 1.112 respecto al cierre del ejercicio anterior.
  • Fuerte impulso a la reestructuración de todos los negocios, especialmente en Construcción y Cemento, para elevar la rentabilidad de las operaciones.

Los resultados consolidados de 2013 suponen dar por concluida la fase de saneamiento de FCC iniciada con la puesta en marcha del Plan Estratégico en marzo del pasado año. Los deterioros contables en fondos de comercio, el resultado de las actividades interrumpidas y las provisiones extraordinarias por reestructuración de los negocios, especialmente en Construcción, Cemento y FCC Environment, suman 1.680 millones de euros, que inducen unas pérdidas de 1.506 millones imputables al ejercicio de 2013.

Durante el pasado año, la deuda se situó por debajo de los 6.000 millones de euros, concretamente en 5.975, fruto de las desinversiones contempladas en el Plan Estratégico en ejecución y que ha cosechado la confianza de importantes inversores internacionales. Así, el endeudamiento neto alcanzado al cierre del ejercicio supone una reducción de 1.112 millones frente al registrado un año antes.

Excluidos saneamientos y provisiones, FCC hubiese presentado un beneficio antes de impuestos ligeramente positivo

El ejercicio de 2013 se caracteriza por dos grandes ejes: los saneamientos y ajustes extraordinarios realizados con cargo al ejercicio, por un lado, y las ventas de activos y desinversiones, que ascienden ya a más de 1.550 millones de euros, por el otro. Los saneamientos contables y los costes de reestructuración ascienden a 1.680 millones, que se desglosan de la siguiente forma: 469 por deterioro del fondo de comercio y otros activos, 231 por provisiones excepcionales, 74 por deterioro de créditos a empresas participares en el área de Construcción y 906 por el resultado de las actividades interrumpidas, entre ellas Alpine y FCC Energía.

De hecho, excluidos saneamientos y provisiones, FCC hubiese presentado un beneficio antes de impuestos ligeramente positivo. Este resultado recoge solo una tercera parte de los ahorros de costes contemplados en el plan estratégico, que en 2014 tendrán un impacto cercano a los 100 millones de euros. El Grupo está concentrado en incrementar la rentabilidad de todas las operaciones, especialmente en el ámbito internacional, mantener una fuerte tensión sobre los costes para mejorar los márgenes y poner en valor las cuotas de mercado en Medio Ambiente y Agua, factores diferenciales de FCC.

Despejado el horizonte financiero con la inminente firma del acuerdo de refinanciación de la deuda con recurso contenida en el perímetro corporativo, prevista para las próximas semanas, FCC encara 2014 con el objetivo de aumentar los ingresos, elevar el beneficio bruto operativo (Ebitda) y seguir con la reducción del endeudamiento.

Cuenta de resultados

 Las áreas de Medio Ambiente y Agua aportaron más del 80% del Ebitda consolidado

En 2013, los ingresos se situaron en 6.726 millones de euros, un 9,5 % menos que en el ejercicio anterior en términos homogéneos, es decir, considerando los cambios operados en el perímetro del grupo como consecuencia de las desinversiones y la liquidación de Alpine. La contracción de la actividad en España, donde se acusa el fuerte ajuste de la inversión pública en infraestructuras, se compensó parcialmente con el crecimiento del 4,6% en los mercados internacionales, entre los que destacan América Latina (30,2%), Estados Unidos (15,4%) y Oriente Medio y Norte de África (12,2%).

El resultado bruto operativo (Ebitda) se cifró en 719,9 millones de euros, lo que supone una reducción del 12,2% respecto al ejercicio anterior, imputable al descenso de la actividad en Construcción y Cemento en España. El margen operativo (10,7%) fue ligeramente inferior en el conjunto del año al de 2012, pero comenzó a recuperarse ya en el último trimestre del año como consecuencia de las medidas de reestructuración aplicadas. Las áreas de Medio Ambiente y Agua aportaron más del 80% del Ebitda consolidado y mantienen la recurrencia de sus ingresos y sus resultados.

El resultado antes de impuestos de las actividades continuadas arroja un saldo negativo de 625 millones. Sumadas las pérdidas de 905 millones generadas por las actividades interrumpidas, se llega a un resultado neto negativo de 1.530 millones, de los que 1.506 son atribuibles a la sociedad dominante tras el descuento correspondiente a los accionistas minoritarios.

El resultado bruto operativo (Ebitda) se cifró en 719,9 millones de euros, lo que supone una reducción del 12,2% respecto al ejercicio anterior

Desinversiones por valor de 1.550 millones

La deuda financiera neta descendió hasta los 5.975 millones de euros al 31 de diciembre de 2013, 1.112 millones de euros menos que a cierre de 2012, debido en su mayor parte a las desinversiones realizadas a lo largo del ejercicio y a la desconsolidación de Alpine. Aunque no todas se han contabilizado en el ejercicio, las desinversiones suman ya 1.550 millones de euros, que se verán ampliados en breve con las operaciones de venta en curso.

Las áreas de Medio Ambiente y Agua engloban un 42,7% de la deuda neta, vinculada a la prestación de servicios de carácter público, regulados y de largo plazo; un 22,3% corresponde al área de Cemento, que cuenta con un peso relevante de inmovilizado en balance; y el 35% restante se imputa a la sociedad cabecera, que incorpora un bono convertible por 450 millones de euros, el importe de la financiación por la participación en sociedades en proceso de desinversión (Globalvía y Realia, entre otras) y la deuda por la adquisición de diversas sociedades operativas de las áreas de negocio.

La cartera contratada ascendía al cierre del año a 32.865 millones de euros, un 6,4% más que en 2012. Esta cartera, de la que el 80% corresponde a contratos de Medio Ambiente y Agua, equivale a 4,8 años de actividad.

Comentarios