Smart Water: un servicio más eficiente por y para el ciudadano

294
6
  • Smart Water: servicio más eficiente y ciudadano
  • Los “servicios inteligentes” se pueden definir como aquellos que consumen sólo lo necesario, generan energía limpia y cuidan el medio ambiente mediante el uso de las nuevas tecnologías y abriendo nuevos canales de comunicación entre sus prestadores y la sociedad. Los servicios de agua, de creciente importancia para los núcleos urbanos y sus habitantes, son un buen ejemplo de servicios inteligentes ya que tienden, cada vez más, a cumplir las premisas antes expuestas. Veamos cómo.

Sobre la Entidad

Aqualia
Aqualia es la empresa de gestión del agua del FCC Servicios Ciudadanos. Es la primera de su sector en España, la tercera empresa privada de Europa y la sexta en el mundo. Trabaja para 23,5 millones de usuarios en 1.110 municipios de 22 países.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
294

Los estándares de calidad de vida actuales han variado sensiblemente en las últimas décadas. La realidad actual es compleja, ya que los ciudadanos del siglo XXI demandan un amplio catálogo de servicios urbanos que comprende desde la necesaria movilidad para recorrer decenas de kilómetros en minutos o una conectividad casi permanente, con independencia del lugar en el que se esté.

De entre este catálogo, en la mente del nuevo urbanita hay un grupo de servicios que no pueden fallar bajo ningún concepto: agua, luz, gas, recogida de basura, asistencia médica y educativa y seguridad componen los “servicios básicos”, una primera línea de actividades elementales sin los que la vida urbana se antoja como imposible.

En esta situación es necesario que las ciudades aceleren en la ruta hacia una nueva generación de estos servicios, los llamados “servicios inteligentes o smart services” como único modo de satisfacer las nuevas exigencias energéticas, ambientales y sociales que la agrupación poblacional ya plantea.

En esta realidad tan exigente, Aqualia apuesta por un enfoque centrado, sobre todo, en las personas. La Compañía entiende que una urbe inteligente es aquella en la que sus ciudadanos pueden disfrutar de un desarrollo económico sostenible, que acarree un aumento de la calidad de vida y una participación directa de sus habitantes en la toma de decisiones. En este sentido, la tecnología es un medio, y no un fin, para alcanzar ese estatus.

El elemento clave, además de la tecnología, es el nuevo marco relacional. En este renovado entorno, los tres agentes implicados en la prestación del servicio público -la ciudadanía, las administraciones y las empresas- estrecharán su relación. El resultado de esta alianza es un incremento del beneficio para cada uno de ellos.

Las tecnologías implementadas en Riad han permitido tener de una red de agua con suministro en continuo sin la necesidad de aumentar la demanda de agua del núcleo urbano

El concepto de servicios inteligentes presupone la evolución de la administración clásica hacia una administración moderna y gestionada mediante las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). En el sector de la gestión del agua la presencia de estas tecnologías es constante y ha permitido alcanzar un alto nivel de eficiencia. Pese a ello, es habitual que en nuestro sector el componente TIC pase inadvertido para el usuario, cuya máxima preocupación es recibir un servicio excelente y sin alteración alguna.

En su papel eficaz de colaborador de la Administración, Aqualia pone a su disposición un sistema integrado de gestión que engloba ciudades, ciudadanos y medioambiente, basado en la innovación y el uso de TIC. Estas tecnologías hacen posible, por un lado, disponer de más información con la que tomar decisiones eficientes. En segundo término, las TIC abren nuevos canales de comunicación con los usuarios, que ahora disponen de mejores y más cómodas formas de contacto con el gestor del servicio.

El valor real de estas tecnologías cobra toda su relevancia al integrarlos en un único sistema de gestión, dentro de una plataforma tecnológica que integre la información y permita la toma de las mejores decisiones. El objetivo final de todos estos sistemas es optimizar los recursos de forma que se preste un servicio de la máxima calidad y de forma respetuosa con el medioambiente.

El programa de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) de Aqualia está orientado hacia las tecnologías sostenibles, conformado por cuatro áreas prioritarias de actuación: la eco-eficiencia, la mejora de la calidad de los procesos, la sostenibilidad y la gestión inteligente.

Actualmente el equipo de I+D+i de Aqualia trabaja en una veintena de proyectos de innovación técnica, con el objetivo de incorporarlos a la gestión diaria del agua.

4 casos de Smart Water

Riad: caso de éxito en Oriente Medio

La ciudad de Riad, capital de Arabia Saudita, se encuentra situada en el centro del país a más de 400 kilómetros de la costa del Golfo Pérsico, su principal fuente de abastecimiento de agua potable. El suministro esta gran ciudad en la desértica Península Arábiga se produce, en parte, mediante agua desalada bombeada desde la costa este del país, y de forma complementaria a través de las reservas de agua subterránea disponibles en acuíferos cercanos a dicha capital.

La escasez de este recurso y su alto precio son las principales razones por las que se hace necesario promover su uso responsable y evitar su desperdicio. Los objetivos se orientan a conseguir tanto la reducción de pérdidas de agua en la red de abastecimiento previo a su uso por parte del consumidor con el objetivo de mejorar la eficiencia del servicio, como proveer a los ciudadanos de un servicio continuo de abastecimiento de agua.

Con estos severos condicionantes y para lograr sus objetivos, Aqualia ha desarrollado diferentes trabajos enmarcados dentro del Proyecto de Desarrollo de la Red de Abastecimiento de Riad, encargo que ha incluido 4 líneas básicas de trabajo: instalación de válvulas, caudalímetros, registradores de presión e integración en el SCADA. Las tecnologías implementadas han permitido disponer una red de agua con suministro en continuo sin la necesidad de aumentar la demanda de agua del núcleo urbano.

Santander: un proyecto pionero y consolidado

En los últimos años el Ayuntamiento de Santander está apostando por la innovación tecnológica como uno de los ejes fundamentales de desarrollo económico de la ciudad. Este impulso, en el sector del agua, se ha materializado en el proyecto SMART WATER SANTANDER, desarrollado por Aqualia, lo que supone un extraordinario avance en la gestión del agua, tal y como se la conoce hoy en día.

En los últimos años, el Ayuntamiento de Santander está apostando por la innovación tecnológica como uno de los ejes fundamentales de desarrollo económico de la ciudad

SMART WATER SANTANDER permite, en lo técnico, la monitorización de las redes de abastecimiento y saneamiento, la detección de fugas, una mejora de la eficiencia energética, el chequeo en continuo de la calidad del agua suministrada, y un control pormenorizado de los consumos. Pero es que además, el programa desarrollado facilita la comunicación bidireccional con el ciudadano en tiempo real, poniendo a su disposición tanta información como nunca antes se había visto.

La monitorización completa de las redes supone para Aqualia la obtención de una gran cantidad de información de alta calidad, cuyo tratamiento y análisis está permitiendo una mejora considerable en el servicio prestado. Además, permite poner dicha información a disposición directa del usuario, a través de una app para smartphones y tablets, abundante información: su curva de consumo en el período que desee con datos horarios, comparativa de su propio consumo en diferentes periodos de tiempo a elegir por el usuario, datos de calidad de agua en tiempo real, etc.

Almería: el ciudadano como rol activo en la gestión

El barrio almeriense de Retamar Sur, ha sido objeto de un análisis de los consumos de agua de las viviendas allí ubicadas bajo el paraguas del proyecto Urban Water. El programa ha consistido en la instalación de mil contadores inteligentes junto con la infraestructura necesaria para que de forma horaria el usuario pudiera acceder, a través de una plataforma web, a los consumos que se habían realizado en su vivienda y conocer así, en tiempo real, cualquier incidencia que pudiera tener con su suministro.

Este proyecto de investigación ha perseguido mejorar la eficiencia en la gestión del agua, tanto por parte de Aqualia, como por el propio ciudadano

Este proyecto de investigación ha perseguido mejorar la eficiencia en la gestión del agua, tanto por parte de Aqualia, como por el propio ciudadano: para Aqualia, al integrar soluciones de predicción de la demanda de agua, se cuenta con sistemas de apoyo para la toma de decisiones técnicas, y mejora la gestión de datos en tiempo real y la detección de fugas interiores con mayor agilidad, con el consiguiente beneficio también para el vecino.

En cuanto al ciudadano, el proyecto Urban Water ha promovido su figura como rol activo en la optimización de la gestión, dejando de ser un mero usuario a interactuar y aportar información, siendo pieza clave en la mejora continua de un entorno inteligente sostenible.

La web ha contado para ellos con juegos con consejos para una concienciación del uso de agua y un apartado de bonificación tarifaria, en el que se podían conseguir puntos si el participante adaptaba su consumo a los horarios bonificados, que se publicaban diariamente.

Baleares: tecnología, concienciación y colaboración para hacer frente al stress hídrico

El caso de Baleares es un buen ejemplo de cómo las nuevas tecnologías, aplicadas al servicio, pueden garantizar el suministro de agua en situaciones límite. En las islas de Ibiza y Formentera, Aqualia lleva tiempo implantando nuevas tecnologías en una situación compleja para los recursos hídricos de estas islas, por la alta estacionalidad del desarrollo turístico. El resultado es una gestión sostenible y eficiente del ciclo integral del agua.

Este sistema pone a disposición del usuario toda la información relativa a su consumo de agua, además de conseguir una mayor optimización de los recursos hídricos

En el año 2016 se instaló en Formentera un sistema de tele lectura vía radio del consumo de agua en 220 contadores para la totalidad de clientes ubicados en el núcleo de San Ferrán como prueba piloto. La segunda fase incluye extender este sistema a los 2.700 contadores de toda la isla, en el resto de núcleos de población, con el fin de abarcar el 100 % de clientes.

Actualmente Aqualia está ampliando la implantación de este sistema en los municipios de Santa Eularía des Riu, Valdemossa, Sa Pobla, Fornalutx y también en las instalaciones de la Autoridad Portuaria de los puertos Comercial, Deportivo y de Pasajeros de Palma de Mallorca.

Este sistema, pionero en Baleares, pone a disposición del usuario toda la información relativa a su consumo de agua, además de conseguir una mayor optimización de los recursos hídricos del municipio. Aqualia ha llevado a cabo además, la sectorización de la red de transporte y distribución mediante la instalación de caudalímetros tele controlados y válvulas de regulación, así como la implantación de un sistema de telecontrol que permita conocer y gestionar en tiempo real cualquier incidencia o anomalía que surja en las instalaciones de abastecimiento y saneamiento de agua.

Tampoco en este caso “smart” se ha obviado la importancia de la comunicación ya que Aqualia, como miembro de la Alianza por el Agua, viene desarrollando la campaña de comunicación “Vive la Isla, Cuida el Agua”, dirigida a la población las Ibiza y Formentera. El objetivo es tomar conciencia de la escasez de los recursos hídricos y de la necesidad de mantener un uso responsable del agua. 

Comentarios