La Diputación de Castellón reclama al Gobierno todas las competencias sobre el ciclo integral del agua

50
0
50

(DipCas) El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha participado esta mañana en la puesta en marcha de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales de Vallat, donde ha aprovechado para “reclamar al Gobierno que nos ceda a las diputaciones todas las competencias del ciclo integral del agua puesto que así se evitarían duplicidades. Somos quienes más cerca estamos de los problemas hídricos de nuestros municipios y quienes disponemos de los recursos técnicos para dar una solución rápida y eficaz”.

Con la nueva infraestructura, con un presupuesto de 360.000 euros y preparada para dar servicio a 200 personas, el municipio de Vallat dejará de verter agua sin tratar al Mijares, el río más importante en caudal de la provincia.

El II Plan de Depuración de la Diputación ya cuenta con 32 depuradoras en funcionamiento, tres obras en ejecución, otras tres adjudicadas y nueve pendientes. En esta segunda iniciativa provincial se invertirán cerca de 23 millones de euros en las 47 actuaciones proyectadas. Junto al primer Plan, la institución provincial se encarga de gestionar 87 depuradoras a lo largo de toda la provincia.

Asimismo, en la nueva legislación que regirá las competencias de las Administraciones Públicas, Moliner también establece como una prioridad garantizar el servicio de agua potable a los municipios. La Diputación ha aprobado últimamente una inversión de 42.338 euros en las obras necesarias para mejorar el servicio de agua potable en los municipios de Artana, La Llosa, Todolella y Vilar de Canes.
El presidente provincial, que ha estado acompañado por la alcaldesa, Mª José Colomer, y el diputado delegado del Ciclo Integral del Agua, Adelino Santamaria, también ha resaltado que “una vez más garantizamos un desarrollo sostenible para Vallat y la comarca, ya que la eliminación de contaminantes en nuestros cauces es fundamental para el desarrollo de nuestros pueblos. Y eso solo lo puede garantizar una institución con visión supramunicipal como la Diputación, porque los recursos naturales no pertenecen a un pueblo o a otro, son de la provincia y benefician a la provincia”.

“Es hora de buscar la máxima eficiencia en el funcionamiento de las administraciones, de evitar duplicidades y garantizar la mejor inversión para cada euro público”, ha añadido Javier Moliner.

Cabe recordar que son más de nueve millones los invertidos en gestión de depuradoras, obras de mejoras y nuevas estaciones, cofinanciadas por la Generalitat Valenciana, así como al programa de saneamiento, abastecimiento y distribución de aguas en los municipios menores de 5.000 habitantes.

Al acto también ha asistido el vicepresidente de la Diputación, Francisco Martínez, el diputado comarcal, Luís Rubio, así como numerosos vecinos de la localidad del Alto Mijares. 

Comentarios