Más de 200 guardias civiles participan este verano en el Plan de Vigilancia de Embalses y Zonas recreativas

36
0
36
  • La Guardia Civil vigila los pantanos de San Juan y de El Atazar; y el área recreativa "Las Dehesas"; La Pedriza y Las Presillas.

(EuropaPress) Más de 200 guardias civiles participan desde el 15 de junio hasta el 15 de septiembre en el Plan de Vigilancia de Embalses y Zonas Recreativas para evitar las agresiones al medio ambiente y prevenir hechos delictivos en zonas de ocio, como embalses y áreas recreativas de montaña.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha comprobado este jueves el funcionamiento de este dispositivo, durante una visita al pantano de San Juan, en la localidad de San Martín de Valdeiglesias, mucho más lleno de lo habitual a estas alturas del año.

Cifuentes ha señalado que el Plan tiene un fuerte carácter preventivo, y aúna las actuaciones de carácter medioambiental, con las relacionadas directamente con la seguridad ciudadana, "a fin de evitar actos delictivos e incidentes en áreas en las que se dan cita miles de madrileños, especialmente los fines de semana".

La Guardia Civil presta una especial atención a las 5 zonas en las que se registra mayor afluencia de visitantes.

En la edición 2013 de este Plan, la Guardia Civil presta una especial atención a las cinco zonas en las que se registra mayor afluencia de visitantes: pantanos de San Juan y de El Atazar; área recreativa 'Las Dehesas'; La Pedriza y Las Presillas, en los términos municipales de San Martín de Valdeiglesias, Cervera de Buitrago, Cercedilla, Manzanares El Real y Rascafría, respectivamente.

Asimismo, la Guardia Civil intensificará la vigilancia, a través de sus unidades territoriales, en más de cien embalses y zonas recreativas distribuidas por toda la región, en las sierras Norte y del Guadarrama; cuencas del Manzanares, Alberche, Jarama, Tajo, Tajuña y Henares; río Guadarrama, y Área Metropolitana de Madrid.

Los dos embalses más importantes por extensión y afluencia de público, y a los que el Plan atiende de manera especial, son: El Atazar, que se extiende por cinco municipios, concretamente El Berrueco, Robledillo de la Jara, El Atazar, Cervera de Buitrago-Lozoyuela y Puentes Viejas, así como el pantano de San Juan, que discurre por las localidades de San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa, y es el único de la región navegable y en el que está permitido el baño.

Seis misiones fundamentales

La delegada del Gobierno ha señalado que los agentes de la Guardia Civil que intervienen en este Plan tienen seis misiones fundamentales: vigilancia preventiva de las masas forestales y zonas susceptibles de sufrir incendios próximas a los embalses y áreas recreativas; control de residuos en estas áreas; control de navegación en embarcaciones recreativas; vigilancia de la utilización y estacionamiento de vehículos; control de caza y pesca deportiva, y prevención de hechos delictivos.

El Plan se desarrolla hasta el 15 de septiembre, y en él participan automóviles y motocicletas todoterreno del SEPRONA, embarcaciones del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), y un helicóptero, a lo que hay que sumar el Escuadrón de Caballería y las unidades territoriales de la Guardia Civil.

Tal y como ha apuntado la delegada, la novedad del Plan de Vigilancia de este año es que llegará a zonas, más allá de embalses, que en el verano reciben mucho turismo y tienen una importancia medioambiental como Rascafría y Fuenfría.

Más de 130 denuncias en 2012

El Plan Especial de Vigilancia correspondiente a 2012 se cerró con un total de 132 denuncias por distintas infracciones, entre ellas, las relacionadas con vulneración de la normativa de embalses y de pesca, acampadas, navegación (documentación de pilotos y estado de las embarcaciones), utilización de barbacoas, atentados contra la fauna, por tenencia y consumo de drogas, estacionamientos en zonas no autorizadas, y contra la seguridad ciudadana.

La delegada del Gobierno ha hecho un llamamiento a todos los madrileños para que colaboren en la protección y cuidado del medio ambiente en embalses y zonas recreativas y para que extremen las precauciones evitando situaciones de peligro en zonas de riesgo como los pantanos, recordando además la prohibición de hacer fuego, que es la medida más eficaz para evitar los incendios forestales.

"Está totalmente prohibido hacer fuego, arrojar residuos y vertidos ilegales. Hay que hacer un llamamiento especial con el fuego porque hay que ser conscientes que hacer una pequeña fogata puede tener consecuencias totalmente desastrosas. Por eso me gustaría hacer un llamamiento a la conciencia cívica de los ciudadanos. Son zonas para el uso y disfrute de todos, pero hay que mantenerlas en condiciones", ha concluido. 

Comentarios