García Tejerina: “Participación pública y planificación hidrológica son los fundamentos de una gestión sostenible del agua”

68
0

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.
  • Señala que con este seminario se avanza en la elaboración de la Estrategia del Agua en el Mediterráneo Occidental.
  • Asegura que el proceso de cooperación debe contribuir a fortalecer la capacidad de los países para gestionar de manera adecuada los recursos hídricos.
  • España participa activamente en los principales foros internacionales relacionados con la gestión de los recursos hídricos.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado esta mañana que “sólo si tenemos en cuenta las preocupaciones de los usuarios (agricultores, industrias, habitantes y organizaciones de defensa del medio ambiente) es posible tomar decisiones acertadas y aceptadas en materia de agua que finalmente se puedan ejecutar”. “Participación pública y planificación hidrológica son, pues, los fundamentos de una gestión sostenible del agua”, ha añadido.

Isabel García Tejerina ha inaugurado hoy en Orán (Argelia), junto al ministro de Recursos Hídricos de Argelia, Necib Hocine, el segundo Seminario sobre la Estrategia del Agua en el Mediterráneo Occidental, “seminario con el que avanzamos en nuestro propósito común de elaborar la Estrategiadel Agua en el Mediterráneo Occidental, una iniciativa en la que Argelia y España han asumido el papel de promotores, en el marco del Dialogo 5+5”, ha comentado.

En su intervención, García Tejerina ha señalado que, ante las dificultades de algunos países de la región Mediterráneo-Occidental para atender las demandas de agua, “el proceso de cooperación debe contribuir a fortalecer la capacidad de los países para gestionar de manera adecuada los recursos hídricos”. Para la ministra, “la colaboración multilateral es garantía de éxito para la Estrategia del Agua para el Mediterráneo Occidental”.

Asimismo, la ministra ha asegurado que los países mediterráneos “compartimos muchos rasgos comunes” en materia de agua, como las situaciones de sequía y los episodios de crecidas e inundaciones, así como “un problema de primera magnitud: la escasez hídrica, entendida como un déficit estructural de recursos con los que atender nuestras necesidades”.

Ante esta situación, García Tejerina cómo España ha desarrollado dos instrumentos “de probada eficacia: la planificación hidrológica y la gestión unitaria de las cuencas a través de las Confederaciones Hidrográficas”, con los que se ha satisfecho la demanda de agua de más de 45 millones de personas y las necesidades de 3,7 millones de hectáreas de regadío.

Asimismo, “hemos mejorado nuestra capacidad de hacer un uso sostenible del recurso, atendiendo así los objetivos ambientales”, ha añadido la ministra, quien ha subrayado que todo ello se ha llevado a cabo en el marco del cumplimiento de la Directiva Europea del Agua, “una norma que ha supuesto un gran avance político en la protección de las masas de agua continentales y costeras de ámbito europeo”.

Precisamente la ministra considera que la Directiva Marco del Agua “constituye para la Unión Europea un punto de inflexión en el camino hacia la gestión sostenible del agua, cambio que se articula a través de los planes hidrológicos de cuenca”. Tras casi diez años de vigencia de la directiva, la Comisión y los Estados miembros han podido evaluar sus resultados, “lo que nos está sirviendo a los países para revisar nuestros planes de cuenca”.

En España, ha añadido, la colaboración de los usuarios “es, asimismo, un elemento fundamental del modelo de gestión del agua, en particular, de las comunidades de regantes”. Para la ministra, las decisiones relativas al reparto del agua no se pueden tomar sin el concurso de los usuarios, no sólo por una cuestión tradición, transparencia y participación, sino por un requisito de eficacia para la gestión eficaz del recurso.

Foros internacionales

Por otra parte, García Tejerina ha señalado que España puede aportar su experiencia a la Estrategia del Agua en el Mediterráneo Occidental, como país ribereño y como miembro de la UE. En esta materia, España participa activamente en los principales foros internacionales relacionados con la gestión de los recursos hídricos, como la Red Mediterránea de Organismos de Cuenca (REMOC), y tuvo un papel destacado en el proceso de formulación de la Estrategia del Agua en el Mediterráneo desarrollado entre 2008 y 2010. Además, nuestro país forma parte del Sistema Euro-Mediterráneo de Información sobre el Agua.

En este ámbito, García Tejerina ha hecho especial mención de otras dos iniciativas en las que colabora España “que pueden aportar valor a la Estrategia del Agua para el Mediterráneo Occidental”. La primera de ellas es el denominado Libro Blanco del Agua en el Mediterráneo, “un ambicioso proyecto para disponer de un documento de referencia sobre el agua en el área mediterránea”.

Y la segunda iniciativa es el “Foro Mediterráneo del Agua”, de cuyo Comité de Dirección forma parte España. Según ha adelantado la ministra, este foro celebrará su segunda edición el próximo mes de noviembre, en Murcia (España), “con el decidido apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, las autoridades autonómicas y del Instituto Euromediterráneo del Agua”.

Estrategia del agua para el Mediterráneo Occidental

En relación con los resultados del Seminario de Orán, García Tejerina ha animado a “comprometernos a elaborar un primer borrador de Estrategia del Agua, que nos permita ser efectivos sobre el terreno”, sobre todo de cara a futuras citas, como la reunión del Steering Committee del Sistema Euromediterráneo de Información sobre el Agua, de septiembre, y el II Foro Mediterráneo del Agua, de noviembre.

Por último, la ministra ha reiterado el compromiso del Gobierno de España con la adopción de una Estrategia del Agua para el Mediterráneo Occidental, “que permita fortalecer la capacidad de nuestros países para atender sus necesidades hídricas, en cantidad y en calidad, a través de la puesta en marcha de un modelo de gestión que haga viable el crecimiento y el desarrollo de nuestros pueblos, respetuoso con el medio ambiente y eficaz a la hora de adaptarse a los retos del cambio climático”. 

Comentarios