Mérida cuenta con 40 nuevos 'vigilantes' de la red de abastecimiento de agua

399
1
  • Mérida cuenta 40 nuevos 'vigilantes' red abastecimiento agua
  • Aqualia ha instalado unos sensores nocturnos inteligentes para detectar fugas que incrementarán la eficiencia de la red
  • Gracias a estas iniciativas, el consumo de agua en Mérida actualmente es inferior al realizado en el año 2000

Sobre la Entidad

Aqualia
Aqualia es la empresa de gestión del agua del FCC Servicios Ciudadanos. Es la primera de su sector en España, la tercera empresa privada de Europa y la sexta en el mundo. Trabaja para 23,5 millones de usuarios en 1.110 municipios de 22 países.
399

Aqualia, empresa gestora del Servicio Municipal de Agua de Mérida, ha implantado un innovador sistema de detección de fugas de agua que optimizará el rendimiento de la red en la ciudad. Evitar a toda costa la pérdida de agua, ya sea por roturas no perceptibles a la vista o por fraudes, es el objetivo que la empresa concesionaria persigue con la instalación de estos 40 avanzados sensores llamados “PERMANET”.

El Servicio Municipal de Aguas de Mérida ya contaba con todos los medios tradicionales de control de caudales y búsqueda de fugas, y con estos nuevos aparatos actualiza y completa el sistema a través de un moderno sistema de control permanente de ruidos nocturnos sobre las redes.

Se trata de unos sensores de prelocalización de fugas que se colocan en la propia red de abastecimiento a través de pozos de registro o arquetas. Por su sensibilidad permiten detectar fugas muy débiles que pasan inadvertidas por cualquier otro sistema de detección. Están dotados de inteligencia propia, y miden y analizan los ruidos decidiendo por sí mismos si está detectando una fuga o no. Los datos que registra son transmitidos al ordenador central vía teléfono a una pantalla receptora sin necesidad de acceder al punto donde el PERMANET se encuentra instalado.

Con posterioridad, el personal técnico se dirige directa y exclusivamente al área en la que se ha prelocalizado la fuga para su ubicación exacta a través de los detectores de sonido. De esta manera se reduce notablemente la distancia a inspeccionar por métodos tradicionales, se revisan más kilómetros de red en menos tiempo y como consecuencia se aumenta la periodicidad del control en cada zona.

Felipe Becerra, gerente de Aqualia en la ciudad, declara que “con estas actuaciones, unida al trabajo continuado y sistemático que hacemos diariamente, se mejora la eficiencia de la red y su rendimiento, además de evitar pérdidas innecesarias de agua, contribuyendo de esta manera al desarrollo sostenible y reduciendo de forma significativa los costes del servicio”.

A fecha actual ya han dado sus frutos y consecuencia de esta vigilancia se han localizados algunas fugas que de otra forma hubiesen pasado inadvertidas.

Becerra indica que “gracias a estas iniciativas, al control permanente con estos equipos y la formación adquirida por nuestros trabajadores, el consumo de agua que necesita Mérida actualmente para el abastecimiento es inferior al utilizado en el año 2000, a pesar del aumento de población, de la expansión de la ciudad y de la antigüedad de las redes, lo cual demuestra la gran mejora realizada sobre el control de fugas en las redes del municipio”.

Imagen de las localizaciones de los sensores permalog en la ciudad

El Ayuntamiento de Mérida y Aqualia, reiteran su compromiso con los ciudadanos, llevando a cabo acciones encaminadas a optimizar la gestión de las instalaciones y el aprovechamiento de los recursos hidráulicos, bajo los principios de eficacia y sostenibilidad. 

Comentarios