"Gracias a la inversión en regadíos, España ha pasado de una agricultura de subsistencia a ser una potencia agraria"

101
0
  • Carlos Cabanas (MAGRAMA).
    Carlos Cabanas (MAGRAMA).
  • Destaca los avances conseguidos en materia de investigación “que sitúan a España como tercer país a nivel mundial en esta materia, sólo por detrás de Estados Unidos y China”.
  • Resalta el alto valor tecnológico del riego que consigue que 3,5 millones de Ha de regadío, que representan el 15% de la superficie agraria total, aporten más del 50% de la Producción Final Agraria.
  • Señala la importancia de la exención del 85% del impuesto especial de la electricidad para los regantes, así como el ajuste en el régimen de módulos del IRPF, anunciado ayer por la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
  • Explica que se está redactando la Estrategia Nacional de regadíos “como instrumento rector y orientador de la política nacional de regadíos”.

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.
101

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha valorado los logros conseguidos con la investigación y el desarrollo del regadío que, junto a otros factores, “han permitido a España pasar de tener una agricultura de subsistencia a ser una potencia agraria”.

Cabanas, que ha participado en la inauguración de la Jornada informativa “El binomio agua – energía y su repercusión en el regadío”, organizada en Huesca por Riegos del Alto Aragón, ha destacado el alto valor tecnológico de los sistemas de riego en nuestro país que, “con 3,5 millones de hectáreas de regadío, que representan el 15% de la superficie agraria útil total, aportan más del 50% de la Producción Final Agraria”. 

En este sentido ha recordado algunos de los beneficios del regadío, como su capacidad de generación de empleo estable, tres veces superior al secano, su importancia para la sostenibilidad económica de muchos agricultores, la generación de una renta más segura y su capacidad de favorecer el desarrollo de industrias agroalimentarias en el medio rural. “El regadío, por tanto, mantiene y mejora la competitividad de la agricultura y el nivel de vida de los agricultores”, ha afirmado Cabanas.

Frente al problema de las tarifas eléctricas en la agricultura de regadío, Cabanas ha destacado las medidas presentadas por la ministra Isabel García Tejerina

Tarifas eléctricas

Entre los avances conseguidos en materia de regadíos, el secretario general ha resaltado también la importante aportación de la innovación, “que ha permitido la modernización y racionalización del consumo de agua”, y que a su vez ha llevado aparejado un coste energético superior y un incremento en la factura eléctrica del regadío. 

Frente a este problema patente de la agricultura de regadío, Cabanas ha destacado las medidas presentadas ayer por la ministra Isabel García Tejerina que, en coordinación con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, permitirán introducir en la reforma fiscal una exención del 85% del impuesto especial de la electricidad para los regantes, y un ajuste en el régimen de módulos, definitivo y estructural, para compensar el incremento de costes por la nueva tarificación eléctrica.

Así, ha indicado el secretario general, “el impacto estimado de la exención como la rebaja de módulos va a suponer una cantidad en torno a 55 millones de euros al año”. Unas medidas, ha añadido, que tendrán un impacto de unos 650 euros de media por explotación. 

Estos cambios en el régimen de estimación objetiva del IRPF, ha explicado Cabanas, tendrán efectos en la declaración de 2014, mientras que la exención del impuesto especial será a partir de 2015. 

Política nacional de regadíos

En su intervención, el secretario general ha expuesto el interés del Gobierno en diseñar una política nacional de regadíos “que permita afrontar los grandes retos de futuro, como son la seguridad alimentaria, el cambio climático y la internacionalización”. 

El impacto estimado de la exención como la rebaja de módulos va a suponer una cantidad en torno a 55 millones de euros al año

Así, ha señalado Cabanas, “en 2 años y medio hemos cerrado la primera fase de planificación hidrológica, atendiendo las diferentes demandas, especialmente las de la agricultura de regadío”.

También ha destacado las “duras” negociaciones llevadas a cabo para que en la nueva PAC las inversiones necesarias para los proyectos de transformación y modernización del regadío pudieran financiarse con fondos comunitarios. A este respecto ha resaltado como se consiguió “introducir requisitos específicos que se adaptan a las necesidades de nuestro regadío”, lo que va a permitir la financiación de proyectos de regulación, eficiencia energética, utilización de aguas regeneradas, mejora de la gestión y de ahorro de agua. 

En esta línea ha señalado como en el Programa Nacional de Desarrollo Rural para el periodo 2014-2020, que se ha presentado a la Comisión, se ha incluido una medida específica de infraestructuras de interés general para transformaciones en regadío y modernización de infraestructuras supra-autonómicas. “El objetivo es generar empleo y desarrollo económico en las zonas rurales a revitalizar y atender a aquellas infraestructuras que estén en riesgo de quedar desatendidas en su mantenimiento”, ha subrayado Cabanas

En este marco, el secretario general ha anunciado también que se está redactando la Estrategia Nacional de Regadíos, “como instrumento rector y orientador de la política nacional de regadíos”. Los objetivos esenciales de esta Estrategia, ha explicado,  son  el desarrollo económico a través de una mejora de la eficiencia del uso del agua y de la energía, respetando el medio ambiente y con un modelo de financiación eficiente y rentable. 

Comunidad de Riegos del Alto Aragón

Cabanas ha ponderado también la labor de la Comunidad de Riegos del Alto Aragón en la conmemoración de su centenario, y ha destacado su carácter pionero en la apuesta por la modernización a través de SEIASA. Así, se han modernizado cerca de 69.000 hectáreas, con una inversión superior a los 227 millones de euros, a las que se añaden otras 10.200 hectáreas en ejecución y otras actuaciones de modernización de regadíos como las del Zaidín, las del Canal de Monegros o las de Lasesa.

También ha destacado la colaboración del Ministerio en el marco del Pacto del Agua de Aragón, para impulsar las inversiones que dieran respuesta a las necesidades hídricas de los regantes de esta zona, “como pone de manifiesto la ejecución de los embalses de Biscarrués y Almudévar”. 

A este respecto ha recordado el cumplimiento del anuncio realizado el año  pasado por la ministra, sobre la contratación de la primera fase de las obras de Almudévar, “cuya adjudicación se ha hecho pública el pasado mes de junio por un importe de 109,6 millones de euros”.

En cuanto al embalse de Biscarrués, ha explicado que se firmó el protocolo de redacción del proyecto a principios de año y, el pasado mes de julio, el Gobierno licitó la redacción del proyecto de obras del embalse. “Una actuación con una inversión total en torno a los 127 millones de euros, que atiende a la reivindicación histórica del Alto Aragón de regular el río Gállego” ha concluido Cabanas.

Comentarios