"El gran problema de la ética del agua no es la escasez de agua, sino la falta de imaginación"

1.761
3
  • " gran problema ética agua no es escasez agua, sino falta imaginación"
    Mari Feli Fernández

Un contenido de:

1761

Mari Feli Fernández es una arquitecta nacida en Barranda, una pedanía del municipio de Caravaca de la Cruz, que recientemente ha participado en un seminario internacional sobre "El Derecho Humano al Agua y al Saneamiento" celebrado en la Academia Pontificia de Ciencias, en la Ciudad del Vaticano, organizado por la Fundación Argentina Cátedra del Diálogo y del Encuentro, en cooperación con la entidad romana. 

Pregunta: Sra. Fernández. En primer lugar, nos gustaría conocer su trayectoria profesional y cómo ésta le ha llevado al puesto que ocupa actualmente.

Respuesta: Mi trayectoria profesional no es muy larga dada mi juventud, pero si intensa y bastante amplia. Lo conseguido se debe fundamentalmente a logros académicos junto a experiencias personales y laborales con grandes maestros y profesionales.

Estudié arquitectura en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid (UPM). Amplié mis estudios en Italia y en Puerto Rico. En este último estado cursé estudios de maestría en estructuras de acero y hormigón, dentro del sistema estadounidense, logrando las mejores calificaciones. Pero más allá de mis estudios allí, recalco este lugar por la experiencia vivida en un país tropical que no sabía ni sabe gestionar la gran cantidad de agua que tiene. También me hizo aprender mucho el tiempo que trabajé como becaria en el primer estudio de arquitectura ecosostenible de los EEUU (Abruña&Musgrave) dónde se luchaba por promover cambios en los estados del norte y hacer mayor hincapié en la concienciación ecológica social.

"La figura del arquitecto siempre ha estado y debe de seguir estándolo en aquellos lugares donde la ciencia y la técnica marca las líneas claves para los avances sociales"

Una vez en España comencé a trabajar con el prof. Dr. M. Ramón Llamas en la facultad de Geología, a quien todos conocéis bien. Fue consecuencia de mi experiencia en programas informáticos. Una buena amiga mía que trabajaba con él, Beatriz Mayor (ahora en el IIASA) me propuso como su sustituta, a sabiendas que tenía conocimientos que requería Ramón. Parece que no se equivocó, pues son casi dos años a su lado. Al ver mi pasión por el agua, la ecología en general y la filosofía Ramón Llamas ha ido enseñándome de manera astuta, delegando en mí labores de gestión y dirección, que han hecho que me esforzara y estudiara para no defraudarlo. Ha sido una suerte tener tan buen maestro y también un reto para mí, pues se salía de mi formación académica.

El punto de inflexión en lo profesional junto al Prof. Llamas fue la organización de las dos Brainstorming Sessions en el Observatorio del Agua de la Fundación Botín que conformaron el 14º Seminario Nacional, cuando él era el Director de dicho Observatorio.

Más tarde, comenzó mi labor investigadora como Colaboradora Científica en temas de Ética Medioambiental y del Agua. Lo hice ya en proyectos de la Real Academia de Ciencias. En ese período, fui invitada como la única ponente arquitecta en un Seminario Internacional sobre el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento en la Academia Pontificia de Ciencias, siendo coautora junto al Prof. Ramón Llamas de la ponencia: “Abordaje teológico, ético y pastoral de la Laudato Si´sobre el derecho al agua, desde la visión científico-tecnica”.

En esta línea, en el último año he trabajando en un estudio en la cuenca hidrográfica del Segura, en el cual nos gustaría continuar dada la complejidad e interés de dicha cuenca. Es un proyecto realizado conjuntamente con la Confederación Hidrográfica del Segura, el Observatorio del Agua de la Fundación Botín y la Real Academia de Ciencias Exactas y Físicas. Aquí he trabajado con Maite M. Aldaya principalmente, a quien vuestra revista también entrevistó con motivo de recibir el premio de la Real Academia de Ciencias a jóvenes investigadores. También han participado el Prof. Emilio Custodio y el Prof. Ramón Llamas. Esperamos que en octubre se presente en Murcia este estudio.

Actualmente sigo colaborando con la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (RAC) dónde soy la Project Manager de un estudio que se está intentando lanzar sobre Gestión Integral de los Recursos Hídricos en España. El fin de dicho estudio es llegar a unas conclusiones clarificadoras sobre la situación actual, aportando una visión multidisciplinar de los principales elementos que intervienen en la política del agua. Con este estudio la RAC quiere contribuir a ese tan mencionado y deseado posible Pacto Nacional del Agua.

Mari Feli Fernández durante el Seminario

P.- Recientemente ha participado en el Seminario Internacional sobre el derecho al agua y saneamiento, celebrado en la Academia Pontificia de Ciencia en El Vaticano. ¿Cómo fue su experiencia?

R.- El tema principal del Seminario fue el derecho al agua y a un mínimo de saneamiento de todo ser humano. El eje 1 en el que yo participaba, se abordaba el tema de la educación para una ecología integral como el desafío del futuro. La ponencia de Ramón y mía aborda la Laudato Si’ desde el punto de vista de la ciencia y la técnica. Es un ponencia bastante filosófica encargada inicialmente a Ramón Llamas como uno de los pioneros en ética del agua. Yo fui invitada de tras una conversación inesperada por videoconferencia con el Director de la Cátedra organizadora del Seminario, con quien hablé de los cambios sociales, políticos e incluso antropológicos que se están dando por todo el mundo a causa de la falta de planificación urbanística, a causa de la NO ciudad en la que se vive hoy día. El Director es antropólogo, por lo que mucho sabía del tema y le resultó muy interesante mi conversación, de ahí que me pidiera el CV.

Dada la relevancia por mi juventud y por ser la única arquitecta ponente, tuve el apoyo de mis tutores y profesores de la Escuela de Arquitectura, y muy especialmente del actual Decano del Colegio de Arquitectos de Madrid, el reconocido urbanista, el Dr. D. José Mª Ezquiaga, quien estuvo atento a mí desde que lo supo, dándome apoyo incluso una vez en Roma. Estuve meses encerrada preparando la ponencia y presentación, pues aunque cursé en la universidad Filosofía de la Ciencia, ni el Prof. Ramón Llamas ni yo somos filósofos. En nuestra ponencia dimos claves para esa posible ética común, aunque siempre guiados por catedráticos en filosofía como R. Alvira.  

La experiencia de estar con los más grandes expertos en agua a nivel internacional como A. Wolf, Cecilia Tortajada, Benedito Braga, Emilio Custodio, …, en la que fue la primera academia de ciencias de la historia ha sido para mí el mayor de los logros. Pero a parte de logro personal, considero que lo ha sido para el gremio de los arquitectos; pues la figura del arquitecto siempre ha estado y debe de seguir estándolo en aquellos lugares donde la ciencia y la técnica marca las líneas claves para los avances sociales. Con la excelencia con que estaba preparado ese seminario, no se entendía que no hubiera especialistas arquitectos. Iba con unas expectativas muy altas por el nivel de los participantes, pero la realidad las superó y una vez más he de decir que la Academia Pontificia de Ciencias sigue liderando la ciencia como desde hace siglos. Allí se expusieron temas muy complejos, polémicos y difíciles de explicar. Se dio voz a todas las posturas, abriendo interesantes debates y diálogos.

P.- El seminario se desarrolló en el marco de la encíclica ambiental del Papa Francisco, “Laudato Si’”. ¿Cómo aborda la encíclica el problema del acceso al agua y al saneamiento?

R.- La encíclica Laudato Si´ trata el tema del agua en su capítulo II, dedicando a su uso exclusivo 5 puntos: el 27, 28, 29, 30 y 31. En ellos aborda el problema del acceso al agua y al saneamiento de manera muy clara, breve y concisa.

  • Recuerda la actual situación de derroche y agotamiento de recursos naturales por parte de los sectores más ricos de la sociedad sin que se haya resuelto la pobreza.
  • Indica la mala gestión y poca imparcialidad de gestión del agua potable y limpia.
  • Enfatiza el problema de la calidad del agua disponible para los pobres. Las aguas subterráneas son las que más sufren de contaminación en países sin suficiente reglamentación.
  • Denuncia la tendencia a privatizar un recurso que es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque es negar el derecho a la vida a quienes no la puedan pagar. Para ello es en este punto (30) dónde la Encíclica pide más aportes económicos para proveer de agua limpia y saneamiento a los pueblos más pobres. A la vez que promueve la educación para su mejor gestión en los países menos desarrollados donde la concienciación es menor.
  • Prevé conflictos por el control del agua.

P.- ¿Qué tipo de expertos participaron en el Seminario? Y, en especial, ¿de cuál fue la representación española?

R.- Hubo representación de los 5 continentes con expertos científicos, políticos, educadores y líderes espirituales. Además también hubo representantes de trabajadores del sector del agua. El diálogo entre todos estos actores mostraba ese carácter multifacético y complejo del agua, conformando un espacio interdisciplinar de debate, reflexión, análisis y propuestas para el logro de políticas de gestión que aseguren la efectiva contribución de la ciencia, la cultura, la política y los avances tecnológicos al logro de ese derecho humano que es el agua potable.

De España fuimos 5 los invitados, los profesores: Ramón Llamas, Emilio Custodio, Leandro del Moral, Alberto Garrido y yo. La representación española estuvo en los primeros paneles, siendo de una gran envergadura teórica y científica, lo cual es importante en cuanto al nivel de la calidad de nuestras universidades.  Esto debería servir para que la inversión público-privada en la ciencia tenga mucha más relevancia. No creo que sea bueno para España que personas jóvenes como yo se vayan a otros países a desarrollar lo que es muy necesario en el nuestro, por falta de recursos y de reconocimiento al esfuerzo. 

Mari Feli Fernández saludando al Papa Francisco

.- Durante el Seminario sobre el Derecho Humano al Agua celebrado el pasado mes de febrero en el Vaticano, el Papa Francisco se preguntaba si caminábamos hacia la Gran Guerra Mundial por el agua. ¿Cuál es su visión al respecto?

R.- Esta ha sido la frase más mediática de un discurso realmente ejemplar. Pero continuó recordando las cifras de Naciones Unidas según las cuales "mil niños mueren al día a causa de enfermedades relacionadas con el agua”. Lógicamente esas cifras son desgarradoras y no podemos seguir mirando hacia otro lado. Hay muchos países en los que aún hoy no se cumple un derecho humano básico, que además es necesario para que otros se cumplan. Esto no es algo marginal, es una realidad de amplios grupos e incluso países enteros, los cuales aún hoy día no tienen asegurado para su población esa agua limpia.

"Creo que el agua más que un elemento de confrontación es un elemento de cooperación"

Ninguno de los allí presentes consideramos que el Papa tuviera una postura catastrofista tras ver las noticias de los medios internacionales esa misma noche; mas bien al contrario, quiso animarnos con optimismo para que contribuyésemos en la búsqueda de soluciones. De hecho prosiguió: “No es tarde, pero es urgente tomar conciencia de la necesidad del agua y de su valor esencial para el bien de la humanidad”. Hay que afrontar la realidad con optimismo, para intentar cambiarla.

Desde mi humilde opinión creo que el agua más que un elemento de confrontación es un elemento de cooperación, y es lo que allí todos vivimos. En esto opino como Ramón Llamas y el Prof. Aaron Wolf, quien también estuvo allí precisamente tratando el tema. Considero que el ser humano tiende a la unión grupal y a la cooperación ante las adversidades que ponen en peligro la vida, y que precisamente el agua, como único medio para ésta, servirá para llegar a puntos de encuentro y al acercamiento de las diversas culturas y pueblos. Ese Seminario-taller que cerró el discurso del Papa Francisco es un ejemplo de optimismo y cooperación. Allí estuvieron representadas las 3 grandes religiones, la ciencia, los organismos públicos y privados, los trabajadores. No existe mayor elogio al agua que la unión de todos los sectores de la sociedad trabajando por que se cumpla el derecho humano a tenerla en buenas condiciones. Animo a todos a leer el discurso completo del Papa.

Mari Feli Fernández durante el Seminario

P.- Trabaja junto al profesor Llamas en aspectos de ética medioambiental y del agua. ¿En qué líneas se desarrolla su trabajo?

R.- Como dije al comienzo de la entrevista, estando al lado del Prof. Llamas he tenido que adaptarme estudiando y trabajando en diferentes áreas; pero es sin duda la ética medioambiental y del agua en lo que más se focalizan sus enseñanzas dado que es un campo que me gusta e interesa. Soy una apasionada de la filosofía, de ahí que el Prof. Llamas haya querido enseñarme y guiarme para que siga investigando en esa línea de la que él es experto mundial. Además, considero que esos estudios éticos son necesarios ante los nuevos retos que el  actual cambio climático está originando. Actualmente estamos desarrollando una serie de temas para un futuro artículo que el Prof. R. Iturbe nos ha animado a escribir conjuntamente.

La concienciación ecológica es ya un hecho, pero la práctica a nivel de individuo y/o de conjunto no se lleva a cabo. Toda ciencia y técnica tiene una base filosófica que la sociedad actual ha dejado de lado y ello nos ha llevado al actual desastre medioambiental que hemos causado como seres humanos.

El ser humano ha de saber utilizar el don de la libertad en su beneficio y por ende con el resto del planeta. Considero que una postura ecocentrista no es idónea para el desarrollo, pero tampoco continuar en este antropocentrismo que parece evidente que desde el s. XIX ha llevado a un cambio de temperatura acelerado, con las respectivas consecuencias negativas que ya estamos sufriendo. Estas consecuencias son exponenciales en un elemento tan sensible como el agua. Las sequías e inundaciones se magnificarán. El gran problema de la ética del agua no es la escasez de agua, sino como bien dice el prof. Llamas, es la falta de imaginación, o desde mi punto de vista es la mala gestión de esa agua y falta de transparencia de algunas grandes multinacionales que comercializan con ella, tanto en su forma natural, o en forma de alimentos (agua virtual). Causa de esto es que haya países con grandes recursos hídricos y que su población no tenga acceso a esa agua de manera segura, e incluso que haya agricultores de esos mismos países ricos en agua, que tienen escasez de productos. Definitivamente muy mal se están haciendo las cosas.

"No existe mayor elogio al agua que la unión de todos los sectores de la sociedad trabajando por que se cumpla el derecho humano a tenerla en buenas condiciones"

P.- ¿Qué importancia tiene la arquitectura en la planificación hidrológica de las ciudades?

R.- La civilización comienza con la ciudad, y esta precisamente lo hace en torno al agua. Todos los asentamientos se hacen siempre en lugares geográficamente estratégicos para el fácil acceso al agua. El agua es vida, en todos los sentidos en que se pueda decir. Hablamos del neolítico. Con este dato se pueden imaginar la importancia y necesaria conexión entre arquitectura y planificación hidrológica, pues siempre han ido unidas.

La planificación hidrológica es afectada por el desarrollo urbanístico de las ciudades. Si este desarrollo de ciudad se configura según un correcto ordenamiento y gestión territorial y bajo unos criterios de lógica arquitectónica, la afección en la planificación hidrológica puede ser muy positiva. Por ello necesitamos enfrentarnos a ese desarrollo urbano desde una visión metropolitana inclusiva, eficiente y sostenible. En la actualidad estamos sufriendo las consecuencias de que muchos políticos dejen a un lado a los arquitectos en la toma de decisiones de lo que ha sido históricamente el primero de sus roles, la creación y desarrollo de la ciudad. Los arquitectos tenemos por ello mucho que decir a la hora de la correcta planificación metropolitana y por tanto hidrológica. D. Antonio Lamela, con quien pasé bastante tiempo hablando de estos y otros temas, como buen arquitecto y urbanista, sabía bien cómo y dónde urbanizar fortaleciendo las capacidades del lugar, pero siempre con un manejo sostenible de los bienes y servicios ambientales.

Quiero enfatizar que en América del Norte la mala configuración arquitectónica de la mayoría de sus ciudades se compensa en la planificación hidrológica con medidas que requieren de grandes costos a medio-corto plazo. Esto no es factible en otros países del centro y del sur. Sin embargo, estos países están mirando a futuro con planes metropolitanos que podrían ser un ejemplo a seguir. Para ello requieren de una fuerte inversión económica y de profesionales que esperemos se lleve a cabo.

Mari Feli Fernández durante el Seminario

P.- Tras su participación en el Seminario, ¿ha cambiado su visión sobre los problemas relativos al agua y saneamiento?

R.- Durante este tiempo al lado del Prof. Llamas, me he dado cuenta de que desde mi visión como arquitecta se puede aportar mucho al complejo, a la vez que apasionante, mundo del agua, y que además mi característica especialización puede aportar mucho en los equipos multidisciplinares, que necesariamente debieran ser ya una realidad más implantada en España.

"Todos tenemos que tener la mente abierta hacia el carácter “poliédrico” del agua"

He de decir que a parte de mi actividad intelectual, tengo unas raíces muy ligadas al medio rural y agrícola. Soy de una pedanía de Caravaca de la Cruz (Murcia), de una familia de pequeños agricultores, siendo además mi padre agente medioambiental. Mi niñez ha ido ligada a trabajos agrícolas en familia, tanto en secano (almendro), como en regadío (albaricoque y hortalizas varias). Eso ha marcado mi pasión por el medio natural en todos los aspectos. Pero cuento este detalle de mi vida, porque mi opinión en los temas del agua esta bastante arraigada por conocimiento de causa. Conozco desde dentro la problemática del regadío, las diferencias técnicas de cultivo, regadíos, subvenciones, cambios de suelo y lo que ello conlleva para bien o para mal, junto a un sinfín de temas con los que la Región de Murcia y sus gentes tenemos que lidiar en el día a día. Por toda esta realidad vivida, mi visión, más que cambiar, se ha ampliado de manera exponencial en estos casi 2 años con el Prof. Llamas. He aprendido mucho, pudiendo ser perfectamente compatible lo que se dice en reuniones y despachos con la realidad del medio rural.

Nunca hubiera imaginado especializarme en temas de ética y gestión medioambiental, pero ahora me doy cuenta de que todos los proyectos realizados han tenido énfasis en lo urbano, en el respeto por el entorno natural desde la sencillez de lo lógico unido siempre a las nuevas técnicas, en la búsqueda de referencias filosóficas en lo artístico, … todo ello me ha llevado a la palabra: Naturaleza.

Tras el Seminario los participantes firmamos la Declaración de Roma 2017, con el fin de promulgarla. Meses después he pensado en algunos puntos polémicos que me hicieron dudar desde el punto de vista científico y político, pero a día de hoy suscribo todo lo que figura en esa Declaración más convencida aún si cabe. Ha cambiado en mí el querer estudiar y especializarme más, buscando ahora una beca para un doctorado en este tema con varios profesores interesados en dirigirlo.

Todos tenemos que tener la mente abierta hacia el carácter “poliédrico” del agua. Complejo pero apasionante, y siempre un elemento de unión, cooperación y diálogo.

Comentarios