El presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño - Sil asegura que no hay problemas de abastecimineto a grandes poblaciones

77
0
77

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño – Sil (CHMS), Francisco Fernández Liñares, y el comisario de Aguas del Organismo de cuenca, Xoán Nóvoa Rodríguez, han participado en la Comisión para situaciones de sequía convocada por la Xunta de Galicia para hacer un seguimiento coordinado de las reservas de agua en la Comunidad y poder diseñar y desarrollar actuaciones que mejoren la distribución de los recursos hídricos.

Durante la reunión, Fernández Liñares, ha asegurado que “la situación de las cuencas Miño, Sil y Limia, por ahora, no es preocupante” y ha insistido en que “la guardería fluvial de esta administración hidráulica lleva semanas realizando un seguimiento continuo del nivel de los ríos y embalses que se completa con los datos que ofrece, en tiempo real, la red SAIH” (Sistema Automático de Información Hidrológica).

Si bien el presidente de la CHMS ha afirmado que “no hay problemas de abastecimiento a grandes poblaciones”, ha puntualizado que “si existen restricciones en núcleos que se abastecen directamente de manantiales o de pequeñas corrientes. Esto es lo que está ocurriendo en la provincia de Ourense en algunas parroquias de los municipios de Boborás, Castro Caldeas, Cortegada, Chandrexa de Queixa, Paderne de Allariz y Quintela de Leirado; en la provincia de Pontevedra en algunas poblaciones de Arbo, Dozón y Mos; y en la provincia de Lugo en núcleos de los ayuntamientos de Abadín, Baralla, Castroverde, O Corgo, Cospeito, Guitiriz, O Incio, Láncara, Meira, Outeiro de Rei, A Pastoriza, Pedrafita, Pol y Triacastela.”

Esta Comisión está formada por representantes de Protección Civil, Aguas de Galicia, de la Delegación del Gobierno, la FEGAMP, la Confederación Hidrográfica del Miño – Sil, y de las consellerías de Presidencia, Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Medio Rural, Economía e Industria y Sanidad.

Comentarios