La Conagua de México inicia la construcción de las presas La Higuerilla y La Palma, la tercera etapa del acueducto Vizcaíno-Pacifico Norte y el encauzamiento del arroyo Insurgentes

110
0
110

(Conagua) La Comisión Nacional del Agua dio hoy inicio oficial a la construcción de las presas La Higuerilla y La Palma, la tercera etapa del acueducto Vizcaíno-Pacifico Norte y el encauzamiento del arroyo Insurgentes, en Baja California Sur, donde durante los últimos seis años se han aplicado inversiones históricas en obras para mejorar las condiciones de disponibilidad hídrica y proteger a los centros de población.

En gira por esa entidad, encabezada por el Presidente Felipe Calderón Hinojosa, José Luis Luege, Director General de la Conagua, fue reconocido por el Gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor, por impulsar la calidad de vida de la población mediante infraestructuras que han significado las mayores inversiones en la historia del Estado.

José Luis Luege explicó que las obras iniciadas serán construidas en zonas estratégicas para favorecer la recarga de los acuíferos San José y Santo Domingo, único en equilibrio en México. Incluso, felicitó a los usuarios agrícolas del Valle de Santo Domingo por haber contribuido a que se dejara de sobrexeplotar su acuífero.

Detalló que las presas La Higuerilla y La Palma, también controlarán los escurrimientos torrenciales que se puedan generar en las cuencas de los arroyos San Ignacio, en el municipio de Comondú, y La Palma, en el municipio de Los Cabos, a fin de reducir los riesgos de que afecten a la población y a sus bienes.

Para mejorar el abastecimiento de agua de los más de 2.000 habitantes de las localidades Punta Prieta, San Hipólito, La Bocana y Punta Abreojos, del municipio de Mulegé, la Conagua, en coordinación con el Gobierno del Estado, construye la tercera etapa del acueducto Vizcaíno-Pacífico Norte, que tendrá la capacidad de conducir, a lo largo de 109 kilómetros, hasta 15 litros cada segundo. Esa obra, detalló, requerirá una inversión superior a 62 millones de pesos, de los cuales 70 por ciento será aportado por el Gobierno Federal.

Adicionalmente, se canalizan casi 5 kilómetros del arroyo Insurgentes para controlar los escurrimientos que crecen aceleradamente durante la temporada de lluvias y, con ello, proteger a los 8 mil pobladores de la Ciudad Insurgentes, localizada en el municipio de Comundú. Para esos trabajos el Gobierno Federal aportará 147 millones de pesos.

Comentarios