El Gobierno aprueba las obras para implantar el plan de emergencia en el embalse de Lechago

79
0

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.
79
  • Embalse del Lechago
  • La implantación del plan de emergencia es un requisito imprescindible y previo al inicio de la puesta en carga del embalse
  • La puesta en funcionamiento del embalse de Lechago es una de las actuaciones prioritarias del Pacto del Agua de Aragón
  • El importe de las obras aprobadas para la implantación del Plan requerirá una inversión de 450.000 euros

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), las obras necesarias para implantar el plan de emergencia en el embalse de Lechago, en el término municipal de Calamocha (Teruel).

El importe de estas obras (equipamiento de la sala de emergencia, de las comunicaciones, el control de éstas, la alimentación eléctrica, los sistemas de aviso, etc.) asciende a 450.000 euros, que serán financiados por el MAGRAMA, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

El embalse de Lechago, que almacenará los caudales del río Pancrudo y los excedentes del río Jiloca para cubrir el déficit de agua para riego y suministro del Bajo Jiloca y de la cuenca del Jalón, es una de las infraestructuras contempladas en el Pacto del Agua de Aragón.

Con la implantación del Plan de emergencias, trámite imprescindible para el inicio de la puesta en carga del embalse, el Gobierno vuelve a demostrar su compromiso con el Pacto. No en vano, en los últimos días, además de dar luz verde a esta actuación, ha licitado la primera fase de las obras del embalse de Almudévar-Biscarrués, otra de las infraestructuras básicas contempladas en el Pacto, y ha sacado a información pública el proyecto del embalse de Mularroya y su nuevo estudio de Impacto Ambiental.

La presa de regulación del río Jiloca situada en el río Pancrudo ejercerá también un importante papel como laminador de avenidas en periodo de fuertes lluvias, e incrementará los caudales circulantes durante los meses de verano, lo que supondrá una mejora ambiental para los municipios ribereños. Además, adicionalmente, podrá abastecer a 18 localidades de esta cuenca, entre ellas Calatayud.

La puesta en carga de la presa requiere la implantación del plan de emergencia, para cumplir con la directriz básica de planificación de protección civil ante el riesgo de inundaciones, así como con el reglamento técnico sobre seguridad de presas y embalses.

Comentarios