Los gambuceros: el rostro desconocido del tratamiento de aguas negras en El Salvador

92
0

Sobre la Entidad

ANDA
La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados de El Salvador es la engargada de proveer los servicios de abastecimiento, saneamiento y depuración en El Salvador
92

El nombre gambucero es derivado de una de las principales herramientas utilizadas en los trabajos de obstrucción, la cual tiene el nombre de varillas “gambuza”.

El tratamiento de los sistemas de alcantarillado de las aguas negras en El Salvador, como en cualquier otra parte, es uno de los trabajos más complejos de ejercer, debido a las dificultades que representa el manejo de los desechos fecales; en El Salvador, la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) es la única instancia capacitada para hacerlo.

La función del área de saneamiento en ANDA es cumplir con el mantenimiento preventivo y correctivo de las redes de alcantarillado sanitario, adicionalmente administra las plantas de tratamiento de aguas negras.

Abel Acosta, un gambucero de 54 años de edad, de los cuales 32 los ha dedicado a laborar en ANDA en el área de saneamiento de la región metropolitana, describe esta labor como "un compromiso bien grande".

El nombre gambucero es derivado de una de las principales herramientas utilizadas en los trabajos de obstrucción, la cual tiene el nombre de varillas “gambuza”, estas herramientas son especializadas en desobstruir y limpiar pozos, cada varilla mide 1.70 metros, en su extremo inferior el instrumento es ondulado lo que permite substraer el material y en su extremo superior tiene una manecilla que permite realizar movimientos de forma circular.

El personal de saneamiento de la región metropolitana la autónoma cuenta con un total de 75 personas, quienes se encargan de darles mantenimiento a más de 100,000 pozos, de 13 municipios del departamento de San Salvador.

“La labor diaria que tenemos, dada la obsolescencia de las tuberías que ya tienen más de 80 años y que en su casi totalidad ya rebasan la capacidad de flujo de las aguas, se ha convertido en una labores correctivas, de limpieza, desobstrucción y cambios de tramos que ya no sirven y que están colapsados, eso coloca al personal, en situaciones de alto riesgo”, expresó Marta Nuila, encargada del área de saneamiento de la región metropolitana de ANDA.

Un ejemplo de los trabajos complejos que ha ejecutado la autónoma recientemente, sucedió en la colonia Los Santos II, donde en las viviendas del pasaje 15 las aguas negras ha brotado en los sanitarios, que según los técnicos de la entidad se debe a conexiones ilegales de aguas lluvias al colector de aguas negras, que este al recibir grandes descargas de agua queda obstruido.

“En esta tubería hemos sacado cantidades bárbaras de arenilla, que es muy común en tubería de aguas lluvias, también hemos estado sacando botellas, basura que al final han obstruido el pozo, ya llevamos dos semanas trabajando acá, el problema es que los muchachos se meten al pozo rápido porque el pozo vuelve a rebalsar”, explicó Sigfredo Sanchez, técnico del área de saneamiento de la autónoma.

En casos grandes, la entidad pone a disposición de los gambuceros, máquinas achicadoras, que según ellos en casos extremos es imposible utilizarlas debido a la evacuación de aguas lluvias en las tuberías de aguas negras, por lo cual optan utilizar las varillas gambuzas las cuales les resultan más efectivas.

La cuadrilla normalmente es conformada por dos gambuceros y dos albañiles, sin embargo cuando el problema es superior el número de personal es mayor, asimismo son asistidos a través de retroexcavadoras, camiones de volteo y vibro-compactadoras.

ANDA tiene un programa de protección dermatológica que se maneja desde atención privada con un especialista, dicho programa es amplio ya que consta de exámenes de laboratorio, dotación de medicamento y atención clínica, además de esto el personal es dotado de trajes especiales, guates, mascarillas, jabón desinfectante en pastillas, jabón líquido y asimismo la institución ha brindado un equipo de lavandería para el área de saneamiento.

Abel reconoce que su trabajo no lo realizaría cualquiera, sin embargo según él lo motiva es que a través este oficio ha logrado sacar adelante a sus cuatro hijos y a su familia: “A nosotros muchas veces nos menosprecian, con solo decir que son de aguas negras, que somos sucios, la gente nos mira mal, dicen que olemos mal, pero no nos damos por vencido porque sabemos que hay usuarios y también nuestra familia que al final valoran nuestro trabajo”, finalizó.

Comentarios

La redacción recomienda

29/12/2015

Todos necesitamos un cambio de actitud, cuida el agua

13/08/2015

PRESIDENTE SÁNCHEZ CERÉN Y TITULAR DE ANDA REINAUGURAN PLANTA PARA MEJORAR SERVICIO A SANTA TECLA