Galicia constituirá el Consejo para el uso sostenible del agua a lo largo de 2013

277
0
277
  • El Conselleiro Agustín Hernández y Francisco Menéndez, Presidente de Augas de Galicia
  • El titular de Medio Ambiente precisa que esta ley contempla el endurecimiento del régimen sancionador para que no sea más barato contaminar que depurar.
  • La normativa permitirá el establecimiento de un modelo para la explotación de las depuradoras, por lo que los ayuntamientos podrán solicitar que la Xunta gestione las estaciones depuradoras de aguas residuales municipales.
  • A lo largo del 2013 estará constituido el Consejo para el uso sostenible del agua, órgano que intenta garantizar la participación ciudadana en la gestión de los recursos hídricos.
  • La vigente Ley de Aguas contempla una bonificación de un 90% para usuarios de pozos particulares y traídas vecinales legalmente constituidas y en el caso de resultar antieconómico el cobro, no se recaudará el canon.
  • Los usos agrícolas y ganaderos tampoco tendrán que pagar el Canon del agua, como medida de discriminación positiva para estas actividades económicas del rural.

(Xunta) El conselleiro gallego de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, reiteró hoy en su intervención parlamentaria que la Ley de Aguas contiene las herramientas que permitirán conseguir un buen estado ecológico de las aguas en el año 2015, protegiendo de manera especial las rías gallegas.

La Ley de Aguas posibilita cumplir los objetivos de la citada Directiva europea, optimizando la calidad de las aguas y fomentando el uso sostenible de este recurso. Hernández precisa que esta ley contempla el endurecimiento del régimen sancionador para que no sea más barato contaminar que depurar. Además, en la nueva normativa destaca la definición del régimen de las obras de interés de la Comunidad Autónoma, a partir de los Planes Gallegos de Saneamiento y Abastecimiento y con un régimen jurídico que agiliza su tramitación.

La normativa establece un modelo para la explotación de las depuradoras de aguas residuales, por lo que los ayuntamientos podrán solicitar a la Xunta de Galicia que la Administración autonómica gestione las estaciones depuradoras de aguas residuales municipales.

En lo que se refiere a la línea de actuación económica de esta ley, se aplica el principio de recuperación de los costes de los servicios relacionados con el agua y del principio de austeridad en la Administración hidráulica y se suprime el Canon de Saneamiento, que es sustituido por el Canon del agua, mucho más justo para la ciudadanía, con un importe en función de los consumos e importantes exenciones y descuentos para el rural.

Consejo para el uso sostenible

La Ley de Aguas intenta garantizar la participación de la ciudadanía en la gestión de los recursos hídricos. Con este fin se crea el Consejo para el uso sostenible del agua, órgano que estará constituido a lo largo de este año 2013. Esta estructura se desarrolla a través de seis reglamentos que prevé la Ley: tres ya están actualmente en vigor ( Estatuto de Augas de Galicia; el Reglamento de régimen económico del canon del agua y del coeficiente de vertido; y el Reglamento marco de la prestación del servicio de saneamiento y depuración).

Un cuarto Reglamento es el decreto de colaboración con las entidades locales, está en las últimas fases de su tramitación. Y por último, el Reglamento marco del servicio de abastecimiento y el Reglamento que determina el procedimiento de tramitaciones de los planes gallegos de abastecimiento y saneamiento, serán desarrollados a lo largo de este año 2013.

Agustín Hernández indicó que además se prevé la aprobación de las Instrucciones Técnicas para las Obras Hidráulicas de Galicia (ITOHG), normativa técnica de referencia que homogeneiza criterios en cuanto a diseño, construcción y explotación de obras hidráulicas.

Bonificaciones y exenciones

El responsable de Infraestructuras explicó que la Ley de Aguas incorpora un canon del agua imprescindible y con un destino finalista para mejorar la depuración y el abastecimiento de las aguas en los ayuntamientos.

En relación al canon del agua, la vigente Ley de Augas de Galicia contempla una bonificación de un 90% para aquellos usuarios que se abastezcan de pozos particulares y traídas vecinales legalmente constituidas, como consideración por el esfuerzo que tuvieron que dedicar a su autoabastecemento. La misma ley dispone que en caso de que resulte antieconómico, no se recaudará el canon del agua. Hernández reiteró que esto es así para traídas vecinales y pozos particulares, que, de hecho, ya no están pagando.

Además, cabe destacar que los usos agrícolas y ganaderos tampoco tendrán que pagar el Canon del agua, como medida de discriminación positiva para estas actividades económicas del rural, una consideración que no existe a día de hoy con el actual canon de saneamiento.

En lo que se refiere a las captaciones de agua particulares, los abastecimientos con fuentes propias no están obligados al pago del Canon del agua, porque la propia Ley de Aguas ya definía los mecanismos para que esto fuese así. En concreto, la Ley establece que en el caso de las captaciones de agua por particulares, al igual que para las comunidades de usuarios, se aplique una bonificación del 90% en el canon del agua.

El conselleiro Agustín Hernández concluyó que la Ley de Aguas es mucho más que el soporte de un tributo, puesto que se trata de una pieza fundamental para la organización y el sostenimiento de una nueva y más eficaz Administración hidráulica, y una herramienta de futuro para asegurar que la transparencia y la calidad en la gestión y en el servicio logren ser el fiel reflejo de un agua y de una Galicia cada paso mejor. 

Comentarios