Aqualia
Connecting Waterpeople

El MITECO destina 2,5 M€ a la recuperación de los ríos afectados por el incendio de Navalacruz

  • MITECO destina 2,5 M€ recuperación ríos afectados incendio Navalacruz
  • El pasado 14 de agosto se declaró un gran incendio en la provincia de Ávila que llegó a alcanzar una extensión de más de 22.037,85 hectáreas, convirtiéndose en uno de los peores siniestros de la historia de España.
  • El perímetro del incendio afectó en un 30% al espacio natural protegido de las Sierras de la Paramera y Serrota, un enclave incluido dentro de la Red Natura 2000.
  • Las actuaciones se llevarán a cabo en los más 375 kilómetros de ríos pertenecientes a las demarcaciones del Duero y del Tajo.

Sobre la Entidad

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Vicepresidencia Cuarta del Gobierno de España - Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Liderado por Teresa Ribera.
ABB

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) destina 2,5 millones de euros a trabajos de recuperación ambiental en ríos pertenecientes a las demarcaciones hidrográficas del Duero y del Tajo afectados por el incendio forestal de Navalacruz (Ávila). Este incendio, que se inició el pasado 14 de agosto y estuvo activo durante varios días, es uno de los peores en la historia de España.

Se calcula que el fuego afectó a más de 375 kilómetros de ríos distribuidos en 106 tramos pertenecientes a la demarcación del Duero en su vertiente norte (69 ríos cuyas aguas vierten al Adaja) y a la demarcación del Tajo en la vertiente sur (37 ríos cuyas aguas vierten al Alberche). Con el fin de recuperar estas zonas se han adjudicado obras de restauración con un importe de 2 millones para la Confederación Hidrográfica del Duero y 500.000 euros para la Confederación Hidrográfica del Tajo. El plazo previsto de ejecución de estos trabajos es de 18 meses.

La magnitud del incendio y el gran número de cauces afectados requiere de rápida actuación con el principal objetivo de recuperar el entorno y evitar el riesgo erosivo que suponen las lluvias del otoño. Por ello, las principales actuaciones consisten en la restauración para reducir los efectos de los procesos erosivos post-incendio para proteger el dominio público hidráulico y la calidad de las masas de agua afectadas, así como la recuperación de sus ecosistemas asociados. También se realizarán trabajos para la divulgación de las actuaciones ejecutadas y el seguimiento de las poblaciones de desmán ibérico (Galemys pyrenaicus) de la zona.

Zonas de Especial Conservación

El pasado 14 de agosto se declaró un gran incendio forestal en la provincia de Ávila que afectó durante varios días a numerosos municipios de las cuencas hidrográficas del Duero y del Tajo. La Sierra de la Paramera, que da nombre a este proyecto de restauración, fue uno de los espacios naturales más afectado.

Según la estimación de la Junta de Castilla y León, se quemó una superficie total de 22.037,85 hectáreas (ha) con zonas de alto valor ecológico, de las cuales 2.738 ha (el 12,4%) corresponden a superficie forestal arbolada, cerca de 18.400 ha (el 83,5%) son superficie forestal desarbolada y unas 900 ha (el 4,1%) es superficie no forestal.

Además, el incendio afectó a diversos espacios incluidos en la Red Natura 2000, entre los que destacan la Zona Especial de Conservación (ZEC) Riberas del Río Adaja y sus afluentes y la ZEC Sierra de la Paramera y Serrota, en la que se quemaron unas 10.700 ha, casi la mitad de su superficie. Estas zonas dan cobijo a poblaciones de especies asociadas a ecosistemas fluviales con gran interés de conservación, entre las que destacan el desmán ibérico, en peligro de extinción en el Sistema Central.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda