Connecting Waterpeople

El cambio climático podría provocar "sequías de nieve" en el oeste de los Estados Unidos

1
495
  • cambio climático podría provocar "sequías nieve" oeste Estados Unidos

Los años consecutivos de poca nieve podrían ser seis veces más comunes en todo el oeste de los Estados Unidos durante la segunda mitad de este siglo, según un estudio dirigido por la Universidad de Idaho. Esta circunstancia llevaría a desafíos ecológicos y económicos, como la expansión de las temporadas de incendios y las malas condiciones de nieve en estaciones de esquí.

"En todo el oeste, generalmente estamos perdiendo una gran cantidad de nuestra capa de nieve: en muchos lugares, las condiciones de poca nieve serán cada vez más consistentes de año en año", dijo Adrienne Marshall, investigadora postdoctoral en la U of I's College of Natural Resources y líderdel estudio. “Cada vez que tenemos una sequía de nieve, estamos profundizando en nuestros recursos hídricos y los recursos del ecosistema. Estamos reduciendo nuestros ahorros sin reabastecer el banco”, añadió.

Algunas investigaciones anteriores muestran que el calentamiento de las temperaturas, relacionado con el cambio climático, generalmente reducirá la capa de nieve y conducirá a un deshielo más temprano en el oeste de los EE. UU., pero la variabilidad anual de la capa de nieve no se había establecido bien. El equipo analizó los cambios proyectados en la variabilidad de año a año de la capa de nieve máxima y el momento de la capa de nieve máxima utilizando condiciones históricas de 1970-99 y la capa de nieve proyectada para 2050-79 en un escenario climático futuro con altas emisiones de carbono, adoptado por el Panel Intergubernamental sobre el cambio climático. En este escenario, las emisiones aumentan a lo largo del siglo XXI.

Para 2050-79, la frecuencia promedio de sequías de nieve consecutivas (años con poca capa de nieve) aumentó de 6.6% a 42.2% en las montañas occidentales. Los autores definieron la sequía de nieve como condiciones de baja capa de nieve que históricamente ocurrieron 1 de cada 4 años. Estos cambios fueron mayores en Sierra Nevada y Cascades y en las elevaciones más bajas de las Montañas Rocosas del norte.

"En todo el noroeste interior, incluido el norte y el centro de Idaho, esperamos ver un aumento real en las sequías de nieve consecutivas", dijo Marshall. "Las sequías probablemente ocurrirán en los rangos de elevación más bajos que históricamente recibieron una cantidad decente de nieve que ahora está cayendo como lluvia".

El estudio también proyecta que la variabilidad anual de la capa de nieve máxima en todo el oeste disminuirá, principalmente en áreas en transición de precipitación nevada a lluvia. Además, se pronostica que el momento del pico de nieve anual se producirá antes y en un rango más amplio de meses. Históricamente, el manto de nieve alcanzó su punto máximo en abril, pero las proyecciones para 2050-79 predicen más nevadas máximas en marzo o antes.

Los investigadores sugieren que las estaciones de esquí necesitarán prepararse para una capa de nieve consistentemente más baja y un momento más inconsistente de la capa de nieve máxima, y ​​las estaciones de esquí de baja elevación deben esperar un aumento en la sequía de nieve. Según el documento, los administradores de los reservorios deberán desarrollar estrategias de adaptación para tener en cuenta los aumentos en la sequía de nieve y un momento más temprano y más inconsistente de deshielo además de las descargas de agua programadas habitualmente.

Los autores también sugieren que una disminución constante en la capa de nieve máxima puede afectar negativamente a la vida silvestre amenazada y la vegetación, incluido el establecimiento de árboles y el estrés hídrico de verano.

Puedes leer la noticia completa en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda