Connecting Waterpeople

Los campos eléctricos pueden mejorar la eficacia de la depuración de las aguas residuales

  • campos eléctricos pueden mejorar eficacia depuración aguas residuales
  • Un nuevo avance tecnológico utiliza un campo eléctrico para conseguir una eliminación eficaz y de bajo coste del amoníaco de las aguas residuales.

Dada su toxicidad para el medioambiente, el amoníaco se elimina durante la depuración de las aguas residuales y luego se utiliza como fertilizante o combustible. Sin embargo, este proceso requiere mucha energía y productos químicos. Ahora, se ha demostrado que la aplicación de un campo eléctrico externo puede mejorar en gran medida la eficacia de la eliminación del amoníaco de las aguas residuales, haciéndola más rentable y eficiente energéticamente.  

El amoníaco es uno de los muchos contaminantes presentes en las aguas residuales y puede ser tóxico para la vida marina y terrestre. Por eso, en un proceso llamado "air stripping", se elimina de las aguas residuales y se utiliza posteriormente como fertilizante o combustible. La extracción por aire convierte el amoníaco en un gas que puede salir de la superficie de las aguas residuales. Pero este proceso no es eficiente: consume mucha energía y requiere temperaturas específicas, suministro de aire y muchos productos químicos, lo que lo hace caro.

Para solucionar estos inconvenientes, en un estudio publicado en Water Research (disponible en línea el 5 de agosto de 2021 y publicado en el volumen 203 de la revista el 15 de septiembre de 2021), investigadores de Corea del Sur han demostrado que la simple aplicación de un campo eléctrico durante el stripping con aire puede mejorar sustancialmente la eficiencia de la eliminación del amoníaco, incluso en condiciones no óptimas. "Hasta ahora, se pensaba que la eliminación del amoníaco de las aguas residuales dependía únicamente del pH, la temperatura y el suministro de aire. Sin embargo, hemos demostrado que un campo eléctrico también puede actuar como modulador de este proceso", afirma el profesor Young-Chae Song, investigador principal de este estudio.

El equipo descubrió que, los campos eléctricos con una corriente alterna de 50 MHz y una potencia de 15 V/cm, mejoran significativamente la eficiencia de eliminación del amoníaco, aumentándola del 51% al 94%, incluso en condiciones no óptimas. Por lo tanto, se podría conseguir un mayor rendimiento de la eliminación de amoníaco y reducir considerablemente el consumo de energía y productos químicos. "Nuestras simulaciones demostraron que la aplicación de campos eléctricos proporciona una eficiencia de eliminación de amoníaco similar a la de los métodos convencionales a una temperatura, un suministro de aire y un pH mucho menores. Además, la energía necesaria para alimentar el campo eléctrico es una fracción ínfima de la que se necesita para lograr estas condiciones "óptimas"".

De hecho, esta nueva plataforma de campo eléctrico acoplado podría proporcionar una forma más económica de eliminar el amoníaco de las aguas residuales y reducir la huella de carbono asociada a este proceso.

Puedes leer la noticia original en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda