Connecting Waterpeople

Un estudio desarrolla un sistema de tratamiento de aguas sostenible inspirado en la naturaleza

  • estudio desarrolla sistema tratamiento aguas sostenible inspirado naturaleza

Estudiantes de Ingeniería Química de la Universidad de Monash se han inspirado en el ciclo natural de tratamiento del agua que se encuentra en la naturaleza para desarrollar un sistema de tratamiento del agua sostenible e independiente que elimina los contaminantes orgánicos persistentes de las aguas residuales industriales.

Las aguas residuales industriales son una preocupación mundial y, si no se tratan, arrastran metales pesados, toxinas e hidrocarburos de petróleo que pueden tener implicaciones directas en los ecosistemas acuáticos y, posteriormente, afectar a los recursos alimentarios y al suministro de agua. Es por ello que se necesita una gestión adecuada para minimizar el riesgo que los residuos industriales pueden tener en el medioambiente.

Desarrollado por los estudiantes de doctorado Mostafa Dehghani y Mahdi Naseri y la estudiante de grado Clare Carew, el sistema único Stand Alone Sunflow System (SASS) utiliza materiales fácilmente accesibles y asequibles para proporcionar una opción de tratamiento de agua independiente y sostenible que requiere menos mano de obra y mantenimiento en comparación con los sistemas tradicionales, y tratará los contaminantes orgánicos persistentes del agua contaminada procedente de pequeñas y medianas industrias. Dehghani afirma que la principal motivación para desarrollar la tecnología SASS fue frenar el impacto global de las aguas residuales industriales: “Según cifras recientes de las Naciones Unidas, en 2030 la mitad del mundo, incluyendo muchas zonas de bajos recursos, se enfrentará a la escasez de agua. Esta fue nuestra principal motivación para diseñar un sistema de tratamiento de agua inspirado en la naturaleza, que aprovecha la luz solar, especialmente en zonas con una alta intensidad lumínica como Australia”.

"Los sistemas disponibles actualmente en el mercado son ineficaces o producen un contaminante secundario que hay que eliminar en el medio ambiente. Nuestro prototipo pretende ofrecer un tratamiento sostenible de los contaminantes orgánicos persistentes, como los compuestos fluorados, en entornos con pocos recursos", dijo el Sr. Dehghani.

El diseño de SASS, que ha sido reconocido recientemente por la Fundación James Dyson, evita el uso de fuentes de energía basadas en combustibles fósiles o de productos químicos que supongan un peligro para la salud humana o medioambiental. El sistema también utiliza un catalizador de celulosa y óxido de zinc activado por la luz solar para descomponer los contaminantes orgánicos del agua que circula por un tanque de tratamiento. El prototipo piloto aprovecha la luz solar y luces UV alimentadas por paneles solares que se activan cuando no hay suficiente luz solar, mientras un microcontrolador gestiona el caudal de agua a través del sistema. Al final del ciclo de tratamiento, el agua limpia sale del sistema.

En la actualidad, faltan métodos sostenibles y económicos para tratar los contaminantes orgánicos persistentes, sobre todo en entornos con pocos recursos. Los materiales utilizados en este sistema concreto proceden de fuentes abundantes y asequibles, lo que convierte al SASS en una alternativa mucho más asequible. Los estudiantes están tratando de atraer inversiones para mejorar el SASS e implementar microcontroladores especialmente diseñados para gestionar varios sensores y controlar el caudal de agua contaminada y tratada. Una vez finalizado el proyecto, la intención es trabajar con industrias como la cervecera, la textil, la alimentaria y la de impresión para aplicar la tecnología SASS a sus procesos de comercialización.

Puedes leer la noticia original en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda