Connecting Waterpeople

Reutilización de aguas residuales para abastecimiento

2
  • Reutilización aguas residuales abastecimiento
    Una representación esquemática del sistema híbrido de suministro de agua desarrollado por ingenieros de la Universidad de Rice. Ilustración de Lu Liu.

La eficiencia del abastecimiento de agua urbana podría ser mucho mayor, según investigadoras de la Universidad Rice que señalan que debería incluir una proporción sustancial de agua regenerada. Han utilizado la ciudad de Houston como modelo para desarrollar un plan que podría reducir el volumen extraído de aguas superficiales en un 28% mediante la reutilización de aguas residuales depuradas para el abastecimiento.

Aunque el coste energético de sistemas de depuración avanzados sería significativo, el ahorro que supondría suplementar el envío de agua desde lejos con “reutilización potable directa” de aguas residuales domésticas compensaría los gastos.

Qilin Li, coautora e ingeniera ambiental de la Universidad Rice y Lu Liu, investigadora postdoctoral y autora principal, han publicado el estudio en Nature Sustainability. Las investigadoras, en asociación con el Centro de Investigación de Ingeniería de Nanosistemas para el Tratamiento del Agua mediante Nanotecnología (NEWT), han desarrollado un modelo integral del impacto y los beneficios ambientales y económicos de dicho sistema. Según el modelo, la reconfiguración del sistema de saneamiento de Houston, con la consolidación de las actuales 39 depuradoras a 12, puede mejorarse para garantizar la resiliencia del sistema de distribución de agua de la ciudad.

Li señala que se dispone de tecnologías para el tratamiento de las aguas residuales y que alcancen la calidad de agua potable, pero su coste es demasiado alto, por lo que el estudio ha analizado el coste que ha de tener la tecnología para que el sistema tenga sentido desde el punto de vista económico y energético. Se contemplan cuestiones como la escala del sistema, el número de fuentes de suministro y las zonas que abastecen, además de su ubicación, de forma cuantitativa.

Aunque la ciudad de Houston puede no ser muy representativa de los sistemas municipales, ya que el sistema de saneamiento está muy distribuido, no ese el caso en cuanto al sistema de abastecimiento. El estudio ha analizado la reutilización potable directa (el agua tratada va directamente al sistema de abastecimiento como agua bruta sin pasar por una masa de agua), ya que el modelo muestra que es la opción más económica para ciudades ya establecidas. Sin embargo, las autoras señalan que la mejor opción para un nuevo desarrollo urbanístico podría ser tener circuitos separados de agua potable y no potable. Aunque un sistema de esas características sería prohibitivo en un lugar como Houston, sería más barato en una nueva población, donde el efluente de aguas residuales puede recibir un tratamiento mínimo, suficiente para utilizar el agua para el riego o las cisternas de inodoros.

Puedes leer la noticia completa en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda