Connecting Waterpeople

Trump deroga la regla de la era de Obama que conservaba los humedales y las corrientes

32
  • Trump deroga regla era Obama que conservaba humedales y corrientes

El gobierno de Trump ha revocado una de las reglas ambientales más extensas de la era de Obama que protegía de los contaminantes a muchos humedales y pequeñas corrientes en los Estados Unidos. 

La decisión de derogar la regla del Agua de los Estados Unidos de 2015, también conocida como WOTUS, es la última de una serie de intentos de revertir las regulaciones ambientales establecidas cuando Barack Obama era presidente. 

La regulación de la era de Obama se había implementado en 22 estados, el Distrito de Columbia y los territorios de EE. UU., mientras que las regulaciones de la era de 1980 estaban vigentes en 27 estados. Sin embargo, esta regla era motivo de enfado para la oposición de los agricultores, mineros del carbón y desarrolladores de viviendas que creían que perjudicaba el desarrollo económico. 

El administrador de la Agencia de Protección Ambiental, Andrew Wheeler, se ha referido a esta situación en un comunicado: “La acción del Paso 1 de hoy cumple una promesa clave del presidente Trump y prepara el escenario para el Paso 2: una nueva definición de WOTUS que proporcionará una mayor certeza regulatoria para los agricultores, propietarios, constructores de viviendas y desarrolladores a escala nacional."

Según The Guardian, Andrew Wheeler dijo en una conferencia de prensa que revocar esta regla "pone fin a un acaparamiento de poder atroz, elimina un mosaico continuo de regulaciones de agua limpia y restaura un marco regulador familiar y de larga data".

"A medida que se amplía el alcance, también lo hace el poder de Washington sobre la propiedad privada y la autoridad tradicional de los estados para regular sus recursos hídricos terrestres", agregó.

La política de reemplazo que desarrollará la EPA y el Ejército de los EE. UU. Tendrá una definición más restrictiva de humedales y arroyos protegidos al restablecer las reglamentaciones sobre el agua que se emitieron en la década de 1980. Wheeler también dijo que comenzarían a volver a analizar qué corrientes se pueden regular, una tarea que no se completará hasta este invierno.

Respecto a esto, los grupos ambientalistas han criticado la medida diciendo que la nueva política dejará a más de un millón de personas con agua potable menos segura y eliminará la protección de muchos arroyos pequeños y humedales que limitan las inundaciones, filtran los contaminantes y proporcionan hogares para una variedad de animales. Por otro lado, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales dijo que la acción de la administración sería impugnada en los tribunales.

"La Regla del Agua Limpia representaba una ciencia sólida y una política pública inteligente", dijo el grupo en un comunicado. "Donde se ha aplicado, ha protegido importantes vías fluviales y humedales, proporcionando seguridad a todos los interesados".

Varios gobernadores, entre ellos el gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum, acogieron con beneplácito el anuncio y dijeron que reconocía "la capacidad de los estados para administrar sus propias aguas".

Lee la noticia completa en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda