Connecting Waterpeople
INVESTAGUA, 19 de abril

La vegetación, clave para la calidad del agua potable durante las inundaciones

  • vegetación, clave calidad agua potable durante inundaciones
    (Imagen: Dan Garcia, Seqwater)

Un equipo de investigadores de la Universidad de Griffith en Australia ha utilizado las inundaciones de la ciudad de Brisbane en 2011 para demostrar que revegetar las orillas de los ríos puede reducir la carga de sedimento que acaba en el agua de abastecimiento cuando se producen inundaciones.

El análisis de 62 kilómetros del río Brisbane antes y después de la inundación del año 2011, publicado en la revista Science of The Total Environment, demostró que replantar árboles puede reducir en gran medida la erosión de las orillas durante las avenidas, con lo que se reduce el arrastre de suelo y el sedimento en el agua de abastecimiento, y los costes asociados.

“Sucesos como las inundaciones que tuvieron lugar en Brisbane en el año 2011 son catastróficos, pero no solemos pensar en las consecuencias que tienen para el agua potable”, señaló Joe McMahon, investigador principal y estudiante de doctorado en el Instituto Australiano de Ríos. “Las inundaciones del año 2011 arrastraron millones toneladas de sedimento de las orillas de los ríos al agua de abastecimiento de la región”.

Los investigadores estudiaron 1688 emplazamientos a lo largo de 62 kilómetros, comparando el nivel de erosión en zonas con diferente cubierta vegetal. Observaron que el deterioro del río, con eliminación de vegetación de ribera y extracción de arena y grava, tiene un efecto sobre el nivel de erosión de las orillas. “Nuestro estudio muestra que los árboles protegen las orillas del río de la erosión, incluso en caso de avenidas extraordinarias como la del año 2011.”

En lugares con mayor erosión de los márgenes fluviales solo quedaba el 50% del bosque de ribera original. Según el estudio, aumentar la zona arbolada hasta el 75% disminuiría la erosión a la mitad. Los investigadores sugieren que las alteraciones en el río debido a cambios en los usos del suelo son reversibles mediante la restauración de los ecosistemas fluviales.

“La reintroducción de los árboles protegería el abastecimiento de agua potable durante las inundaciones”, dijo McMahon. La vegetación arbórea sería aún más eficaz a la hora de prevenir la erosión en caso de avenidas de menor entidad, a la vez que aportan otros beneficios como aumento de la biodiversidad y captura de carbono. Y puntualizó: “También tenemos que evitar otras perturbaciones, relacionadas con la extracción de arena y grava” para proteger los ríos y el abastecimiento durante las inundaciones.

Puedes leer la noticia completa en Smart Water Magazine.

La redacción recomienda