El PP de Málaga pide a la Junta de Andalucía que acometa el saneamiento integral de la provincia, valorado en 360 millones de euros

57
0
57
  • Málaga (Wikipedia)
  • "Es inadmisible que la Junta siga sin acometer las 23 depuradoras que le corresponden, así como la mejora y ampliación de muchas otras que se han quedado obsoletas; es un asunto de vital importancia para Málaga como destino turístico", ha afirmado el portavoz del PP en el ente supramunicipal, Francisco Salado.

(EuropaPress) El PP en la Diputación de Málaga exigirá en el pleno ordinario de este lunes a la Junta de Andalucía que acometa las actuaciones que tiene pendientes para lograr el saneamiento integral en la provincia de Málaga, valoradas en 390 millones de euros.

La Junta de Andalucía, el Gobierno de España y la Diputación de Málaga se repartieron la construcción de estaciones depuradoras y el Gobierno andaluz aprobó a finales de 2010 el Plan andaluz de depuración y saneamiento, que preveía inversiones por valor de 390 millones en la provincia de Málaga.

"Es inadmisible que la Junta siga sin acometer las 23 depuradoras que le corresponden, así como la mejora y ampliación de muchas otras que se han quedado obsoletas; es un asunto de vital importancia para Málaga como destino turístico", ha afirmado el portavoz del PP en el ente supramunicipal, Francisco Salado.

En este punto, ha recordado que la Diputación de Málaga y el Ministerio de Medio Ambiente han firmado recientemente un acuerdo para invertir 25 millones de euros en la construcción de depuradoras en los 17 municipios del Genal-Guadiaro, "una iniciativa que representa la culminación del compromiso adquirido por ambas instituciones para lograr el saneamiento integral de la provincia y para avanzar hacia el 'vertido cero' en 2015", ha afirmado a través de un comunicado.

Los municipios de la provincia que se beneficiarán son Algatocín, Alpandeire, Atajate, Benadalid, Benalauría, Benaoján, Benarrabá, Cartajima, Cortes de la Frontera, Faraján, Genalguacil, Igualeja, Jimera de Líbar, Jubrique, Júzcar, Montejaque y Pujerra.

Además, Salado ha criticado que la Junta pusiera en marcha en mayo de 2011 el 'canon del agua', "por el que los andaluces comenzaron a pagar más caro su recibo del agua con la justificación de que se reinvertiría lo recaudado en la construcción de infraestructuras del ciclo integral del agua. Sin embargo, en Málaga no se ha iniciado una sola obra desde esa fecha, pese a que se han recaudado casi 30 millones de euros", ha continuado.

El portavoz del PP ha apuntado que más del 40 por ciento de los municipios no depuran actualmente sus aguas residuales, vertiéndolas a los ríos sin tratamiento previo, por lo que esos recursos renovables anuales cuantificados en los acuíferos no cumplirán los objetivos e la Directiva Marco de Agua (DMA) para 2015. Es el caso de Nerja --aunque el Gobierno ya ha licitado la depuradora y cumplirá con su compromiso--, Álora, Pizarra, Cártama, Alhaurín el Grande, Coín y toda la Serranía excepto Ronda y la Entidad Local Autónoma (ELA) Serrato.

Además, una decena de las plantas existentes presentan problemas de distinta índole que no permiten obtener la eficacia que exige la normativa, ha señalado Salado. Alcaucín, Ardales, Cañete la Real, Canillas de Albaida, Comares, Cútar, Frigiliana, Gaucín, Macharaviaya, Parauta y Sayalonga no figuran en las actuaciones de la Junta para conseguir el vertido cero en el horizonte de 2015, según el portavoz 'popular'.

Esta situación impide la recuperación de la calidad ecológica de los ríos, de modo que se incumplió la Directiva 91/271/ CEE sobre tratamiento de aguas residuales que fijaba el límite en el 1 de enero de 2006.

Ahora, la directiva Marco de Agua contempla un nuevo calendario, hasta 2015, para recuperar el buen estado ecológico de los ríos a través de programas de restauración, "algo que se presenta imposible si antes no se depuran las aguas residuales", ha advertido Salado.

Comentarios