El oleoducto Balboa es una grave amenaza para Doñana, según Ramsar y WWF

90
0
90

Cuando está a punto de tomarse una decisión sobre el oleoducto Balboa, Ramsar hace público su informe que recoge conclusiones similares a las de UNESCO. Ambos determinan que hay varios proyectos y problemas ambientales que ponen en grave riesgo la continuidad de sus títulos internacionales, entre los que destaca esta infraestructura, por lo que establece una revisión de su situación en 2013.

El informe de la Secretaría del Convenio Ramsar de Humedales sobre el estado de Doñana se hacía público la semana pasada en la web de la organización. Como hiciera el estudio de UNESCO, el de Ramsar evalúa la situación del entorno natural de Doñana tras la visita realizada a principios de año por una misión internacional de ambos organismos y la UICN. En él se refleja un total de 17 recomendaciones específicas para mejorar la conservación del Espacio Natural.

Las conclusiones de Ramsar ratifican las de UNESCO y confirman las denuncias que WWF hacía públicas en enero con motivo de la visita internacional.

Ramsar considera que proyectos como el Oleoducto Balboa, el dragado del Guadalquivir o un posible desdoble de la A-483 (Bollullos-Matalascañas) son un peligro directo y cierto para los espacios naturales de Doñana:

“la misión hace notar que existen una serie de cuestiones, incluidos la propuesta de dragado adicional del Bajo Guadalquivir; la situación del Acuífero de Doñana; la propuesta de construcción del oleoducto de Balboa desde Huelva a Extremadura; y los efectos acumulativos de los proyectos de infraestructuras fuera del sitio del Patrimonio Mundial y Sitio Ramsar que podrían tener un impacto sobre los valores e integridad del sitio.”

El informe añade que Ramsar deberá examinar en 2013 si el sitio Ramsar debe ser mantenido en el Registro de Montreux de humedales en peligro de la Convención, en relación con las siguientes cuestiones:

- “los riesgos que implica el proyecto de oleoducto Balboa desde Huelva a Extremadura, si el proyecto no se cancela o por lo menos cambia sustancialmente su diseño;
- los efectos de la propuesta de un dragado adicional del Bajo Guadalquivir, si finalmente se lo aprobara sin un plan de gestión integral para esa zona destinado a mejorar la calidad ambiental del río; y
- el grado de efectiva implementación del Plan Especial de Ordenación de las Zonas de Regadío, ubicadas al Norte de la Corona Forestal de Doñana destinado, entre otras cosas, a controlar las extracciones de agua del Acuífero de Doñana.”

Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF, concluye:

“Los organismos internacionales son conscientes de la situación de riesgo en que se encuentra Doñana. WWF espera que ahora lo sea el Ministerio de Medio Ambiente que tiene en su mano emitir una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa para el oleoducto Balboa y así eliminar una de las mayores amenazas para este Parque Nacional”.  

Comentarios